Comparaciones odiosas con la AGAO

El pasado domingo, Diario de Navarra publicaba un interesante artículo de Alfredo Erviti, vocal de la junta de la AGAO.

En dicho artículo Erviti aportaba una serie de cifras que hacen más incomprensible si cabe la decisión del cuatripartito de asfixiar económicamente a la Asociación Gayarre de Amigos de la Opera.

Entre los datos aportados, un informe de Deloitte en 2009 en virtud del cual, por cada 1 euro invertido en la AGAO, se generan 2,5 euros de PIB.

Tenemos que confesar en NC siempre somos bastante incrédulos con este tipo de cálculos, basados en los multiplicadores keynesianos. Cada vez que alguien quiere justificar un negocio ruinoso acude a los multiplicadores keynesianos. Los multiplicadores keynesianos sirven para justificar desde el Circuito de Los Arcos hasta el campo de golf de la UPNA. Si por cada euro del presupuesto de la AGAO se generan 2,5 euros de PIB, invirtamos todo el dinero de Navarra en la AGAO y multipliquemos nuestro PIB por 2,5.  Es por ello que nos han parecido más interesantes el resto de argumentos.

Por ejemplo, que la lírica en la ciudad de Oviedo (224.000 habitantes) recibe un apoyo público de 600.000 euros entre el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma, mientras que se pretende reducir la subvención a la AGAO a 105.000 euros. Bilbao dedica 1,43 millones de euros en ayudas públicas a la ópera y, aunque puede parecer que es una ciudad que por su tamaño juega en otra liga, tiene un público declarado de 90.000 espectadores. La AGAO tuvo 42.194 espectadores presenciales en 2015 y más de 4 millones a través de internet.

La AGAO alude también a los datos oficiales para presumir de su buena gestión y de que sus producciones tienen un resultado económico tres veces mejor que el del principal programador público de Navarra.

Con todos estos datos, volviendo al principio, resulta incomprensible que el cuatripartito haya decidido aplicar un recorte salvaje a la cultura en el cuello de la AGAO (de 252.000 euros a 105.000).

No nos encontramos precisamente ante un gobierno cuyo modelo sea la privatización de la cultura, lo que sería otro debate, sino todo lo contrario. Tenemos un gobierno que más bien por lo que apuesta es por la gubernamentalización de la cultura y por el aumento del gasto público. ¿Cómo se explica entonces el estrangulamiento financiero de la AGAO?

Habrá que pensar entonces que para este gobierno la txalaparta es cultura y la ópera no. O que la finalidad de gubernamentalizar la cultura no es facilitar el acceso de la gente a la misma, sino que el gobierno filtre y controle el acceso de la gente a la cultura. Es decir, convertir la cultura en adoctrinamiento, llevando su política a tal extremo que no sólo se excluya del monopolio público cultural aquello que se oponga a  los fines del gobierno, sino incluso aquello que simplemente sea neutro, que por lo visto debe ser lo que pasa con la ópera y con la AGAO.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (4)
  1. ¡¡¡La Cultura ha muerto!!!

    ¡¡¡¡¡¡Biba la kurtura!!!!!!

    Y así todo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 13 Thumb down 1

  2. Cuenco says:

    No soy partidario, en principio, de subvenciones. No veo por qué hay que subvencionar unas determinadas actividades y no otras. ¿Tal vez porque si no hay subvención la actividad no sobreviviría? Pues, oiga, es que a lo mejor es una actividad que sólo interesa a una minoría. Además, estar subvencionado es depender en cierto modo del “subvencionador” que, si es administración, siempre tiene matiz político.

    Ahora bien, y dicho esto, una vez que de se dan subvenciones, lo que ya es inadmisible es la sospechosa discriminación en la concesión de las mismas.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 15 Thumb down 0

  3. agramontex says:

    Comparar deltas de PIB con aportaciones públicas es del todo inexacto. La comparación a realizar es la del dinero que sale de la adminstración pública (Subvención) con la de la recaudación impositiva inducida por la actividad. Todo Euro de gasto público genera actividad y por tanto deltas de PIB. La cuestión es en dónde es mejor poner ese Euro.

    En materia de infraestructuras por ejemplo, el verdadero caso de rentabilidad se debería exponer como un cuadro de flujos descontados de caja donde:

    Salen:
    – Costes de construcción (Sumando intereses si hubiera crédito)
    – Subvención recurrente de explotación (Si la hubiera)
    – Aportaciones para compensaciones de pérdidas OPERATIVAS (Sin considerar amortización) en cuenta de explotación (Si las hubiera)
    – Aportaciones para inversiones post-construcción

    Entran:
    – Superávits operativos (Si los hubiera)
    – Recaudaciones impositivas inducidas por actividad (Requiere un estudio ad hoc costoso)

    Qué pocas infraestructuras en nuestro país exponen en ese caso claro. Todo es mezcolanza y datos parciales para justificar muchas inversiones que no deberian haberse realizado.

    Como bien dice NC, usar los multiplicadores keynesianos puede dar lugar a errores significativos en las decisiones, en la medida en la que se contemplan deltas de PIB y no el cuadro real de flujos de caja para la autoridad tributaria a la hora de evaluarlo.

    Restrinjo mi comentario a una consideración puramente económica. De la “rentabilidad social”… hablamos otro día.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  4. Patricia says:

    Es evidente que la difusión de las artes mayores necesita de ayudas para que la población pueda acceder a esas elevas muestras culturales y refinar su espíritu. Las subvenciones son necesarias para evitar que solo sean de acceso a unos pocos. De hecho todo es subvencionado y todo sería discutible: alguien puede decir que por qué se gastan sus impuestos por una carretera que no usa o por un pantano si no riega,pero el liberalismo diría “que se fastidien y que tenga libertad de elección educativa quien este forrado”; ellos son así. La cultura en Navarra tuvo una prodigiosa ascensión con la AGAO,la OSN, la restauración de monumentos o la creación de museos hasta la llegada de Barcina,que abandonó la batalla cultural en manos del mundo nacionalista (error brutal) pensando solo en la pela. Eso hizo el PSE en Vascongadas y dio al PNV mayorías que no tenía en los 80.Luego llegan estos t.Luego llegan los talibanes y quieren una Navarra inculta, porque favorece a Geroa y Bildu; y es verdad. Ellos actúan en consecuencia; Barcina ,Sánchez de Munian les allanaron el camino comenzando a torear a la AGAO. Estos cafres de ahora le han dado la estocada.¡Aúpa la AGAO,aúpa la ópera!

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 2