Un gobierno de nazionalistas (bastante fanáticos)

sabino_arana_02Digamos algunas verdades en relación a la realidad lingüística de Navarra.

A día de hoy, en 2015, el hecho es que el 100% de los navarros -excepto los sordomudos- habla y entiende una lengua romance, derivada del latín, que se denomina español o castellano pero que también pudiera llamarse “romance navarro”. La población castellanoparlante que, además, habla y entiende la lengua vasca en alguna de sus variantes no llega en el mejor de los casos al 15%. El hecho es que la lengua materna de la inmensa mayoría de los navarros es el susodicho romance.
Si no viviéramos en un país rico, o si los miliarios de las modernas calzadas hubieran de tallarse en piedra estoy seguro de que no se desperdiciarían energías en rotular reiteraciones estúpidas como “Burlada / Burlata”. No es por tanto la necesidad de entendimiento la que ha obligado al neogobierno de Navarra a convocar unas plazas de funcionarios de la enseñanza que discriminan superpositivamente al idioma Batua (70% de plazas de profesorado euskaldun). Lo que ha provocado este disparate es, a todas luces, el fanatismo de unos ideólogos nazionalistas para los que la lengua vasca es el único elemento políticamente correcto que han encontrado para sustituir a su racismo original. Ya no es de recibo dividir a la gente por su etnia, tipo sanguíneo o tamaño del cráneo. Pero les queda la neolengua.
No es verdad que sean los defensores de la cultura vasca. Son los misioneros de una neocultura de barniz étnico que se sirve de una queridísima reliquia lingüística para consolidar unas posiciones políticas concretas que consisten en despojar a Navarra de su esencia hispánica y convertirla en una provincia de EuskadicapitalBilbao.  Si de verdad quisieran defender a la lengua vasca, lengua minoritaria y en peligro de extinción, tendrían que hacerse fuertes en la defensa del concepto de lengua materna. Pero eso les trae sin cuidado. Porque para ellos el euskera y por extensión todo lo vasco no son mas que retazos de una bandera partidaria y los utilizan en consecuencia, poco más que para marcar el territorio.
¿Quién hace más daño a la lengua vasca? ¿Quien respeta la lengua materna -toda lengua materna- o quien utiliza una lengua victimizada como arma arrojadiza creando a su paso un número creciente de enemigos del paripé falsísimo de los agurparlantes?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (5)
  1. Ispan says:

    Efectivamente de acuerdo Don Jerónimo Erro , “No es verdad que sean los defensores de la cultura vasca. Son los misioneros de una neocultura de barniz étnico que se sirve de una queridísima reliquia lingüística para consolidar unas posiciones políticas concretas que consisten en despojar a Navarra de su esencia hispánica y convertirla en una provincia de EuskadicapitalBilbao..”. pero considerando que es más que un “barniz étnico”, es claramente en el fondo criptoetnicista, y su actuación me recuerda a la conversión en arios o en este caso “euscaldinizar” “
    .… En despojar a Navarra para convertirla en una provincia de EuskadicapitalBilbao….” En esas Vascongadas se está haciendo igualmente un intenso trabajo de “deshispanización” con base en una mentira histórica colosal , como si hubiera sido una colonia de los españoles de desde el limite de Alava y que su participación en todas las empresas de gobierno, de la cultura , del comercio y aún militares de España no existieran, y cuando no negando esa participación con la expresión pueril ” yo no he sido”.
    Quieren recorrer el mismo camino respecto a Navarra , con olvido o mejor con mistificación de cómo fue el nacimiento del reino y su desarrollo histórico. El papel que desempeñó en la España cristiana con Asturias y León después de desligarse de la tutela de muladíes y de emires , luego como principal reino liderando la España cristiana al ocupar León que daba el titulo de imperator. En definitiva un navarro fue el creador del reino de Castilla, otro navarro el de Aragón .
    Si pudieran, que creo no lo van a conseguir, relegarían en Navarra la lengua española al mismo nivel que los yanquis impusieron en Filipinas (solo quedan dialectos y escasos hispanoparlantes), a través de miles de maestros de inglés, y rematando con el bombardeo de Manila a mediados del siglo pasado. Les gustaría por aquí por los fanáticos que los que hablaran español quedaran como reliquia o sus últimos hablantes en geriátricos.
    Ademas claro que conseguirán que se le tome ojeriza al batúa, pero ellos a lo suyo .A lo mejor quieren que sea también una parte importante del PIB en Navarra.
    Lo de nacionalistas ( fanáticos) está en su ADN como dicen , aparte de que el nacionalismo separatista es la deslealtad. Y ¿ esa extrema izquierda? , mejor ahí lo dejo .

