División total y guerra abierta en el PSOE. Ayer por la tarde 17 miembros de la ejecutiva federal presentaban su dimisión provocando un desbarajuste monumental.

17 no es un número casual, sino la mitad de los miembros de la ejecutiva, aunque tampoco exactamente porque la ejecutiva tenía 38 miembros. Tenía, porque ha habido 3 vacantes antes de la actual crisis. La de Zerolo, por defunción, y la de José Ramón Gómez Besteiro y Javier Abreu, por renuncia. De este modo la ejecutiva actual la componían hasta ayer 35 personas de las que 17 son la mitad menos uno. Ahora bien, los estatutos del PSOE determinan que cuando las vacantes en la Ejecutiva Federal afecten a la mitad más uno de sus miembros, el Comité Federal deberá convocar congreso extraordinario para la elección de una nueva ejecutiva federal. Como a los 17 dimitidos se suman las otras 3 vacantes mencionadas, habría un total de 20 bajas sobre 38; es decir, la mitad más uno. En consecuencia debería convocarse un congreso extraordinario tal como determinan los estatutos para elegir una nueva ejecutiva, sólo que esto ni remotamente zanja a estas horas la polémica interna.

Así, por ejemplo, los estatutos no aclaran bien si entre el momento de las 20 bajas y el congreso extraordinario cesan de forma automática el secretario general y el resto de miembros de la ejecutiva o debe haber una gestora que se haga cargo del timón del partido. Los estatutos prevén esa gestora en el caso de que las vacantes de la mitad más uno se produzcan en una ejecutiva regional, pero no especifican nada respecto a la ejecutiva federal. Ante ese vacío estatutario, Pedro Sánchez se aferra a la interpretación que le favorece para atrincherarse en el cargo.

Las dos facciones socialistas apuestan por un congreso extraordinario en el que se pronuncie la militancia, algo por otro lado ineludible según los estatutos. La cuestión por tanto parece circunscribirse a la ostentación del poder (y qué se hace con él) mientras se produce ese congreso, y si ese poder correspondería a una gestora o a los miembros de la ejecutiva no dimitidos, incluyendo al secretario general. En favor de la tesis de los críticos parece bastante lógico que la actual ejecutiva, con la mitad más uno de sus puestos vacíos, ha perdido su representatividad.

Lo único claro a estas alturas es que el PSOE no se encuentra en estos momentos en condiciones de gobernar España, porque bastante tiene con resolver sus propios conflictos internos respecto al propio gobierno del partido. Y de hecho tampoco se encuentra en situación de presentarse a unas elecciones de esta manera, porque el castigo ante esta imagen de caos podría ser catastrófico.

¿Qué quiere ser de mayor el PSOE?

Más allá del análisis coyuntural del conflicto interno, la pregunta de fondo cuya respuesta además se encuentra en el origen de la crisis es qué quiere ser el PSOE ahora mismo. ¿Cuál es su ideología? ¿Cuál es su ubicación ideológica? ¿Cuál es su oferta al electorado?

La aparición de Podemos ha aglutinado todo el voto de extrema izquierda incluyendo a una parte del electorado socialista. El problema es que ese espacio electoral ya lo ha ocupado Podemos. Si el PSOE responde convirtiéndose en una fotocopia de Podemos sucederían previsiblemente tres cosas. Primero que la gente preferiría el original a la fotocopia, por lo que no se solucionaría el problema. Segundo que el PSOE dejaría vacante el espacio de centro izquierda. Y tercero que en España todo lo que no fuera centro-derecha sería extrema izquierda, lo que constituiría una notable rareza política entre los países desarrollados. Ya saben nuestra teoría de que cuando el gobierno de un país desarrollado empieza a parecerse al de una república bananera, es cuestión de tiempo que se restablezca el orden cósmico y ese país desarrollado se vaya convirtiendo en una república bananera, en la que resulte normal ese tipo de gobernantes.

Lo lógico por tanto es que el PSOE intente ocupar el espacio electoral de la izquierda moderada no nacionalista, su espacio naturalHay que recordar que Podemos, véase la guerra entre Errejón e Iglesias, tiene un problema-espejo respecto al PSOE. Podemos ya tiene el voto radical, pero para crecer hacia el centro tendría que moderarse, sólo que al moderarse podría perder el apoyo radical. Es por esto que muchos piensan que Podemos ha tocado techo.

