Día de Navarra, día del euskera

“Día de Navarra, día del euskera” es el regalo que el cuatripartito nos hace este año el día de San Francisco Javier. Si miramos con un poco de atención la frase, veremos  que nos transmite un mensaje que es el de una equivalencia, el de una igualdad: “Navarra = euskera”. Si esto es lo que piensa el cuatripartito, que Navarra es igual a euskera, es bastante natural que piense que lo que no es euskera no es propiamente Navarra, que el castellano no es Navarra, que el inglés no es Navarra, que propiamente navarro es quien habla euskera y no quien habla esos otros dos idiomas que no son Navarra; o en el mejor de los casos que es un navarro de segunda. No hay que extrañarse de que los que llevan este tipo de ideas en la cabeza  hagan una política de exclusión del inglés y del español, de que paralicen el PAI, de que intenten jibarizarlo, de que perjudiquen en las oposiciones a funcionarios a quienes no hablan euskera, de que de hecho introduzcan castas en la sociedad navarra, la superior que habla euskera y la inferior que no. No es extraño que hagan una política sectaria y fanática que favorezca a los primeros  y margine a los segundos. El fanatismo viene a ser el resultado de una obsesión, el fanático es como un obseso. El famoso obseso sexual de nuestro imaginario colectivo, por ejemplo, tiende a ver el sexo en todo, a pensar que todo es sexo, a ser un totalitario del sexo. A nuestros políticos abertzales les pasa algo parecido con el euskera: son obsesos del euskera que piensan que el euskera es el todo en Navarra. Tienden a ser totalitarios del euskera.

El cuatripartito  no se limita a decirnos “Día de Navarra, día del euskera”, sino que trata de hacer realidad esa expresión, que viene a ser como el horizonte, el ideal, la meta hacia la que  va encaminada su política: su objetivo definitivo es  ése, que el euskera llegue a ser el todo en el ámbito  lingüístico en Navarra. Claro que están aún muy lejos de alcanzar esa meta, pero no cabe duda de que han echado a andar y están en camino, y de que si siguen en el poder el tiempo suficiente iremos viendo cosas que ya hemos visto en Cataluña. En el terreno lingüístico, los nacionalistas catalanes van muy por delante de los vascos, y para avanzar hacia sus objetivos, los abertzales no necesitan sino copiar. Podremos ver por ejemplo la inmersión lingüística obligatoria de los niños navarros en euskera, la prohibición de rotular los comercios en castellano y la obligación de hacerlo en euskera;  o el euskera convertido en condición necesaria para poder opositar a una plaza de funcionario. Bonito futuro.

Demos un giro y vayamos en la dirección del niño de la fábula que dijo que el Rey estaba desnudo. El niño inocente en este caso llega a casa y dice: “papá, me han dicho en el colegio que en Navarra, hace mucho tiempo, se hablaban, además del castellano y el euskera, otros dos idiomas, el hebreo y el árabe, y que a los que hablaban esas dos lenguas les obligaron a no hablarlas o a marcharse de Navarra. ¿No seremos muchos de nosotros descendientes de judíos o de moros, judíos y moros por tanto? ¿No deberíamos recuperar nuestra identidad judía o árabe perdida? ¿No tendría que haber en Navarra colegios donde se estudiase el hebreo y en hebreo y donde se estudiase el árabe y en árabe? ¿No es una injusticia que no los haya? ¿No habría que hacer desde las instituciones forales una política potente de promoción y apoyo a esas dos lenguas que también son nuestras y forman parte de nuestra rica identidad cultural? Y esos señores que quieren poner la ikurriña en el Ayuntamiento, ¿no tendrían que poner la bandera de Israel para expresar nuestra sensibilidad e identidad hebrea”? El padre, especialmente si es uno de esos admirables apóstoles de la memoria histórica empeñados en reparar las injusticias cometidas por nuestros antepasados, le dirá a su niño que no le falta razón y se convertirá en defensor de la causa del hebreo y del árabe en Navarra. Viendo la nueva fe paterna, el niño  podrá decirle al converso: “entonces …  ¿el año que viene, “Día de Navarra, día del hebreo””?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja