Beaumont recuerda perfectamente quién la nombró

..

.

La consejera nombrada por el miembro del cuatripartito que no condena la agresión de Alsasua, valora negativamente la detención de los sospechosos de la agresión de Alsasua

.

Incluso aunque lo de Alsasua se tratara de una trifulca ordinaria, habría que investigarla y detener a los responsables. Que alguien se manifieste en contra de la detención de los autores de una agresión en una trifulca, eso sí que es extraordinario. De hecho, esta reacción extraordinaria hace pensar que la agresión también es extraordinaria y no una simple trifulca. ¿O se manifiesta toda esta gente contra las detenciones de los autores de todas las trifulcas que hay en los bares, cosa que por otro lado ya de por sí resultaría bastante extraña?

.

Más extraordinario aún si cabe es que María José Beaumont, la consejera de Interior del Gobierno de Navarra, haga una valoración “negativa” de las detenciones y asegure que “no era necesario practicar estas detenciones, y mucho menos de madrugada”.  Una vez más cabe aplicar el criterio anterior de si a Beaumont le parecen negativas todas las detenciones de los autores de una agresión o sólo las de los autores de esta agresión. Si se trata de lo segundo, que no nos intenten vender que se trata de una agresión ordinaria como tantas otras. Es más, ¿dónde se concibe que una responsable de Interior valore negativamente la detención de varios sospechosos de agredir en masa a dos miembros de las fuerzas de seguridad? Una vez más, asistimos a la extraña reacción de algunos demócratas que es como si rechazaran por un lado los incendios forestales y por otro también rechazaran la actuación de los bomberos.

.

Si hubiera una agresión de cincuenta personas a dos negros en un pueblo en el que hubiera un colectivo que pide la salida de los negros del pueblo, que quema muñecos de negros, o que lanza con una catapulta muñecos negros fuera del pueblo, nadie excepto el Ku-Klux-Klan diría que es algo ordinario sin tintes racistas e independiente de un ambiente racista. Otro tanto si en vez de negros habláramos de homosexuales. Al parecer, la cosa es ordinaria sólo cuando hablamos de guardias civiles.

.

Obviamente no se puede dejar de recordar que Beaumont fue designada con el visto bueno de Bildu, la misma formación que no condena las agresiones. Es decir, hay un miembro del cuatripartito que no condena la violencia, este miembro es el que supervisa el nombramiento de Beaumont y Beaumont califica negativamente la detención de los sospechosos de apalear a los guardias civiles y sus parejas. A pesar de lo que nos quieren vender la izquierda abertzale y las formaciones que para mantenerse en el poder necesitan a la izquierda abertzale, todo esto es lo que sea menos normal.

.

Es preciso señalar que lo sucedido en Alsasua era una ocasión magnífica para que la izquierda abertzale diera un paso adelante en favor de la convivencia, la tolerancia, el pluralismo y la paz. La izquierda abertzale podía haber condenado la agresión y podía haber hecho pedagogía entre su gente. Eso no sólo hubiera servido para dar efectivamente un paso hacia la convivencia sino que hasta hubiera beneficiado la imagen de la izquierda abertzale. Pues bien, la ocasión que podía haber servido para avanzar ha servido para dar un paso atrás, para mostrar que la izquierda abertzale sigue sin ser una fuerza homologable y que es incapaz de condenar la violencia de los suyos. Eso sí, luego irá a manifestaciones contra el fascismo y a favor de la libertad y la democracia, a lavarse un poco la cara. Lo triste no es sólo que la izquierda abertzale no de el paso adelante, sino que además el resto de fuerzas que la abrazan hayan dado un paso atrás. Hay una fuerza apoyando el gobierno que no condena la violencia política, pero luego la presidenta se ofende mucho si alguna víctima del terrorismo se lo recuerda.

.

¿Es excesiva la acusación por un delito de terrorismo?

Huelga decir que las manifestaciones a favor de los violentos son anteriores a la calificación de los hechos por parte de la fiscalía como actos de terrorismo. Esta calificación es por tanto irrelevante de cara a dejar retratados a quienes desde el principio se opusieron a condenar los hechos y perseguir a los autores. Hay que valorar, de todos modos, si la agresión es un hecho aislado o forma parte de un caldo de cultivo preparatorio y si tiene como fin sembrar el terror frente a los agresores, no sólo por parte de los agredidos sino por parte de cualquiera que se oponga a los postulados de los agresores, y si la agresión sirve para promover el silencio, la exclusión o hasta la expulsión de los agredidos o de quienes no participan de las ideas y sentimientos de los violentos. De ser así, la calificación de terrorista podría no resultar descabellada. Como es natural sobre tal extremo se tendrá que pronunciar la Justicia. No obstante, que la Policía y la Justicia tienen que actuar contra los agresores es evidente se pongan como se pongan la consejera Beaumont, Uxue Barcos, Bildu o toda la prensa abertzale, ya sea por agresión, por terrorismo o por atentado contra la autoridad, con un posible agravante de abuso de superioridad, un extremo que a la vista de la jurisprudencia podría resultar aplicable incluso aunque los guardias civiles estuvieran fuera de servicio y vestidos de paisano.

