Si me haces oposición, ¿te quito la tarjeta para aparcar?

Redacción 10 marzo 2016 Noticias
Imagen de Si me haces oposición, ¿te quito la tarjeta para aparcar?

El tetrapartito parece tener un problema ahora que está en el gobierno. Una cosa es que cuando gobernara UPN tuviera que dar todo tipo de explicaciones y remitir todo tipo de información a los grupos de la oposición. Eso era normal. ¿Pero cómo que el tetrapartito tiene que dar explicaciones, remitir información o estar sometido a crítica? Ahora que todo es perfecto, que  la mayoria social navarra ve colmado su anhelo de abrazar la ikurriña y dejar de escuchar el himno de España, no hay listas de espera, el paro baja, la gente puede escoger libremente si en el colegio de su hijo quiere modelo D, PAI o español, y que las OPE son realistas y equilibradas, ¿qué necesidad hay de que la oposición tenga información o el tetrapartito tenga que dar explicaciones?

Esta parece ser la mentalidad del nuevo gobierno transparente y cercano, al punto que el PSN ha reclamado un informe jurídico para “conocer si tiene justificación la reiterada negativa del consejero de Educación a remitir información solicitada bajo el formato de Petición de Información, en torno a cuestiones relacionadas con el inglés y la Inspección Educativa”.

Pero si esto sucede en el Parlamento, más reiteradas son incluso las denuncias contra este tipo de actitud en el Ayuntamiento de Pamplona.

La semana pasada, el Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona denunciaba que el concejal delegado de Ecología Urbana y Movilidad, Armando Cuenca (Spiderman), había mandado a los concejales de la oposición a “ir a los círculos de su partido para acceder a la información municipal”. Los regionalistas calificaron como “increíble” que un responsable municipal “mande a los concejales de la oposición a asistir a un órgano de su partido para conseguir información a la que legalmente tienen derecho”. Para los regionalistas, “Es como si UPN hubiera mandado a otro concejal a su Consejo Político a obtener una respuesta”.

Esta semana, el cuatripartito ha tumbado con su voto en bloque dos declaraciones de UPN y PSN que pedían información sobre los planes para el edificio del colegio María Auxiliadora, en la Chantrea, y sobre el proyecto Geltoki de la antigua estación de autobuses, tras conocer estas formaciones datos por los medios de comunicación o escucharlos en reuniones con colectivos sin que los concejales tuvieran apenas información sobre los mismos.

Para UPN, el tetrapartito se opone a textos que simplemente piden “lo que es una obligación legal de los gobiernos municipales, como es informar al resto de concejales del consistorio”.

Da la impresión de que el tetrapartito, por alguna extraña razón, no piensa que cuanto más sepamos acerca de lo que hace tendremos mejor opinión de su labor. Como para pretender que se muestren grabaciones con supuestas amenazas contra el alcalde, a las que se puede aludir para hacer acusaciones que no se sustentan por ningún otro medio pero que luego no se pueden consultar, o para visualizar el vídeo del atropello a dos ancianos por parte de la concejal de Bildu Maider Beloki.

Lo más llamativo de lo sucedido recientemente, sin embargo, es quizá lo que ha ocurrido con las tarjetas de aparcamiento.

Seguramente todo el mundo recuerde que algunos policías municipales de Pamplona iniciaron una guerra particular contra los concejales por el uso de las tarjetas de aparcamiento que concede el Ayuntamiento. Una sentencia determinó el pasado mes de septiembre que respecto a las tarjetas efectivamente había una ilegalidad, o por lo menos un defecto formal, en la habilitación para el uso de algunas de estas tarjetas, aunque también reprobaba la actuación de los agentes implicados al erigirse en juez y parte para desobedecer una orden. Un informe jurídico posterior del Ayuntamiento, ya con el cuatripartito en el poder, avalaba el conjunto de las tarjetas.

A resultas de todo aquello, el Ayuntamiento ha decidido racionalizar el uso de estas tarjetas y poner un poco de cordura en su adjudicación y disfrute. O esa se suponía que era la idea. El resultado de la racionalización en el uso de las tarjetas, de ser cierto lo que denuncia UPN, va a consistir sin embargo en que el tetrapartito seguirá teniendo tarjetas pero se les quitan a los concejales de la oposición: “Ahora, curiosamente, Bildu establece unas condiciones que básicamente impiden el acceso a estas tarjetas a los concejales de la oposición que realizan su labor de forma habitual en la Casa Consistorial, y no a los concejales delegados y especiales, por lo que ellos las seguirán utilizando”.

Hay que recordar que de las anteriores tarjetas, excesivas o no, también se beneficiaba la oposición. Por consiguiente, aquello acaso se podía calificar como un cierto abuso, pero al menos no de un castigo de las fuerzas en el gobierno a quienes osaran criticarles o pedirles información.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (16)
  1. perroflauta says:

    Jabier, no pierdas el tiempo, y menos con Ultzama. El tipo va de, de ni se muy bien qué, y le falta educación, respeto, y saber hablar sin gritar.
    Algo muy propio de emergúmenos.

    Debate acalorado. Y tú, ¿qué opinas? Thumb up 5 Thumb down 7

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de abril de 2011