Pobrecitas las familias de los agresores de Alsasua

Redacción 5 diciembre 2016 Noticias
Imagen de Pobrecitas las familias de los agresores de Alsasua

1

El último acto del cuatripartito para cerrar la semana pasada fue llevar al Parlamento de Navarra a las familias de los detenidos como sospechosos de la agresión de Alsasua. El objeto fundamental de esta comparecencia fue despertar el sentimiento de lástima hacia estas familias, deshechas y desesperadas por la situación de sus hijos detenidos. Obviamente a nadie nos puede agradar el sufrimiento de todas estas familias. El problema es que no sólo existe el sufrimiento de estas familias y además hay que analizar el origen del sufrimiento de estas familias.

2

Los causantes del sufrimiento a las familias son los propios agresores

El sufrimiento de las familias de los detenidos es un hecho. Como el sufrimiento de las familias de los detenidos por la violación en grupo en San Fermín. O el sufrimiento de las familias de los etarras. O el sufrimiento de las familias de cualquier persona encarcelada. Ahora bien, ¿quién es el principal responsable del sufrimiento de su familia? Evidentemente el responsable de la agresión, de la violación o del delito de que se trate en cada caso. Es el propio hijo encarcelado el principal causante del dolor que puedan tener sus padres. Paradójicamente, nadie ha llevado al Parlamento de Navarra a las familias de los encarcelados por la violación en grupo de San Fermín. Obviamente también existe presunción de inocencia para estas personas, como para los detenidos por la agresión de Alsasua.

3

Los agresores sí son ultras

Es curioso también que, con la afición de determinados medios a hablar de ultras cuando se trata del ojo ajeno, e incluso por cuestiones muy menores, en cambio nadie se haya referido a los agresores de Alsasua como “ultras”. Evidentemente la violencia de los agresores de Alsasua responde al tipo de violencia de los grupos ultras, en la que forman una parte esencial la ideología o la identificación de los demás como miembro de un grupo amigo o enemigo, en este caso con la consiguiente respuesta violenta. Las víctimas de un grupo ultra pueden ser los miembros de un grupo ultra rival, los negros, los judíos, los rojos, los fachas, los homosexuales, los curas o los policías. Casi cualquier persona, por todo ello, en un momento dado puede ser víctima de algún grupo ultra. No olvidemos que la “normalidad” de Alsasua incluye pasados y reiterados ataques a la sede el PNV, a socialistas, a sindicalistas y en general a todo aquel que no sea del agrado de los grupos ultra-nacionalistas de Alsasua.

4

El problema son los ultras y su caldo de cultivo

En todo este asunto de Alsasua llama la atención todo lo que NO se ha preguntado el cuatripartito. ¿Qué ha llevado a 7 jóvenes a agredir a unos guardias civiles y a sus parejas? ¿Quién les ha enseñado ese odio? ¿No es ridículo que quien les ha enseñado ese odio que les ha llevado a la agresión y a la cárcel ahora esté rasgándose las vestiduras ante el sufrimiento que padecen las familias de los encarcelados? Si el cuatripartito quiere hacer algo en serio para que no vuelvan a suceder hechos como los ocurridos, o para que en el día de mañana no haya que lamentar la existencia de más familias sufriendo, debería preocuparse más de parar la cadena de montaje de la fábrica de ultras que de lamentar después las consecuencias.

5

Es difícil resistirse a la impresión de que con los detenidos de Alsasua se repite el esquema de los presos de ETA. Primero se crea un ambiente en el que los más mermados moral e intelectualmente acaban cometiendo actos delictivos. Después, cuando son detenidos, aún se les exprime un poco más exhibiendo el sufrimiento de sus familias como elemento de propaganda. La organización criminal, a su vez, exige el rechazo entre sus presos de cualquier actitud que pudiera granjearles algún beneficio penitenciario. La organización necesita que sus presos sufran para poder utilizar política y mediáticamente ese sufrimiento. También los familiares de presos de ETA han estado en el Parlamento hablando de su sufrimiento. También en este caso todo el mundo tenía la culpa de ese sufrimiento menos el entorno de los presos. Que por cierto, también sufrirían y tendrían problemas las familias para ver a sus hijos cuando estaban en el Comando Madrid, el Comando Andalucía o viviendo como refugiados o clandestinos en Francia.