.

Podría recordarse en este sentido el caso del ertzaina Ander Susaeta, apaleado en 1993 por una multitud cuando participaba fuera de servicio y de paisano en las fiestas de Bilbao. Los autores trataron también entonces de descontextualizar la agresión negando que tuviera relación con la condición de ertzaintza del agredido, asegurando que lo habían confundido con un carterista. Sería curioso tirar de hemeroteca y ver a algunos utilizando una vara de medir para las agresiones a ertzaintzas y otra para las agresiones a guardias civiles, incluyendo algunos medios. Y si en Alsasua o en otro lugar un día apalean a dos policías forales, ¿calificará negativamente Beaumont la detención de los sospechosos? 

beaumont-bildu

.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (6)
  1. Acidonitrix says:

    Efectivamente, “no era necesario practicar estas detenciones, y mucho menos de madrugada”. Exigimos la inmediata interposición de la correspondiente denuncia por torturas en la detención. Ha sido vilmente vulnerado el derecho al “descanso del guerrero” de estos valientes que sólo trataban de recuperar fuerzas al calor del hogar y al cuidado de la amacho tras el desgaste de la gran batalla librada en Alsasua en la que heroicamente defendieron el terruño frente a guardias civiles, novias sudacas y demás carroña extranjera.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 27 Thumb down 2

  2. Hemos puesto a una hiena nazi al cargo de los herbívoros, al lobo rabioso al cuidado de las ovejas.
    Extrañarnos el comportamiento no es que nos extrañe, pero….
    “¿Y qué piensa la Generalísima Barcos de todo esto…?”

    Nada. No piensa nada. No piensa. Sólo obedece órdenes y arremete contra todo lo que no sea el batúa.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 30 Thumb down 2

  3. Indarra says:

    A esta euskocomunista con plan de pensiones privado, tres viviendas y bmw x1 (es su declaración de bienes) habría que preguntarle si se beneficia del agua de itoiz en su casa de su pueblo natal.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 30 Thumb down 1

  4. Oriamendi says:

    A esa mujer se le nota mucho, muchísimo de qué pié cojea y lo peor de todo es que esa cojera no tiene remedio.
    Independientemente de valoraciones y calificativos, está mujer, para ser jurista, demuestra un más que sospechoso desconocimiento intencionado de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que establece la detención de una persona cuando comete un ilícito “un fraganti” o cuando se produce por investigación.
    En el caso que nos incumbe, la detención ayer de esta chusma cervatil en Alsasua, se debe a una labor de investigación, luego las detenciones son de libro y más teniendo en cuenta el ilícito penal del que se les acusa.
    Poner a esa mujer al cargo de la Consejería de Interior fue un gran error, pero imagino el motivo: “limpiar” el Cuerpo de todo lo que huela a UPN.
    Dicen, cuentan, que cierta unidad foral ya no entrena con una prestigiosa unidad “española”, sino con una unidad “vasca”, vamos, que es algo así como si el Osasuna dejase de entrenar con el Barça o el Madrid y lo hiciese con el Hércules de Alicante.
    Por último, un aplauso a la AN y a la GC por HACER lo que otros quieren DESHACER.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 25 Thumb down 2

  5. Patricia says:

    Generalísimo es un cargo dado por votación de los demás generales que componían la Junta de Defensa Nacional de España que dirigía el Ejército al que nombraron su jefe. El elegido fue el general de división Francisco Franco propuesto por Mola y Kindelán y votado a favor por todos excepto una abstención de Cabanellas. El gobierno nacional socialista de Alemania colaboró militarmente con los nacionales mientras con los separatistas de las conservadoras ANV-PNV antecesores de Bildu-Geroa quienes colaboraron fueron las capitalistas Inglaterra y Francia y marxista URSS, por si Caña en sus laguna históricas sigue sin enterarse.Al cargo de Barkos los miembros de la Alianza e Liberales y Demócratas por Europa al que pertenecen los pro UE PNV y Geroa, lo llamarían Lendakari.Ah, la Alemania “nazi” entregó al fugado separatista Companys, bajo cuyo mando se había asesinado a 10.000 ciudadanos, al poder judicial. español para su juicio.

    ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 2

  6. obabatarra says:

    Yo lo vengo diciendo meses y meses… Meter a Bildu en el Gobierno de Navarra me parece una infamia. Pero darle nada menos que la consejería de Interior es un insulto. Además de eso, la gestión de Beaumont ha sido un desastre con la policía, los bomberos… y ahora encima esto.

    Mendoza y Beaumont, ¡¡¡¡¡fuera!!!!

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 22 Thumb down 1