Cuando el pueblo no decide lo que se supone que tiene que decidir

Primero fue el referéndum sobre la Constitución Europea y su pinchazo en Francia, luego el “brexit”, ahora lo que acaba de suceder este fin de semana en Colombia y Hungría.

En Colombia la mayoría, por los pelos pero mayoría, ha decidido rechazar el proceso de paz que iba a poner fin supuestamente a la guerra con las FARC. El acuerdo incluía puntos claramente problemáticos y de escasa validez democrática como que a las FARC se les adjudicaran 10 escaños durante dos legislaturas si, tras reconvertirse en fuerza política, no obtenían los votos suficientes para lograrlos. El pacto también incluía una amplia amnistía más o menos explícita a los guerrilleros de las FARC por sus actuaciones violentas, salvo algunos supuestos particularmente graves, como los que también incluyeran abusos sexuales. En este sentido la izquierda española, así como la abertzale, ha mostrado una vez más su hipocresía, defendiendo amnistía y transición pacífica en Colombia mientras reniegan de ella en España. El pueblo colombiano, sin embargo, no ha votado lo “correcto” por considerar las concesiones a las FARC excesivas. Cierto es que también el PP se ha volcado de un modo un tanto incoherente en el apoyo a este pacto, un pacto que la izquierda abertzale quería tomar como modelo para la ETA.

colombia-ref

.

En cuanto a Hungría, el referéndum sobre si los húngaros aceptaban acoger más inmigrantes o no se ha saldado con una doble lectura. Por una parte el referéndum no será válido, al no superar una participación del 40%. Por otro lado, sin embargo, el 98% de los que han participado han votado NO a acoger más inmigrantes. Nuevamente los votantes no han decidido lo que hubiera sido políticamente adecuado y correcto.

El ejemplo de estos referéndums nos pone en la pista de dos problemas respecto al omnipotente e incontestable “derecho a decidir”. En primer lugar porque no todo es decidible. Hay una serie de derechos fundamentales que están por encima del derecho a decidir. Una mayoría no puede decidir que todos los votantes de la minoría sean castrados, por ejemplo, aunque sobre el papel esa medida sería estrictamente  democrática y quien se negara a ser castrado un fascista y un antidemócrata. Es por esto que el exterminio de los judíos fue perseguible, aunque pudiera haber sido democráticamente avalado por las urnas y por la legislación alemana. En segundo lugar porque cuando se fracciona el sujeto de elección el resultado puede ser igual que cuando una minoría no acepta la decisión de la mayoría. En tercer lugar porque la proliferación de referéndums puede dar ocasión a que sólo una minoría muy radical y militante acabe participando, ante el desinterés general del resto de la población. En cuarto lugar hay que pensar que hacer referéndums está muy bien, pero igual que se puede votar la independencia de Huelva se puede votar la expulsión de los moriscos, la lapidación de las adúlteras o  la pena de muerte… y a lo mejor la gente no vota “lo que debe” y lo que es más políticamente correcto, sino lo que quiere. No es que los referéndums sean malos e indeseables por sí mismos, pero el referendumismo tiene también sus peligros. Por lo demás, todo el mundo sabe que cuando el pueblo se equivoca en un referéndum la respuesta referumdista suele ser repetir el referéndum hasta que el pueblo “acierte”.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (7)
  1. Es una buena noticia que los colombianos hayan dicho no a institucionar el narcotráfico, el secuestro, el asesinato, el chantaje y el terrorismo comunista como algo normal, lo que hubiera convertido a Colombia en un estado fallido.
    Una vergüenza todos los que fueron a defender el si a la rendición al narcoestado, y aparecen dudas de quién financió tanta parafernalia, invitaciones etc para acudir a tan denigrante evento; firmar y celebrar algo que ni se había votado por los colombianos, ya se ve lo que les importaba su voluntad, cuando apenas se ha podido hacer campaña por el no.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 22 Thumb down 0

  2. Teranleto says:

    Suscribo todas las palabras de Ciudadano Caña. Qué papelón han tenido que hacer algunos políticos dando respaldo in situ a semejante rendición de la soberanía de la nación colombiana a un ejército mafioso de matones y asesinos que vive del narcotráfico. Y nuestro Rey emérito… dejémoslo ahí.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 16 Thumb down 0

  3. Javichu says:

    Magnifica respuesta del pueblo colombiano, a mi entender.

