En una sociedad seria, ¿debería estar Ada Colau fregando suelos?

Aluvión de críticas, acusaciones de machismo y peticiones de dimisión a un concejal del PP por decir que Ada Colau, en un país serio, estaría fregando suelos

Òscar Berman, un humilde concejal del PP en Palafolls, se ha convertido en el centro de un escándalo nacional por haber dicho de Ada Colau en una entrevista para Alerta Digital que “No espero nada de Ada Colau ni voy a ser tan ingenuo de esperar que cambie esta especie de Carmen de Mairena en versión caricaturesca. Es una descerebrada llena de odio y de fobias salvajes. Representa todo lo contrario que yo defiendo. Fue incapaz de terminar sus estudios universitarios y eso ya la acredita como una vaga incorregible, como una floja redomada, como una incapaz que supo, eso sí, aprovechar oportuna y mediáticamente el descontento de un sector social ante determinadas medidas judiciales para vivir hoy como una millonaria. Dados sus escasísimos méritos curriculares y su absoluta ineficacia como gestora, en una sociedad seria y sana estaría limpiando suelos y no de alcaldesa de Barcelona. Con todos mis respetos a las dignísimas limpiadoras”.

Estas declaraciones han desatado una oleada de críticas al concejal, al que el PP ya le ha abierto un expediente. El presidente provincial del PP, Alberto Vilagrasa, ha manifestado su “completo rechazo a las declaraciones” del concejal y ha dicho que “nunca se debe confundir la crítica política con el insulto personal”.

La respuesta de la propia Colau a las declaraciones del concejal ha sido del siguiente tenor:

colau

.

A la vista de todo lo anterior, quizá a alguien le pueda llamar la atención la respuesta de Colau.

Por un lado, las palabras del concejal del PP no son adecuadas, llamando por ejemplo “descerebrada” a la alcaldesa. Resultaría curioso, no obstante, recopilar todas las cosas que desde el ámbito ideológico de Colau se han dicho de quienes no pertenecen a esa ámbito. La propia Colau se hizo famosa en una comparecencia parlamentaria en la que insultó, lanzó veladas amenazas e incluso expresó su deseo de liarse a zapatazos con un representante de la banca. No es que esto justifique al concejal popular, pero la vara de medir debería ser igual para el PP que para los demás.

Por otra parte, resulta llamativo que de todo lo que dijo el concejal del PP la alcaldesa de Barcelona sólo se quedara con la idea de limpiar suelos, lo identificara con un comportamiento machista y contestara con una reflexión completamente absurda.

¿Por qué es machista decir que Ada Colau en un país serio estaría fregando suelos?

¿Es más machista decir eso que decir que en un país normal tal o cual concejal o diputado sin cualificación alguna estaría barriendo la calle?

El concejal del PP no dijo que las mujeres en general deberían estar fregando, sino que ella en particular estaba más cualificada para fregar suelos que para dirigir una ciudad.

Da la impresión de que Ada Colau se defendió acusando al concejal popular de machismo porque su currículum no desmiente su afirmación. Eso sí, hay que reconocer que si Ada Colau te señala como machista estás acabado, con razón o sin razón.

Por otro lado, la afirmación de Colau de que “en una sociedad sana ser alcaldesa y fregar suelos es compatible” resulta más que cuestionable.

¿Qué quiere decir con eso?

¿Se refiere a que alguien que es alcalde puede dedicarse a fregar el suelo o a que alguien que se dedique a fregar el suelo sea alcalde?

En caso de que Colau  contestara refiriéndose a lo primero no tiene sentido, porque el concejal del PP claramente se refería a lo segundo. Pero si Colau se refería a lo segundo, entonces ha escogido un mal argumento.

En una sociedad sana y democrática, el voto de alguien que friega el suelo vale lo mismo que el de un cirujano. En una sociedad democrática y sana un cirujano puede fregar un suelo. Pero en una sociedad democrática y sana, los trasplantes de corazón los hacen los cirujanos, no los que friegan el suelo. Otra cosa no sería ni sana ni democrática, sino disparatada.

Si la postura de Colau es que hace falta la misma cualificación para fregar el suelo que para ser el alcalde de Barcelona, es posible que el resultado acabe siendo el mismo que si ponemos a hacer transplantes a un barrendero.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (2)
  1. Pues no ha dicho nada que no sea verdad,mala estudiante, actriz de serie B, politicastras mentirosa que ha metido a su chorbo enchufado en el ayuntamiento que ella maldirige. Y separatista emboscada cual si fuera un charnego asuriano y ugetista vendido a la oligarquía corrupta catalana.
    Yo de quien más me enfado en estos momentos es del PP ¿abrirle un expediente a un concejal por decir una verdad totalmente razonada? El mundo al revés.
    Animo a todos los militantes del PP a tirar solicitudes para arriba defendiendo al lógico y vero concejal de los ataques de la furibunda inútil de la alcaldesa enchufista.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 30 Thumb down 13