¿Ocupación, privatización, corrupción… o qué?

Redacción 9 diciembre 2015 Noticias
Imagen de ¿Ocupación, privatización, corrupción... o qué?

El pasado sábado se produjo la ocupación de un edificio público, situado en el número 3 de la calle Compañía, en el casco antiguo de Pamplona. El edificio, propiedad del Gobierno de Navarra, se encontraba desocupado y en venta desde finales del 2012. Por el local ubicado en el bajo se pedían 62.000 euros y por la vivienda de la tercera planta 72.000. Al no encontrar comprador, se pensó en reformar el inmueble y dedicarlo a vivienda social. Esta era la situación hasta que el pasado sábado un grupo ocupó el edificio para instalar un “gaztetxe”, ante la pasividad del Ayuntamiento y el apoyo político de Podemos-Aranzadi y Bildu.

Entre la privatización y la corrupción

¿Cuál es la palabra adecuada para calificar la acción de que un colectivo privado se quede con un bien público? Si pagaran algo por ese bien público con el que se quedan, podría llamársele privatización, pero dado que lo disfrutan por la cara, ¿cómo llamar a eso? ¿Comunismo de amiguetes?

Imaginemos que un grupo de jóvenes del Opus Dei necesitara un local para reunirse, rezar rosarios, organizar charlas y hacer meriendas. Supongamos que fuera este grupo el que hubiera ocupado el inmueble. ¿También el Ayuntamiento permanecería impasible? ¿También Bildu y Podemos apoyarían la ocupación?

El inmueble tiene un valor. En principio tenemos los 62.000 euros que se piden por el bajo y los 72.000 por la vivienda del tercero. Si en ese momento no se consiguió vender a ese precio quizá el valor sea inferior, pero no cero. Ese dinero, puesto que el propietario es el Gobierno de Navarra, es de todos los navarros. Si el señor Asirón o los concejales de Podemos quieren regalar el inmueble a los ocupas, lo que tienen que hacer es rascarse el bolsillo, su bolsillo, pagarnos a los navarros los 134.000 euros que cuestan los locales, y luego regalárselos a los ocupas. Porque si uno se queda 134.000 euros de dinero público, o se los regala a su prima, o a un amigo, o a unos ocupas, también hay que buscar un nombre para eso. Y seguro que no es un nombre bonito.

Alternativamente, el Gobierno de Navarra puede decidir que el inmueble se dedique a tal o cual actividad. Pero con dos condicionamientos como mínimo. En primer lugar, al disfrute del inmueble tendría que poder concurrir cualquiera en igualdad de condiciones. No se le puede otorgar a dedo el disfrute de un edificio a un colectivo afín a quien otorga el inmueble a dedo. O no lo otorga, pero contempla pasivamente cómo un colectivo afín lo ocupa, que viene a ser lo mismo que otorgarlo. En segundo lugar, no se pueden crear dos categorías de ciudadanos. Unos que para montar un bar necesitan pagar impuestos y cumplir toda una serie de exhaustivas y asfixiantes normativas, y otros que pueden realizar una actividad similar, compitiendo con los ciudadanos de la otra categoría, sin pagar nada y sin cumplir ninguna normativa. Esperemos que, por ejemplo, no haya un incendio. Y que si lo hay, a nadie le pase nada ¿Quién se responsabilizará entonces? ¿Aranzadi? ¿Bildu?

A la espera de saber cómo hay que llamar a comprar las simpatías de un colectivo regalándole el disfrute de bienes públicos, a quienes sí se puede poner un nombre es a los ciudadanos que pagan toda la operación mientras la contemplan ojopláticos: pringados.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (3)
  1. La perversión de la política comienza por pervertir el lenguage, como muy acertadamente enseñaba Orwell con su ‘Gran Hermano’ , y el neolenguaje de la izquierda insiste en llamar ‘privatización’ a la gestión privada de un servicio PÚBLICO que los ciudadanos disfrutan sin pagar un euro que no sea de impuestos previamente recolectados.
    De igual manera llama “okupación” por “kolektibos soziales” a lo que es el asalto por una banda a una propiedad privada, con el ejercicio de coacciones y amenazas para conseguir sus objetivos, y para que su uso sea PRIVADO para estos grupos, porque a nadie más se le permite su uso.
    Y ahora es el gobierno y la administración los que están detrás de todo esto. Es un “exprópiese” por los hechos consumados, un delito con un aire legal.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 22 Thumb down 6

  2. Rajoy en Pamplona
    9 diciembre 2015

    Lo que diría a Rajoy si hoy 9 de diciembre hubiera podido acudir
    al mitín que va a celebrar en Pamplona:

    Sr. Rajoy.
    Quiero que conozca las razones por las que
    no votaré en favor de su candidatura el 20 D:

    * una coalición de partidos de izquierda y secesionistas vasco-navarros han tomado el poder en Navarra gracias al pacto que encubiertamente llevó a cabo Zapatero con ETA.. Este pacto nunca ha sido revelado, pero Zapatero sin duda se lo comunicó cuando Ud. accedió a la Moncloa en 2011. Aunque Ud. no nos ha revelado todavía ese pacto – por favor hágalo -, somos muchos los que creemos en Navarra que la legalización de HB-Bildu tuvo como objetivo colocar a esa formación de ETA al mando de las instituciones, muy en particular de Navarra, a cambio de dejar de asesinar. Numerosos navarros creemos – yo desde luego – que esta es la causa de que Bildu determine actualmente el gobierno de Navarra y de numerosos ayuntamientos.

    * el partido del gobierno, tanto en la época de Aznar como en la suya, pudieron derogar o modificar la Disposicón Transitoria 4ª de la Constitución. Pero no lo hicieron y no sabemos por qué. Y debido a ello, los partidos del actual gobierno se ven motivados, animados, ilusionados para seguir en su marcha hacia la euskaldunización de Navarra para llevarla en su momento a un referendum de incorporación (definitiva y sin vuelta atrás) a la Comunidad Autónoma Vasca.

    Si UPN fue fundada por Aizpún para contrarrestar los intentos del PNV para anexionar Navarra a la CAV, su partido ha perdido la oportunidad de ayudar a conseguir que Navarra pueda mirar con ilusión mantener en el futuro su identidad histórica. Hemos perdido la ilusión de recibir su ayuda y por eso le negaré mi voto.

    Debate acalorado. Y tú, ¿qué opinas? Thumb up 6 Thumb down 8

  3. Ispan says:

    El Art. 245 2. del Código Penal español establece “ El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.”
    ¿ Podría ser aplicable este precepto al caso? ¿ Manifestará algo el titular?
    ¿ También será esto el cambio para todos y todas, jóvenes y jovenas?. ¿ Kolektibos y kolektibas? .
    ¡Vaya 4 años os esperan navarros! Bueno , un poco menos. ¡ Ah! Por supuesto , navarros y navarras.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 1

Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 27 de abril de 2010