Gobierno_Mariano_Rajoy-Moncloa_MDSVID20161104_0056_17-1

En la pasada Clave del 6 de noviembre “Se hace camino al andar” hablamos del nuevo Gobierno Rajoy, hoy somos más conscientes de que estamos ante un escenario político muy complicado, donde actúan fuerzas antisistema de un lado el populismo izquierdista, que por su demagogia cree bastante poco en la democracia parlamentaria, menos aún en la transición política y alimenta la irrealidad de la democracia directa proponiéndonos el asalto a los cielos, siempre que ellos ocupen el lugar central; del otro lado toda esa caterva de independentistas que están de forma parasitaria están chupando de la democracia española, para su debilitamiento y así mejorar su preparación para la salida de la casa común.

La situación del PSOE es de extrema debilidad porque llevan muchos años cometiendo torpezas al alinearse con los independentismos, muchos años intentando formar un cordón sanitario contra el PP y para remate la torpeza del que NO es que NO, aunque rectificaron al final. Ahora necesitan tiempo para enfrentarse a Podemos con inteligencia y sin complejos, buscar su espacio al definirse por un perfil socialdemócrata centrado, lejos de los devaneos nacionalistas necesita cortar con sus propios populistas interiores para crecer mas tarde, con nuevos líderes. Esto costará un tiempo no corto pero será muy bueno para ellos y para la democracia en España. El PP aupado en minoría por el acuerdo con C´s debe pactar, consensuar, y por ello lo que necesita la nueva legislatura recién inaugurada es sabiduría y esfuerzo. La política siempre se ha dicho que es el arte de lo posible y ahora necesita de la sabiduría y del esfuerzo, pero ninguna de las dos en exceso, pues bien sabido es que más consigue un talento mediano con dedicación y aplicación, que un genio sin ella, como nos recuerda Baltasar Gracián.

Lo que tiene que hacer el PP y sus socios es ganarse una buena reputación a base de trabajo, que los demás y sobre todo la opinión pública les valoren por el esfuerzo realizado, salvando en lo posible lo principal y a la vez trabajando para cambiar la correlación de fuerzas en el medio plazo. Deben aprovechar el Congreso de febrero para apartarse del camino del relativismo simplón, de ser solamente un aparato de poder. Necesita convertirse en una fuerza transformadora, para ello necesitará de mucho empeño y tiempo. De momento los vientos soplan complicados, será necesario ganar perspectiva con un análisis en el medio plazo para no dejarse liar por las pequeñas batallitas parlamentarias que tanto gustan los ociosos tocapelotas, de los que en el congreso hay legión. De momento con paciencia cuenta el gobierno con muchas bazas, negociar con los partidos directamente, negociar desde los ministerios, negociar desde las Comunidades, sabiendo que a los demás perjudica más que al PP unas nuevas elecciones. Así debe mirar en salvar lo esencial y si no es posible ir a nuevas elecciones bien explicadas y con una trayectoria trasparente de haber intentado gobernar para lo bueno, con sabiduría y esfuerzo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas