¿Qué pasa con las multas de Antiviolencia contra Osasuna por culpa de los Indar Gorri?

Redacción 31 marzo 2016 Noticias
Imagen de ¿Qué pasa con las multas de Antiviolencia contra Osasuna por culpa de los Indar Gorri?

Es probable que muchos ciudadanos navarros, en su calidad de contribuyentes y rescatadores del club Osasuna, se sientan hoy un tanto perplejos al conocer que Antiviolencia propone una multa de 50.000 € a Osasuna por dar invitaciones a Indar Gorri para el partido frente al Lugo, cuando ambos clubes habían suscrito un documento por el que se comprometen a no hacer entrega de tales invitaciones a “grupos problemáticos o con antecedentes violentos”.

No sólo eso.

Resulta que este mismo mes la Comisión Antiviolencia ya acordó proponer una sanción de 30.000 euros a Osasuna “por permitir que el grupo radical Indar Gorri distribuyera en el interior del estadio folletos sobre las recientes actuaciones policiales contra este grupo ultra en Pamplona”.

¿Es en esto en lo que se gasta el dinero un club rescatado, cuajado de actuaciones vergonzosas en el pasado reciente, que nos tiene que devolver a los navarros millones y millones de euros? ¿Para esto les estamos prestando dinero?

Por otra parte es lo que tiene el ser rescatado. Que no se aprende nada. La moraleja perversa de los rescates es que persistir en los comportamientos tóxicos no culmina en un castigo sino en otro rescate. Sobre todo cuando los rescates no son un hecho aislado sino que se van acumulando, confirmando la moraleja perversa. Los anglosajones incluso tienen un nombre para eso: “moral hazard”, o riesgo moral. Ser rescatado tras hacer las cosas mal genera adicción.

Como contribuyentes, el consejo que les podemos ofrecer es que ustedes también se comporten de manera totalmente irresponsable. Gasten todo su dinero. Pulvericen sus ahorros. Acumulen toda la deuda posible. Lleven sus familias a la quiebra. Pasen de rescatadores a rescatados. A primera vista suena mal, pero quedarse sin dinero es la única forma de que la próxima vez que haya que rescatar a los malos gestores no sea una vez más a costa de su dinero. No tocar el balón con la mano sólo tiene sentido en un contexto en el que hay reglas y árbitros. Si hay jugadores que pueden tocar impunemente el balón con la mano no tiene sentido que uno respete las reglas y no lo haga, pasando de ser bueno a ser tonto. Esa es la consecuencia de la “moral hazard”, que si se premia al que hace las cosas mal se va empujando a toda la sociedad a comportarse mal. Alguien dijo que esta crisis es una crisis de valores. Hoy hablamos de Osasuna, pero el riesgo moral seguramente está metastatizando toda la sociedad. Por favor, no se tomen al pie de la letra nuestro consejo de convertirse en unos completos irresponsables.

Como es lógico, no obstante, este tipo de noticias no pueden sino aumentar la incredulidad no ya de que Osasuna vaya a devolver algún día el dinero que debe, sino que dentro de unos años no haya que pagar un nuevo rescate, que no sería el segundo sino al menos el tercero.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (2)
  1. Hemos creado un monstruo….
    y lo vamos a seguir pagando largo tiempo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 4

  2. clarete 2011 says:

    Pues si, pero aún tenemos un monstruo mayor y más insaciable al que nadie quiere enfrentarse: el “sagrado estado del bienestar”. Hoy hemos sabido que se ha incrementado el déficit público en otros 10.000.000.000 de euros para alimentarlo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 1

Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 19 de abril de 2012