    El Sr. Garzón se equivoca con esa afirmación de que ha ganado el odio y el rencor. Lo que ha ganado es que los terroristas no se vayan de rositas.

    Nuevamente la izquierda española haciendo alarde de sectarismo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 1

  4. Patricia says:

    Hungría ha preguntado a su pueblo,Merkel no. Merkel tomó una decisión que afectaba al futuro de sus ciudadanos para siempre y la tomó unilateralmente. Ahora ha sembrado el mar de cadáveres por el efecto llamada,las naciones de a lado de campamentos con desarraigados, Alemania de agresiones sexuales y Europa de islamistas, así que no le vota nadie. Los colombianos han acertado de pleno al rechazar el acuerdo, igual que los europeos acertaremos si nos preguntan sobre las nefastas UE y OTAN.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 3

  5. Ispan says:

    Podría estar de acuerdo con Dª Patricia que los colombianos han acertado, aunque sea por escaso margen y de hecho estoy de acuerdo pues los términos de aquél los colombianos lo han considerado inaceptable. Lo de la izquierda extrema española es lo ya sabido. Claro ellos no han sufrido a la narcoguerrilla si no que a lo mejor muchos se pirraban por Tirofijo.. En España solo el PSOE de izquierdas o centro izquierda ha sufrido el terrorismo por ejemplo de ETA .
    Yo también suscribo también el comentario del amigo Ciudadano Caña.
    En cuanto lo del Rey emérito , muy contento no se le vió. Pero no podía si no ir , naturalmente a que acontecimientos políticos donde debe ir el rey o en este caso su representación no le cabe decidir a la Casa Real
    Sin embargo no estoy de acuerdo en la calificación de nefastas de la UE y la OTAN.
    Respecto a la primera porque en este mundo, Europa solo se salvará no solo desde el punto de vista comercial si no espiritual referente a los derechos que dice representar si está unida, cuestión aparte de que determinadas decisiones deberían ser consensuadas y se reconozca que los valores europeos se deben a la herencia judeo-cristiana, y hunde sus raíces en el Cristianismo, y que el continente europeo en determinado momento se conoció como la Cristiandad.
    Respecto a la OTAN yo tengo mis reservas pero no por la pertenencia a ella del Reino de España si no por ciertos aspectos de la adhesión.
    El primero que queden fuera de la misma las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. La primera siempre parte de Hispania romana ,visigótica y aun musulmana de poder radicado en Córdoba , luego del Reino hispánico de Portugal, y por decisión propia quedó con el Reino de España cuando Portugal se desgaja del tronco hispánico y pasa a ser fondeadero de los ingleses .La segunda peñón de piratas conquistada por el jerezano Pedro de Estopiñán y luego incorporada como ciudad real a la Corona y siempre regada con sangre de españoles . Si quedan dentro las Canarias, hasta ahí podíamos llegar.
    El segundo que formemos parte y tengamos como aliado a una nación como el Reino Unido que mantienen una colonia en territorio español sin que antes hubiéramos llegado a una solución aceptable para el RU con respeto incluso a los colonos yanitos que ocupan Gibraltar y teniendo en cuenta que el Tratado de Utrech fue un trágala y que no asistieron representantes españoles. Es inaceptable y cada vez que veo la figura del Peñón bien cuando tomo San Pedro Alcántara adelante bien cuándo en sentido contrario llego por el otro lado a Los Barrios , no dejo de mosquearme. A lo mejor no estamos muy cómodos con algún país por su deriva hacia una especie de sultanato.
    Sobre la pertenencia a la OTAN , no hay otra , hasta Francia forma parte de ella con su “force de frappe” propiciado por una gran personaje , un general que no ganó una batalla pero puso a Francia en su sitio: Charles de Gaulle . Nosotros ni tenemos el ejército de los vecinos , ni le dedicamos el tanto por ciento de PIB que otros, incluso por debajo de Marruecos, ni poseemos la disuasión nuclear de los franceses y británicos. Ya se encargaron que el proyecto comenzado en el franquismo llamado “ Islero”, como el toro que mató a Manolete, quedara en nada.
    Así mismo, a la OTAN y por supuesto a los EE.UU, se les debe que los soviéticos no abrevaran sus caballos no ya en Bonn, Bruselas o Paris si no hasta en Cádiz, pues por mucho que se quisiera ni los alemanes ni los franceses les iban a durar mucho a los rusos comunistas y demás comparsas de su imperio. Tampoco podemos guardar resentimiento eterno por la guerra de agresión contra España a finales de siglo XIX por parte de EE.UU y la evidente injusticia que cometieron .El Vae victis fue el hilo conductor de aquel tratado de Paris pasando entre otros territorios por ejemplo Cuba de ser provincia de España a colonia. Pero hoy los intereses son comunes , hay una alianza y un país hidalgo no puede más que ser leal mientras exista el acuerdo.
    Por supuesto referéndum y para lo que se quiere ni “mijita” y si asi fuera porque algún día se modifica la Copnstitución votar todos y también una vez que desaparezca la D.T.4 , poco transitoria, y a ver si los españoles desde Navarra a Ceuta nos enteramos..

