Si Ainhoa Aznárez se duerme en el Parlamento, queremos verlo

x

Polémica sobre la falta de transparencia en el Parlamento de Navarra

Hasta ahora la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, se ha caracterizado por un ejercicio zafio, abusivo y sectario de su cargo. Zafio por el chicle en la boca o los remedos de su escenita bebiendo cerveza a morro del caño de una máquina. Abusivo, por el chófer oficial utilizado para evitarse el dinero y/o la molestia de tener que usar otro coche para irse de vacaciones desde el Aeropuerto de Bilbao. Y sectario por usar la cuenta del Parlamento en Twitter para repercutir su presencia en Alsasua apoyando a los agresores de dos guardias civiles y sus parejas. O por utilizar el Parlamento como albergue de una exposición sobre los crímenes de 1936 en la que sólo se mencionaban los crímenes de un lado y en la que se mezclaban aquellos horrores con Enrique Maya o los hijos de Jaime Ignacio del Burgo.

x

Siendo todo lo anterior bastante penoso, Ainhoa Azánarez ha vuelto a conseguir ir un paso más allá al tratar de abroncar, censurar y coaccionar a un diputado del PSN, Guzmán Garmendia, por un artículo de opinión en el que criticaba la amordazante regulación sobre la presencia de los medios y la toma de fotografías en el Parlamento que pretende imponer Aznárez. La reacción de Aznárez no ayuda a desmentir su querencia por la mordaza.

x

En su artículo de opinión, el diputado socialista criticaba que Aznárez tratara de limitar la difusión de imágenes tomadas en el parlamento foral, concretamente el punto que establece que el personal de la Cámara, asistentes de los Grupos Parlamentarios, así como los Parlamentarios y las Parlamentarias Forales, deberán solicitar autorización a la Presidencia del Parlamento para la toma de fotografías o imágenes de las sesiones’, junto al que determina que ‘las personas invitadas a asistir a las sesiones del Pleno en la tribuna de público no podrán realizar fotografías ni grabaciones de audio o vídeo, salvo que hayan sido expresamente autorizadas por la Presidencia de la Cámara”.

x

Dicho de otro modo, Aznárez decide quién puede sacar fotos y quién no, o de qué se pueden sacar fotos y de qué no.

x

Imágenes tomadas por el público y otros diputados son, por ejemplo, las que nos han permitido pillar a diputados de diversas formaciones jugando con la tablet o el móvil cuando no directamente echando una siesta en toda regla, de las de pijama, orinal y padrenuestro, como estos dos diputados nacionales de Podemos.

x

x

Al parecer, Aznárez quiere controlar las imágenes que se toman para proteger a los diputados juguetones y durmientes de Podemos, acaso a ella misma, o bien al conjunto de los diputados. Ninguna de las opciones parece demasiado presentable. Si alguien se duerme o juega con la tablet, queremos saberlo. O tal vez ese control sirva para que sólo puedan tomar fotos los que ella decida, o sea los suyos, de quien ella decida, o sea los otros, de forma que si algún diputado se duerme, hace una peineta cuando se habla de las víctimas de ETA, se pone los cascos de oír música o asiste a un pleno en calzoncillos, sólo se conozcan las imágenes si no es un diputado del cuatripartito.

x

Por si fuera poco, tras la publicación del artículo Aznárez llamó a capítulo al diputado socialista citándole en su despacho, en cual no sólo estaba la propia Aznárez sino también la letrada mayor y el jefe de prensa del Parlamento. Es decir, Aznárez utilizó recursos y personal público para echar la bronca e intimidar a un diputado por haber escrito un artículo.

x

Por todo lo anterior, a los adjetivos de zafia, abusiva y sectaria que ya adornan a su presidencia, ahora hay que añadir uno más y peor: autoritaria.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (26 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (3)
  1. Acidonitrix says:

    Aznárez, maja, relájate, que estamos en unas fechas muy especiales. Déjate envolver por el ambiente solsticieño. Hoy, día del solsticio de invierno tan especial para vosotras las de la nueva religión pijo-progre, aprovecha para tomarte un respiro, amórrate al primer grifo de caña que encuentres y entona la canción…

    Marimorena navarra VI

    Feliz solsticio

    Ande, ande, ande, la marimorena
    Somos de Podemas y somos ateas

    Es una cosa de fachas
    esto de la Navidad,
    pues por todas es sabido
    que es heteropatriarcal.

    Ande, ande, ande, la marimorena
    Somos de Podemas y somos ateas

    Por eso las de Podemas
    no felicitamos Pascuas
    ni cantamos villancicos
    ni vamos a cabalgatas.

    Ande, ande, ande, la marimorena
    Somos de Podemas y somos ateas

    No encendemos lucecicas
    pues va contra el medioambiente,
    ni nos hacemos regalos
    ni ponemos el pesebre.

    Ande, ande, ande, la marimorena
    Somos de Podemas y somos ateas

    Ni Niño Jesús, ni leches,
    ni los Reyes, ni Olenchero.
    Lo único que celebramos
    es el Solsticio de Invierno.

    Ande, ande, ande, la marimorena
    Somos de Podemas y somos ateas

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 41 Thumb down 1

  2. Desgraciadamente los de Podemos son tan sectarios y lametraseros de etarratas que al Olenchero si que adoran, como símbolo telúrico aunque fálico por otra parte, pero la incongruencia lo llevan tatuado en la frente junto al 666.
    No sea por otra parte que le corten alguna subvención.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 32 Thumb down 1

  3. clarete 2011 says:

    El Olentzero (por cierto, cada año le saco más parecido a Asirón), el solsticio de invierno… Si ya lo dijo Chesterton: “lo malo de dejar de creer en Dios, es que enseguida empiezas a creer en cualquier cosa”.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 25 Thumb down 1