¿Se pega a las mujeres por maldad o por mala educación?

Redacción 4 enero 2017 Noticias
Imagen de ¿Se pega a las mujeres por maldad o por mala educación?

x

No llevamos ni media semana de año 2017 y ya se ha producido la primera víctima mortal de la llamada violencia “de género”. Un magistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, Antonio Salas, tuvo la ocurrencia de comentar este asesinato en su cuenta de Twitter atribuyéndolo a la maldad. Inmediatamente se sucedieron los reproches al magistrado por achacar estos crímenes a la maldad humana y no a la educación machista. He aquí el tuit inicial y algunas de las réplicas posteriores del juez.

x

x

Prohibido cuestionar

Lo que inmediatamente se pone de manifiesto en este debate, como en tantas otras ocasiones, es en primer lugar que el discurso progre dominante no se puede poner en cuestión. Si no fuera porque los progres no creen en El, habría que decir que lo que ellos dicen es Palabra de Dios. El discurso progre no es discutible, es obligatorio, se impone por ley y si alguien lo cuestiona debe ser represaliado. El discurso progre no se piensa, se acata y punto. Y más un magistrado, que debe ser quien imponga al resto de la sociedad el pensamiento dominante a través de la ley. Verificada una vez más la imposición cada vez más opresiva del discurso políticamente correcto, correremos no obstante el riesgo de pensar por nuestra cuenta si se pega a las mujeres por maldad o por mala educación.

x

El intelectualismo moral

La idea de que las personas no actúan mal por maldad, sino por desconocimiento o mala formación, es tan vieja como el pensamiento socrático. De hecho, ya en la antigua Grecia se conocía a esta forma de pensar como “intelectualismo moral”. La virtud se identificaba con la sabiduría. Si uno sabe que algo está mal, entonces no lo hace.

x

Por el contrario, todos tenemos la experiencia de que a veces sabemos perfectamente que algo está mal, y sin embargo lo hacemos. En algunos casos, incluso, puede pensarse que hay personas a las que hacer el mal a sabiendas les produce satisfacción. Una cosa es enseñar a alguien que algo está mal y otra, desgraciadamente, que esa persona después no lo haga. En caso contrario, bastaría con leer la ley a un delincuente para que dejara de delinquir. El desconocimiento de la ley, solemos decir, no exime de su incumplimiento. En el caso del intelectualismo moral, tendríamos que decir que quien desconoce la ley no puede cumplirla y, sobre todo, que quien la conoce no puede incumplirla.

x

El intelectualismo moral y la libertad

Evidentemente el intelectualismo moral tiene un grave problema respecto a la existencia de la libertad, en la medida en que sostiene que quien sabe que algo está mal ya no puede hacer el mal. La libertad, por el contrario, consiste precisamente en que el conocimiento no determina por completo nuestro comportamiento. El bien y el mal son elegibles, salvo que creamos que no existe la libertad. Por eso mismo también existe la virtud, la decisión de elegir hacer el bien pudiendo haber elegido hacer el mal. Si no creemos en la libertad tampoco podemos creer en la responsabilidad, y de hecho ni siquiera en la Justicia. Es extraño que se pretenda que un juez crea en el intelectualismo moral cuando para el intelectualismo moral no tienen sentido los tribunales. A quien hace el mal no hay que castigarlo porque no es responsable de sus actos, los cuales comete por desconocimiento. En el mundo del intelectualismo moral no debería haber un juez sino un instructor o un pedagogo que le enseñara el bien al criminal. A decir verdad, tratar a un maltratador como un mero ignorante es hacerle un gran favor al maltratador.

x

El machismo no explica la llamada “violencia de género”

Como el propio magistrado argumenta en sus tuits, incluso al margen del debate sobre el intelectualismo moral los asesinatos de mujeres no se explican por el “machismo”. Es muy frecuente que el que mata a su pareja después se suicide, ¿también hace eso por violencia de género? ¿Y los crímenes y maltratos entre parejas del mismo género? Si alguien pega a una mujer es violencia machista. Si alguien pega a un negro es violencia racista. ¿No hay entonces blancos que agreden o matan a blancos? ¿No se puede pegar a un blanco y a un negro por la misma razón o la misma sinrazón? Si se puede pegar a un negro sin ser racista, ¿no se puede pegar a una mujer sin ser machista?

x

A nadie se le escapa tampoco que la mayor parte de delitos, no sólo las agresiones “de género”, son cometidos por hombres. El 92,4% de la población reclusa en España, según los datos del INE, son varones. Es decir, más del 90% de los delitos los cometen los hombres. ¿Hablamos entonces de que los atracos a farmacias son robos machistas? O el machismo lo explica todo, o puede que no explique nada.

x

x

Obviamente hay una cosa en la que todos estamos de acuerdo y es en que a todos nos parece mal pegar a una mujer. En realidad, no se sabe qué educación machista es ésa que hemos recibido en virtud de la cual se nos enseñaba que estaba bien pegar a las mujeres. ¿A quién le han enseñado tal cosa? ¿Dónde? ¿Cuándo? El machismo de hace unas décadas, acaso, consistía más bien en sobreproteger a las mujeres, como si no se valieran por sí solas, no en que había que pegarlas. Nadie en sus cabales piensa que está bien pegar a las mujeres. En realidad, acaso por ese machismo sobreprotector del pasado, nuestra actitud general es más bien que está peor pegar a una mujer que pegar a un hombre. El maltratador sabe perfectamente que pegar a una mujer está mal. Si para acabar con la violencia “de género” bastara con que todo el mundo tuviera claro que está mal pegar a las mujeres, ya habríamos acabado hace mucho con la violencia de género.

x

Basta con echar un vistazo al número de mujeres que mueren asesinadas en España por sus parejas, por otro lado, para comprobar que se trata de una cifra creciente desde hace décadas. No se entiende por tanto que la educación vieja fuera la mala y la nueva educación sea buena si ahora hay más mujeres muertas que hace unas décadas.

x

¿Cuáles son los países con más violencia “de género”?