Obviaamente el reparto de la izquierda supone vivir en un mundo menos feliz para el PSOE (o para Podemos) que en un mundo en el que sólo hubiera un partido a la izquierda, pero así suele ser el mundo real. Lo que le toca al PSOE ahora es ensanchar la base social de la izquierda moderada y socialdemócrata frente a la izquierda comunista, bolivariana, populista, adolescente y guerracivilista. La rareza de España en este momento es la importancia de la extrema izquierda en el espectro sociológico. Por otro lado, esa situación de la que ahora es víctima en parte ha contribuido a crearla el propio PSOE. Han sido muchos años abonando la idea de que una cosa era mejor cuanto más radicalmente izquierdista fuera. Pues bien, sus propios votantes les han acabado haciendo caso y les han abandonado. Y algo parecido les ha sucedido frente al nacionalismo, intentando ser tan nacionalistas como los nacionalistas para intentar no perder voto frente a ellos. El PSOE necesita buscar un espacio propio y para eso necesita un discurso propio, para lo cual a su vez suelen hacer falta buenas cabezas y tiempo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (6)
  1. El Partido Socialista sufre lo.mismo que un vampiro con una estaca atravesada en el corazón, de repente cumple 350 años todos juntos y se hace polvo. El PSOE es un partido muy viejo, nacido en el sigloXIX y por el que el tiempo no había pasado por él,….ni la Universidad. Socialismo, odio de clases, guerracivilismo….nada que ver con las socialdemocracia europeas, que jamas pactarían con comunistas o populistas.
    Renovarse o morir. Literalmente.
    O se convierten a la socialdemocracia, o desaparecen.
    Y adivinen a quién apoyan los ilustrados del PSN….al Picapiedra, no se lo pierdan.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 22 Thumb down 5

  2. Cuenco says:

    El problema del PSOE, o del socialismo, es fácil de diagnosticar pero difícil de resolver. Diagnóstico: se trata de una ideología trasnochada, que ha demostrado su fracaso sin paliativos allí donde ha sido implantada. En España, además, ZarraPastroso quiso ser más izquierdista que nadie y ahí comenzaron todos los problemas: un camino lleno de giros y revueltas hacia ninguna parte. La solución la tienen muy difícil porque el radicalismo ya está ocupado y el centralismo, en buena parte, también, ya que incluso el PP tiene comportamientos socialdemócratas.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 23 Thumb down 1

  3. Estricuel says:

    Quiero aprovechar esta oportunidad para felicitar a Bob Esponja por su imparable carrera.
    Desde aquí le auguro un buen cargo en la dirección de una gran constructora en su sección de derribos y desescombros.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 0

  4. El ojo says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 11

  5. Ispan says:

    Hay un viejo principio del derecho que .dice ..” ubi edem ratio ibi ius “donde donde hay la misma razón legal debe existir igual disposición de derecho.
    Asi que si para una ejecutiva regional los estatutos prevén una gestora cuando se den las vacantes de la mitad mas uno en el comité , lo mismo debe ser aplicado para caso de ejecutiva federal si los presupuestos son los mismos. Igual solución cabe con una interpretación sistemática.
    Esperemos que se resuelva el conflicto y el PSOE salga con E mas firme y con una auténtica política e ideario socialdemócrata y no a remolque de un veterocomunismo con traje nuevo , y símbolo de la pobreza, la dictadura , aunque se añada lo del proletariado y se camufle su falta de democracia con lo del centralismo democrático.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 1

  6. Encuaderna says:

    En Navarra el suicidio del PSoe empezó cuando en las elecciones de 1999 (si no recuerdo mal) se presentó Lizarbe con el maxiprograma de A15 gratis para todos.
    Pero para copiar el programa de HB ya estaba HB.
    Fue entonces cuando el GN de M. Sanz, rebajando el peaje a los camiones e incrementando los controles en la N121 consiguió que los camiones liberaran la carretera y la A15 sirviera para lo que había sido concebida.
    (Por aquel entonces se intentó lo mismo con la AP68 y no fue posible… porque sus propietarios no querían camiones. Eso les permitía gastar menos en asfaltado. Vendieron en B el asfalto sobrante.
    Y contra ese PSoe UPN se convirtió en la DC italiana: como los comunistas (HB) no podían llegar al poder había que votarla sí o sí.
    La consecuencia, que pagamos, es que Sanz devino en Sanzestein, y todavía no hemos pagado el precio.

    ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 1