Se puede confiar en estos tipos

Daniel Celayeta 22 febrero 2016 Claves

Alguien en su sano juicio piensa que se puede encargar para poner coto a la corrupción a un tipo al que una televisión pública de una teocracia le paga hasta el teléfono móvil. La oscuridad presidio la asignación de una beca que concedió ad hoc a su número dos Errejón, el catedrático amigo de Podemos. Hoy a la vista del fracaso de su partido hermano en Grecia ¿sigue sosteniendo el niño de la beca aquellas ideas? Mosquea que él tan listo, recientemente, atribuyó a Reagan la dimisión de Nixon por el caso Watergate. Nixon dimitió en 1974, mientras Reagan completó sus dos presidencias entre 1981 y 1989.

Porque debemos olvidarnos del encargo a Monedero, por aquellos 425.150 € que le dieron los países del ALBA para que diseñara una moneda común que sirviera a los países bolivarianos que le pagaron el estudio. La Fiscalía debería seguir el rastro de esos 425.150 euros. Recordarán que Monedero facturó la pasta con una empresa creada después de haber cobrado el dinero. Cantidad que fue a parar a una cuenta suya. Sería de sumo interés saber si todavía se encuentra allí o ha ido a parar a Podemos. Es una pista que podría seguir la Fiscalía Anticorrupción para saber si la pasta era un dispendio del Presidente Maduro para un amiguete o para financiar ilegalmente a un partido satélite. El fiscal debería requerirle también una copia del ‘trabajo’ por el que facturó tal dineral, para catalogarlo como cuartada trampa o como una prueba de inmunidad.

Lo de Pablo Iglesias, que ha estado cobrando de una República islamista que ahorca a los homosexuales o los precipita desde un piso alto, lapida a las adúlteras y obliga a las periodistas que presentan los informativos de Hispan TV con tocado sobre el pelo. Esta cadena que ha estado pagando a Iglesias hasta la campaña electoral: él se justifica por que “A los iranís (sic) les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. ¿Lo aprovechamos o no lo aprovechamos?”, “No es que la izquierda debiera, es que no le queda otra alternativa” más que aprovechar el canal iraní. Preferiría otras opciones, como la televisión chavista Telesur pero se tiene que conformar con lo que tiene a su alcance. Siempre el fin justifica los medios.

Telesur es la cadena chapista/venezolana en la que fue entrevistado para añorar a Chávez, en la que la entrevistadora le pidió un mensaje para los españoles que viven en Venezuela y él respondió: “¡Qué envidia me dan!”. Con la que está cayendo por el desabastecimiento de cualquier producto, pienso que hoy no lo diría.

Pero no tienen remedio, estos populistas que han perdido las últimas elecciones en Venezuela parece que no se enteran. A su amigo Tsipras le envían ánimos ‘Aguanta, Alexis, que ya vamos’, mientras ocultan la huelga general de los griegos, a los que al parecer no les ha acabado de gustar que les recorten sus pensiones en un 30%. Parece que todo esto no cuenta frente a la decisiva voluntad de equivocarse de cinco millones de españoles atontados, que no quieren escarmentar en cabeza ajena. Pero los populistas son de los que tienen que insistir, hasta su derrota.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 20 de noviembre de 2007