Siguen los movimientos

Daniel Celayeta 11 enero 2016 Claves

Mientras sus señorías cogían las credenciales en las Cortes. Sánchez viajó a Portugal a inspirarse en el Pacto de Izquierdas a la portuguesa, y mandar a navegantes un mensaje claro, de su apuesta por un gobierno radical, apoyado por independentistas.

Mientras Iglesias va a lo suyo, aparcando sus promesas de austeridad, lo primero que presionan es que se les reconozcan a ellos cuatro grupos parlamentarios distintos, y así aumentar las subvenciones a sus compañeros de viaje, para ganar más pasta junto a más cuota de pantalla, por la cara. ¡Viva el cambio!. También Iglesias se encontraba bastante esperanzado, mientras el tic – tac del reloj avanzaba a favor, mostrándose muy seguro y muy chulito con su exigencia de línea roja del “derecho a decidir”, en espera de que este ardid les posibilitara una nueva oportunidad de hacerse con la Generalitat Catalana. Como apuntaban ciertas encuestas que en unas nuevas elecciones en Cataluña se convirtiesen en primera fuerza y contar con la Generalidad como trofeo para demostrar que habían parado a los independentistas mas duros, e ir dando pasos para “asaltar el cielo”, objetivo la Moncloa.

Podemos está dirigido por unos tipos listos, que no calcularon bien en qué clase de lodazal se han metido apoyando el “derecho a decidir”, donde están bien embarrados sin poder salirse, por tan solo sacar unos diputados más se aliaron en Cataluña, Galicia y Valencia con los independentistas ligth. Ahora empiezan a comprobar que es el gran obstáculo para formar Gobierno con el PSOE. Lo no previsto es que los malos resultados de Convergencia en las generales les han empujado a huir de repetir las elecciones autonómicas pues certificarían su muerte civil, y les dejaría sin protección para sus padres fundadores y demás corruptos. El acuerdo del pasado 9 de enero romperá la CUP y les empuja a seguir con el Proceso aún sabiendo que tienen la batalla perdida, pero confían en que por inmolarse por la causa Catalana, políticamente  lo puedan rentabilizar.

El futuro gobierno de España debe afrontar este desafío con el mayor apoyo posible. Esto incide claramente en la necesidad de fortalecer la respuesta a independentistas y populistas. Lo que necesita España es estabilidad y certidumbre. Un acuerdo a tres que pare a los independentistas y que contribuya a la recuperación económica. Los tres partidos constitucionalistas y centristas defienden el libre mercado, el imperio de la ley y la unidad de España. El PP + PSOE + Ciudadanos suman 253 de los 350 escaños. En contra de lo que se está contando, la mayoría de los españoles se han situado en la centralidad y en el sentido común. En un país normal, socialistas y ciudadanos apoyarían a Rajoy que gano las elecciones, y que la delicada situación económica y de ataques independentistas requiere. Todavía no hemos perdido la esperanza de que se consiga en el último minuto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 15 de noviembre de 2011