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0

  6. Lekunberri says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 12

  7. obabatarra says:

    Más allá del resultado que cada uno prefiriese, creo que es muy pertinente el debate de los referendos.

    Creo, para empezar, que ambos casos son distintos. En Colombia se ha culminado un proceso de negociación muy tortuoso de varios años con el amparo de muchos países de distinta orientación política. Creo que este es el mejor ejemplo de referendo, el que debe aplicar.

    En Hungría se ha hecho el nuevo modelo de referendo: planteo una pregunta política y después la negocio. Es la idea de los populismos: sustituir la democracia representativa y el debate parlamentario por un disfraz de democracia asamblearia que lamine la fundamentación de nuestra democracia (separación de poderes, representación de la ciudadanía, etc). Esto es lo que los ideólogos de Podemos crearon para Venezuela, el “referéndum revocatorio”. Una ensoñación de soberanía popular que enmascare un sistema dictatorial. Esto es muy peligroso, porque usando un lenguaje adecuado han convencido de que es el mejor sistema posible. Intentan convencerte de que el referéndum de Cataluña es la única salida democrática, por ejemplo. Mentira. Es un paso atrás enorme. La democracia liberal que nos ampara es débil y vulnerable. Lo estamos viendo en esta coyuntura tiembla, y con ella las libertades básicas.

    En este nuevo sistema político que algunos pretenden Iglesias, Le Pen, Trump, Orban, Putin o Farage son de la misma camada. Representan un peligro para la democracia europea nacida tras la segunda guerra mundial. Y nos ponen en peligro a todos, también a quienes les votan con el convencimiento de que son mejores que los otros.

    No mejores… Sino simplemente honrados. Es en la podredumbre del sistema político vigente cuando vemos el florecimiento de los populismos. El ejemplo más claro es el del PSOE, enfangado en peleas mientras Podemos asiste al funeral.

    Ejemplo de referéndum populista del segundo tipo (muy mal a los británicos por ampararlo) es el Brexit o la independencia de Escocia. Se da al votante la posibilidad de escoger entre dos absolutos: el sí y el no. ¿Cómo se negocia ahora el Brexit sin causar perjuicios? ¡No hay manera! Es un referéndum pirómano: crea más fuegos de los que apaga. Lo mismo pasa con el caso catalán. O el húngaro.

    La pregunta es: ¿Han ganado ya Iglesias, Le Pen o Farage? ¿Es inevitable que esta forma nueva de política se imponga?

    Yo deseo que no… Pero lo dudo mucho.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 0