Una de las cuestiones que más trae de cabeza a los defensores de llamar así a la denominada violencia machista es comprobar que los países con más casos de violencia machista son los países nórdicos, los que llevan más décadas gobernados bajo los postulados del discurso progresista, aquellos en los que supuestamente la mujer habría tenido que alcanzar un mayor nivel de igualdad y en los que el machismo tendría que tener las cotas más bajas. Los predicadores de la ideología de género tratan de tapar la evidencia bajo el argumento de que no es que en Suecia haya más violencia machista, sino que se denuncia más. Sin embargo, cuando se atiende a las cifras de asesinatos de mujeres, cuyos guarismos no dependen de las denuncias, también ahí se comprueba que, en relación a su población, la cifras son iguales o mayores en los países nórdicos. El país europeo en el que más violencia sufren las mujeres seguramente es Rusia, la heredera de la igualitaria y atea URSS. Eso sí, probablemente Rusia es el país más violento con carácter general, no sólo respecto a la violencia que sufren las mujeres.

x

Si estamos buscando un país en el que no haya violencia “machista”, resulta que no existe. Sería como buscar un país en el que no hubiera robos, no hubiera violaciones, no hubiera infidelidades o no hubiera mentirosos. En este sentido da la impresión de que allí donde hay humanos hay mal, dando la razón al magistrado del Tribunal Supremo. Seguramente hay lugares en donde hay menos crímenes que en otros, menos robos que en otros y menos violaciones que en otros. Nos atrevemos a apostar a que todo va en un pack y que en donde hay menos delitos en general, probablemente también hay menos asesinatos de mujeres en particular.

x

Prohibido pensar

Todo lo anterior invita a deducir que hay razones lógicas de peso para cuestionar que el machismo sea la causa de todos los crímenes que se cometen contra mujeres, así como para dudar que la ideología de género sea la solución. Justamente por eso hay que prohibir que se ponga en cuestión la ideología de género y sus postulados. Si no hubiera razones de peso para dudar no haría falta prohibir que se dude.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (6)
  1. LIBERAL SEXUAL says:

    Una corrección a NAVARRA CONFIDENCIAL, el número de mujeres asesinadas por hombres lleva descendiendo desde hace ya más de una década, en el 2008 fueron contabilizadas 65 casos y el 2016 no se va a pasar de 50 caos, lo que ocurre es que 15 asesinatos menos en una población de 46.500.000 habitantes es un ato estadístico insignificante si lo comparamos por ejemplo con el numero de personas que se suicidaron, 4.000, para evitar suicidios a penas hay dinero público pero para VIOGEN ¡La de gente que vive de ello!

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 12 Thumb down 0

  2. Ispan says:

    Es que no se ha tenido en cuenta que ” to er mundo es bueno”, lo de la Constitución de 1812 los españoles tienen obligación de ser buenos y benéficos. Como todos sabemos en paises europeos donde la educación es exquisita en lo civico resulta que no hay asesinatos, ni robos, ni maltrato a las mujeres, ni violencia. Resulta que eso de la novela negra escandinava es un cuento irreal solo para vender.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  3. http://www.actuall.com/familia/asi-es-la-red-de-grupos-vinculados-al-psoe-que-saca-provecho-de-la-industria-de-los-malos-tratos/

    Esto explica claramente el por qué montamos lo que montamos cuando asesinan a 50 mujeres y no decimos nada cuando al tiempo se asesina a 40 hombres.

    El cochino dinero. Para esta gentuza cuantas más mujeres mueran, mejor, más dinero para sus bolsillos de tragadores.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 0

  4. clarete 2011 says:

    Muy bien, ya apareció el peine: Según se desprende de los comentarios que le hacen al juez Salas las feministas, la solución a la violencia de género pasa por “destinar perras, dinerico, a educar en igualdad” o “tener formación jurídica en género (familia, penal, social…)”. Como bien sospechaba, se trata de alimentar mejor a la industria de “lo políticamente correcto” en su división de “Género & Génera. S.A.”, o sea, más factorías de enajenación mental, más líneas de producción y más puestos de trabajo para los afiliados/as del sindicato feminista y sus allegados. Eso sí, mediante el consiguiente asalto al dinero del contribuyente.

    Y, otra pregunta que me hago cada vez que sale un caso de estos: ¿Por que no salen a la luz las circunstancias particulares de los protagonistas? (circunstancias familiares, situación laboral, procedencia, edades, formación, profesión, etc.) todo eso nos ayudaría a hacernos una idea más exacta del problema.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 0

  5. Javichu says:

    Estoy totalmente de acuerdo Sr. Clarete. Las noticias sobre la V. G. se nos cuenta muy objetivamente, nos llevamos la imagen de que el asesino era un cabronazo y punto. Pero, ¿no ayudaria más saber qué hay detrás? Normalmente tras estas muertes aparecen familias desestructuradas, malos tratos recibidos en el pasado, grandes injusticias y otras calamidades

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

  6. Cuenco says:

    Sobre este tema siempre pienso lo mismo: Qué diablos importarán al delincuente que mata a una persona (sea mujer, sea hombre) los minutos de silencio, las manifestaciones, las pancartas … Evidentemente, nada. El otro día un ministro decía que era necesario un “gran pacto de estado” sobre este tema. No sea ridículo, por favor. Sólo es cuestión de una tremenda y egoísta maldad. Y si me apuran, también influyen la cantidad de porquerías que nos metemos en el cuerpo, que enferman cuerpo y alma.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 21 de febrero de 2012