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 15 Thumb down 5

  2. “Contra el vicio de pedir la virtud de no dar”.
    Se les ha dado en demasía durante muchos años,para acallar a la bestia.
    Ahora la bestia se ha hecho grandecita y amenaza comerse todo. Convendría que la próxima vez que llegue al poder un partido democrático, pusiera al batúa en el lugar que le corresponde, y se desactivara por completo su uso como arma política.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 15 Thumb down 5

  3. Ispan says:

    En cima se escribe todo junto, pero encima esos Nazionalistas fanáticos del día 9 de noviembre pasando por demócratas y que dicen están poniendo en marcha la decisión de una mayoría de ciudadanos. Peste separatista como la parda de otro 9 de noviembre.

    Debate acalorado. Y tú, ¿qué opinas? Thumb up 7 Thumb down 5

  4. Ispan says:

    Perdonen el último comentario es un error.Corresponde al efectuado en el artículo Tiempos Decisivos.
    Reitero disculpas.

    Debate acalorado. Y tú, ¿qué opinas? Thumb up 5 Thumb down 4

  5. Se debe apoyar una filosofía, una actitud, en que los gobiernos forales pudieran ser vistos por la ciudadanía más como árbitros o protectores de todas las lenguas y culturas – cada una en su respectivo ámbito según su realidad histórica -, que como conductores determinantes de una política lingüística de “diktat” por ley y decreto, como ha ocurrido desde 1982. Quizá en esta actitud, menos conductora y más neutral – sin imposiciones de “ordeno y mando” – aceptando la influencia natural, involuntaria y espontánea entre las lenguas, aceptando también el papel que la historia asignó evolutivamente a cada lengua, esté la clave para alcanzar un amplio consenso entre las diversas fuerzas políticas en Navarra.

    Los principios que deben inspirar esta filosofía son:
    http://www.lebrelblanco.com/libro/?cat=210

    • aceptar la realidad histórica del carácter mayoritario y de uso prioritario cultural escrito de la lengua española y del minoritario y de uso restringido no cultural, de comunicación oral, del vascuence en todo el territorio de Navarra, según la costumbre inveterada de la realidad social y de la evolución histórica de la misma.
    • otorgar el carácter de lengua de uso en la Administración a una sola lengua, la de mayor difusión y comprensión entre la población, la de más larga tradición popular como medio de comunicación escrito, en la situación actual, la lengua española.
    • ayudar a despertar y cultivar el interés por conocer el pasado histórico de cualquier habla, dialecto o lengua autóctona, sea de origen vascónico o romance latino.
    • apoyar la enseñanza de todas las lenguas y continuar la enseñanza oficial en la lengua de mayor tradición histórica de uso – a la sazón la lengua española – apoyando no obstante cualquier iniciativa privada que pudiera manifestarse para impartir la enseñanza en vascuence.
    • rechazar “proyecciones míticas de la leyenda” en el origen de las lenguas y apoyar simplemente su utilización presente como medio de comunicación social.
    • defender la convivencia social entre cualquier habla y lengua.
    • oponerse decididamente a que una lengua de nueva refundición como el “batúa” anule la raigambre de los dialectos vascuence navarros, contribuyendo a que éstos salgan de su incomunicación cultural ( ).
    • rechazar la utilización del vascuence en Navarra como vehículo proselitista del “nacionalismo lingüístico”, afirmando su utilización únicamente como medio de comunicación y entendimiento social y descartando que pueda ser utilizado como medio de progresión política del nacionalismo vasco y de la integración de Navarra en las ambiciones separatistas vascas.
    • fomentar que la esencia histórica de Navarra no es la lengua – en cualquiera de sus manifestaciones – sino una historia de Reyno en común de todos sus territorios y habitantes, la foralidad, la autonomía política y su contribución a la formación y cohesión de España, propiciando que los vascoparlantes “sean y se sientan” igualmente navarros expresándose a su gusto en vascuence o en español.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 2

   Dar de baja