Nace un niño a los 4 meses de morir su madre, derribando uno de los mitos respecto al aborto

Los medios se han hecho eco estos días de la noticia del nacimiento de un niño en Lisboa, cuya madre llevaba cuatro meses en muerte cerebral. El niño ha nacido en la semana 32 de gestación, 55 días después de la muerte de su madre, enferma de cáncer. La madre murió por tanto cuando el bebé se encontraba en la semana 24.

El caso de Lisboa, sin embargo, no es un suceso inédito. Más sorprendente si cabe es el del bebé que nación en Hungría en 2013, tres meses después de que naciera su madre. En aquella ocasión, el bebé tenía sólo 15 semanas cuando murió la madre, víctima de un derrame cerebral.

Este tipo de informaciones vienen a desmentir completamente la idea de algunos defensores del aborto que aseguran que la mujer tiene derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo. Una de estas personas es la presidenta del Parlamento de Navarra, en cuya cuenta de Twitter ha colgado imágenes del siguiente nivel de sensibilidad humana.


aa

Si un niño puede nacer a los cuatro meses de morir su madre, salta a la vista que no se puede considerar al niño como parte del cuerpo de la madre. Es tan evidente que el niño es una persona y la madre otra que la madre está muerta y el niño vivo.

Se da la circunstancia además de que, por ejemplo en el caso de Hungría, el niño tenía 15 semanas cuando murió la madre. Quedando claro que es una persona distinta de la madre, se encontraba al borde del plazo para ser abortado en España sin necesidad de alegarse motivo alguno y desde luego dentro de las 22 semanas en que se puede abortar por riesgo para la salud física o psicológica de la madre.

Más allá de la noticia médica de que nazca un niño a los 4 meses de morir su madre, nos encontramos por tanto ante la evidencia de que estamos matando anualmente a miles de niños no nacidos, que son seres diferentes de sus madres y con una vida propia. Obviamente esta enormidad debería dar que pensar a cualquier persona tanto si es de derechas como si es de izquierdas, aunque por alguna extraña razón se ha determinado que este tipo de preocupaciones sobre la protección a los seres humanos más débiles e indefensos es impropia de las personas de izquierdas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (7)
  1. veneno says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 28

  2. veneno says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 23

  3. Es curioso todos estos que si salvemos las focas, cuidemos las ballenas, no comas pezqueñines, hasta un caracol o bicho, no sólo el Toro de la Vega, da igual, un puto gusano del ártico, todo hay que defenderlo….menos a las crías humanas. A esas, cebolletazo y a otra cosa.
    Y dicen que son ,”civilizados”. Será “suicidas”…no tienen ni corazón ni conocimiento (del Lenguaje tampoco). Porque si matas a tus propias crías, es que odias a tu propia especie.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 30 Thumb down 3

  4. mirentxu says:

    Si el feto fuera parte del cuerpo de la madre, no se por qué esta necesita que la fecunde un hombre para que ese feto exista. Yo no necesito ninguna fecundación para que me salga un pólipo, una verruga o un quiste. Tampoco comprendo por qué el embrión – si es simplemente parte del cuerpo de la madre- tiene la mitad de su genoma del padre.
    Justificar el aborto como la libre disposición del propio cuerpo es un argumento tan absurdo, que solo por decirlo quienes lo dicen no ha provocado ya un escándalo entre los medios médicos y científicos.
    Interesante es que no provoca ni risa. ¡A que nivel hemos llegado!

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 31 Thumb down 1

  5. veneno says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 9

  6. Ispan says:

    Mire vd. sr Veneno, el aborto es una brutalidad.Mata inocentes e indefensos en el vientre de la madre, que dispone de una vida diferente que no es la suya.
    Suscribo lo dicho por el amigo Ciudadano Caña , quien mata a sus crías odia a su especie y eso solo puede referirse al hombre , capaz de amar y desgraciadamente de odiar.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 0

  7. Erytronium says:

    No sé en que momento en la historia de la Humanidad los defensores de la vida hemos pasado a ser retrógados, fundamentalistas y totalitarios, mientras que los que matan a sus hijos antes de nacer se consideran a si mismos progresistas y guays.

    Todos los argumentos que se dan para defender el aborto son rebatibles. El último el de Sr. Veneno (se ve que le va lo de matar): claro que nuestros hijos precisan de la madre para sobrevivir, pero muchísimo más cuando nacen. Durante el desarrollo embrionario el niño no precisa de la voluntad de la madre para salir adelante. La naturaleza hace todo y no le pide permiso a la madre para que el embarazo siga adelante. Es más, interrumpirlo es algo traumático, fisica y psíquicamente. Algo que destruye dos vidas, una irreversiblemente. La otra…, casi nadie que aborta vuelva a hablar de ello.

    Sin embargo, cuando nace el niño si precisa de la voluntad de su madre para salir adelante. Y, sin embargo, si lo mata a partir de ese momento se le condena a pena de cárcel.

    ¿Por que esa diferencia?. Simplemente porque el niño nacido es visible e inspira piedad y ternura.

    En fin. Todo el mundo sabe lo que está bien y lo que está mal. No hay que argumentar lo obvio: no se puede abrir la veda del ser humano.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0