6

No sólo hay el sufrimiento de las familias de los agresores

Como seres humanos civilizados no nos puede dar igual el sufrimiento de los familiares de las personas encarceladas por pederastia, por narcotráfico, por terrorismo o por cualquier otro delito. Nos preocupa el sufrimiento causado a los familiares de los delincuentes. Pero nos preocupa también el sufrimiento causado por los delincuentes. Nos preocupa el sufrimiento padecido por las víctimas. Nos preocupa el sufrimiento padecido por los familiares de las víctimas. Pero por más que tengamos en cuenta todos los sufrimientos, en el centro y como causantes del sufrimiento que irradian tenemos a los autores de los hechos y acaso también a quienes crearon el clima para arrojarles a esos actos. En Navarra, lejos de crear un ambiente social de rechazo hacia los ultras, tenemos fotos de ultras en todos los conciertos, en todas las fiestas, en manifestaciones, en las carreras populares y hasta en los colegios. En vez de generar rechazo hacia los ultras, hay quien continuamente los está poniendo como modelo. Eso sí, a la vez que promueve que la gente protagonice “hechos” que luego dice que “nunca debieron haber sucedido”, después lamenta hipócritamente la situación en que quedan los autores de esos actos.

7

La culpa de la mala imagen de Alsasua y del sufrimiento de las familias es de la IA

Todo lo anterior viene a cuento de que, en la situación en la que tratan de dejarnos, es en la de que todo el que no esté de acuerdo con la versión de la izquierda abertzale es que está a favor del sufrimiento de las familias y en contra de Alsasua, como si no fuera evidente que la culpable del sufrimiento de las familias y de la mala imagen de Alsasua es precisamente la izquierda abertzale. Lo llamativo es que el cuatripartito se haya lanzado en bloque a abrazar la tesis de la izquierda abertzale, y al respecto cabe preguntarse si es por irresponsabilidad, por falta de entendimiento o si tiene algo que ver que la izquierda abertzale forme parte del gobierno y resulte imprescindible para su apoyo y mantenimiento.

8

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (5)
  1. El Núcleo Irradiador del dolor y el sufrimiento es el nazismo vasco. En todas sus versiones, desde el PNV de pajarita y corbata, al simiesco de Herri Matasuna o como se llame ahora.
    Y culpables todos los satélites kolaboracionistas, desde AEK a medios de manipulación masiva y propagadores del odio racistas y segregacionista.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 25 Thumb down 8

  2. Ispan says:

    Sin olvidar el sufrimiento de los que soportan en sus carnes la exclusión social y los rechazos por no formar parte de la tribu o por pertenecer a colectivos que no son del agrado de esos grupos aberchalisimos que con su actitud prohíben entrar en determinados establecimientos públicos . Vamos como las prohibiciones que realizaban los nazis en relación con los judíos. Así dentro de poco a lo mejor les prohíben acercarse a alguna zona del pueblo , o no usar los parques, o comprar a determinadas horas en tiendas o no mantener conversación o contacto salvo para compras con los de la raza superior o bien no asistir a espectáculos públicos porque pueden mosquear y es una provocación a los impresentables y aguerridos muchachos de una izquierda ( es un decir) separatista montuna.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 14 Thumb down 4

  3. LIBERAL SEXUAL says:

    ¡A grandes males grandes remedios! Ahora imagínense que aparece una madre de un preso condenado por asesinatos revindicados por el GAL.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 2

  4. obabatarra says:

    Lo que contáis es muy interesante, pero sostengo que la IA ya tiene lo que quería: vincular su imagen y su relato a la defensa de Alsasua y su gente. En este caso lo importante es el relato y cómo lo acepte la gente.

    En este punto, gana Bildu. Lo siento mucho, pero es así.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

  5. Ispan says:

    Me permitiría pedirle sr.Obabatarra ¿ Que Alsasua ? ¿ A toda? ¿ A que gente? ¿ A todos los vecinos ? O¿ a los que ya están convencidos de siempre y apoyan decidamente a los que intervinieron en una agresión cobarde y alevosa de muchos contra dos guardia civiles y sus parejas e incluso segun noticias llegaron a grabarla?. ¿O a algunos que bajo el lema por la convivencia en paz acuden a una manifestación lanzan gritos de libertad para los agresores, y con un gran sentido y conocimientos jurídicos pedían la vuelta del sumario de la AN a un Juzgado de Pamplona.?.
    Claro que lo que importa es el relato, sobre todo para los que lo tienen hecho y no importa la realidad de lo ocurrido , si no la que se vierte desde el prisma separatista y como siempre con la ayuda de esa izquierda extremosa, abrazafarolas y que es una aportacion a la plaga rojiparda.
    Peste de separatismo, ni la muerte negra del siglo XIV sería más letal para España.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Qué opina respecto a este reparto de la ayudas?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 24 de abril de 2018