Los abuelos atropellados por Beloki no eran culpables

De todo el episodio del atropello de un par de ancianos por parte de la concejal de Bildu Maider Beloki, el elemento acaso más siniestro fue el de echar encima la culpa a los abuelos. Por un lado se minimizó el caso, diciendo que no había pasado nada aunque uno de ellos acabó con la pelvis rota en el hospital. Por otra parte se vino a decir que los abuelos eran los culpables del accidente y que prácticamente habían atropellado ellos al vehículo de la concejal de Bildu en vez de a la inversa. Parte de la responsabilidad de este relato es de Bildu, parte de la policía del sindicato APM que acudió al lugar de los hechos. La que no hizo la alcoholemia a la concejal. La que se despidió de ella con dos besos.

beloki

Culpar a los abuelos atropellados resultaba particularmente difícil de creer por dos motivos. Primero porque el atropello se produjo aparentemente  en una zona residencial, por lo que los ancianos tenían prioridad sin ninguna duda. Segundo porque Maider Beloki circulaba marcha atrás, estableciendo el Código de Circulación unas condiciones muy severas para hacerlo. Cualquiera que eche un vistazo al Código de Circulación, de hecho, tendrá severos problemas para entender que los culpables del accidente sean los ancianos. Sin embargo el portavoz de Bildu, Joxe Abaurrea, no tuvo reparos en minimizar el atropello y echar la culpa a los ancianos: “Fue un accidente menor, sin relevancia. Esas dos personas habían hecho una maniobra imprudente. Fue un pequeño accidente leve”.

Huelga decir que, aunque se pidió el vídeo del atropello porque hay una cámara de seguridad enfrente, Bildu nunca mostró la grabación, como la de los gritos fantasmales de “Asirón ejecución”. En una zona peatonal por la que puden cruzar niños y ancianos, circulando además marcha atrás, el responsable de la maniobra es el conductor del vehículo. La pregunta es por tanto si no sería la concejal conductora la que iba distraída.

Pero hay más.

Navarra.com acaba de publicar el boletín de denuncia que se extendió contra Maider Beloki en el lugar del atropello. Este boletín no lo rellenó la agente de la APM sino otro de los presentes. En este boletín se denuncia a Maider Beloki “por conducir sin adoptar las precauciones necesarias de seguridad para el resto de usuarios”. Como se acaba de referir, el atropello se produjo aparentemente en una zona peatonal y circulando Beloki marcha atrás, siendo el Código de Circulación sumamente severo respecto a ambas circunstancias con los vehículos. En el boletín de denuncia el hecho se califica de “grave” (por más que luego Bildu insistiera en la levedad del atropello, cadera rota de por medio) y se sanciona con una multa de 200 euros.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Aritz Romeo, también minimizó el atropello explicando que “No se hizo la alcoholemia porque no se trataba de un hecho grave, sino de un accidente leve. Si ustedes leen los informes policiales que intervinieron verán que los hechos fueron leves”.

Pues parece que los hecho no fueron tan leves, y desde luego no lo son políticamente.

El boletín de denuncia refiere el incumplimiento por parte de la conductora de los artículos 11.1 de la Ley de Tráfico y 18.1 del Reglamento de Circulación, que respectivamente determinan:

11.1

Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos. Al aproximarse a otros usuarios de la vía, deberán adoptar las precauciones necesarias para su seguridad, especialmente cuando se trate de niños, ancianos, personas ciegas o en general personas con discapacidad y con problemas de movilidad.

18.1

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos (artículo 11.2 del texto articulado).

Se considera incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción el uso por el conductor con el vehículo en movimiento de dispositivos tales como pantallas con acceso a internet, monitores de televisión y reproductores de vídeo o DVD. Se exceptúan, a estos efectos, el uso de monitores que estén a la vista del conductor y cuya utilización sea necesaria para la visión de acceso o bajada de peatones o para la visión en vehículos con cámara de maniobras traseras, así como el dispositivo GPS.

marcha atras

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (3)
  1. fertxu says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 47

  2. Tanto la atropella ancianos Maider como Aritz el ocultador deben dimitir de sus puestos hoy mismo. Una por atropellar a los ancianos, el otro por mentir y ocultar pruebas del atropello.
    Y Asirón por saberlo todo y callarse o por no empanarse de nada, que lo dudo.
    Pero para la ralea de su votante medio, las peticiones de dimisión son acicates para seguir al frente de las más altas responsabilidades (como irresponsables, claro), es lo que tiene estar apoyados por votantes unicejos con medio dedo de frente. Puedes atropellar ancianos y libertades, y estos tipos babean mientras te aplauden.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 50 Thumb down 2

  3. el liberal navarro says:

    En cualquier caso , me permito recomendar a los abuelos mirar los bajos de la silla de ruedas y tener precaución al dar la vuelta de la esquina, y avisar a los TEDAX ante cualquier paquete sospechoso que les sea remitido…

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 28 Thumb down 3