Las agresiones sexuales en los Sanfermines

Uno de los capítulos más lamentables de la actualidad veraniega ha sido el de las agresiones sexuales durante los Sanfermines. Paradójicamente, el alcalde Asirón llevó a cabo una especie de valoración positiva, asegurando que los casos son similares a los de otros años, que “la verdadera diferencia con respecto a otros años no es que no ocurrieran estas cosas sino que por fin se denuncian”, que en todas partes cuecen habas y que “si algo está ocurriendo ejemplar en este tema de la mano de la ciudadanía es el empoderamiento, ese salir a la calle a decir que ya está bien y que estamos hartos de esta situación, no vamos a parar hasta que las agresiones sexistas sean un mal recuerdo del pasado”.

La verdad es que, como respecto a todos los problemas que el tetrapartito denunciaba en la oposición, al llegar al gobierno el discurso se les ha hecho añicos en cuanto ha chocado con la realidad. Prácticamente nos habían vendido que para acabar con las agresiones sexuales, o con cualquier otro problema, simplemente bastaba con tener voluntad. Si otros gobiernos no habían acabado ya con este y otros problemas era por pura maldad, por desprecio hacia las vícitmas, por falta de voluntad. Héte aquí sin embargo que llegan los ultraprogresistas al gobierno y sigue habiendo agresiones sexuales, puede que más, desde luego no menos.

Se nos ha estado vendiendo que las agresiones sexuales son consecuencia de una mentalidad no progresista y no izquierdista de la vida y de la sexualidad. El problema es que luego uno compara las agresiones sexuales en los Sanfermines con las de la JMJ, por ejemplo, y algo falla en el discurso de los talibanes de la ideología de género. Cabe traer a colación a este respecto otra noticia de este verano, como la denuncia en Madrid de un grupo de mujeres de un círculo de Podemos.

En lo que tiene razón Asirón es en que hemos puesto carteles a la entrada de las localidades navarras diciendo que en tal o cual población se rechazan las agresiones sexistas. Ojo, sexistas, no sexuales. Lo cual es una absoluta ridiculez por varias razones.

En primer lugar porque nadie va a dejar de cometer una agresión sexual por un cartel. Nadie comete una agresión sexual motivado por la ausencia de carteles.

En segundo lugar porque no cabe pensar que una localidad está a favor de las agresiones sexuales por no poner un cartel.

En tercer lugar porque no cabe pensar que una localidad está a favor de todos los actos horribles respecto a cuyo rechazo no hay un cartel a la entrada.

En cuarto lugar porque en estos Sanfermines también se han denunciado agresiones sexuales de un hombre sobre otro, las cuales han pasado mucho más desapercibidas pero reducen al absurdo el supuesto carácter “sexista” de las agresiones.

En quinto lugar porque no puede dejar de resultar llamativo que alguno de los que ahora inundan de carteles las localidades navarras hace poco no inundara de carteles esas mismas localidades expresando el rechazo a los tiros en la nuca o las bombas lapa. Puede que se trate de un mecanismo compensatorio.

Por todo ello cabe concluir que el objeto de todos esos cartelitos es autopropaganda gubernamental (vean lo que este gobierno se preocupa por estos temas, aunque las cifras sean iguales o peores que antes) y no una medida realmente destinada a combatir las agresiones sexuales.

Por lo demás, el hecho es que este mes de julio hemos tenido que ver en todos los medios nacionales, e incluso extranjeros, la imagen de Pamplona y los Sanfermines ligada a las agresiones sexuales y el concepto de ciudad sin ley. Es un fenómeno que si nos descuidamos se puede retroalimentar, porque espanta a la gente normal y atrae a todo tipo de mermados.

.

.

¿Cómo cree usted que se podría mejorar la imagen de los Sanfermines?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (4)
  1. Sólo el hecho de poner “sexista” en vez de sexual, invalida por completo esa patraña de que lo hacen por bien. Vamos, que si un grupo de lesbianas coger a una niña de 14 años, la raptan, y obligan a hacer cosas contra su voluntad….no es una agresión perseguible por los cutrepartitos.
    ….
    Por otra parte, no hay más agresiones en fiestas….es que hay 3 veces más población, joven sobre todo, y desinhibida por el alcohol y otras sustancias. No está bien enfocado el tema, y me temo que adrede.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 20 Thumb down 2

  2. Indarra says:

    Amén a cada linea y frase de este artículo. Dice lo que he venido afirmando desde que ocurrieron las lamentables agresiones sexuales. Hay q actuar con todo el peso de la ley contra las violaciones. No cabe otra solución frente a los degenerados. También hay q hacer una labor de educación, pero desde pequeño y sin feminismos ni ideologías.
    En SF no hay más agresiones que en un fin de semana de cualquier feria de España o de fiesta en una ciudad como Madrid o Barcelona.
    Todavìa espero el cartel que afirme que Pamplona no tolera las agresiones por motivos ideológicos en El Riau Riau.
    Buen día a todos

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 26 Thumb down 1

  3. navarrisimo says:

    Efectivamente si se actúa con justicia contra los violadores y cumplen su pena,No pasará como los terroristas,que algunos ocupan puestos en los ayuntamientos y alguno quiere ser lehendakari.Si no hay justicia no hay libertad.Estoy con Indarra,Queremos un cartel de “Pamplona no tolera Imposiciones de Banderas foráneas”

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 4

  4. ultzama says:

    pues yo añadiría a esa señal una diga bien claro…. ” REYNO DE NAVARRA, OBJETIVO FUNDAMENTAL PARA LOS DEL REYNO DE CASTILLA (CUNA DE VARDULOS,CARISTIOS y AUTRIGONES)”.

    ¿Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 2

   Dar de baja