20D

Daniel Celayeta 4 octubre 2015 Claves

El suflé catalán pinchó el 27S. El Gobierno de España se aseguro el apoyo internacional y animó a empresarios y banqueros a mojarse. Aunque nadie le ha reconocido su buena labor, ni lo haya rentabilizado en votos, la verdad es que aunque tarde, el resultado ha sido muy positivo al lograr que muchos no habituales fueran a votar. El PP sigue tocado por la corrupción y por el incumplimiento de promesas importantes que afectan al campo moral, pero sigue siendo el partido más fuerte, claro defensor de la unidad nacional y casi el único garante de la salida de la crisis económica. El varapalo al PSOE en las municipales lo camuflaron con alianzas con populistas y nacionalistas, tiene grandes dosis de corrupción y sigue desnortado con la empanada de reformar la Constitución en sentido federal, lo que un día concreta al día siguiente lo pone en solfa. No tiene una idea clara de España, en unos sitios la da por que está RIP, en otros apuesta por la asimetría para plegarse a los independentistas. Parece que el único leitmotiv de Sánchez es la Moncloa, aunque para ello tenga que cambiar de pareja sobre la marcha, sino le sirve El coletas intentará camelar a Rivera.

Rivera dice que no apoyará a nadie que no sea la primera fuerza en votos. Los buenos resultados de C´s en Cataluña le ayudarán pero no le será tan fácil extrapolarlos al resto. Podemos no se desinflará tanto como en Cataluña pero aumentan sus dificultades para liderar a IU y demás. Como consecuencia de la profunda crisis económica, de la debilidad del gobierno en las televisiones, de la lentitud en la salida de la crisis económica -son muchos los nubarrones internacionales- como la ralentización del crecimiento de China, de los emergentes, los conflictos armados, el Estado Islámico, las deudas país por la nubes, el hundimiento del precio de materias primas, etc. En el escenario político de España se ha producido un claro corrimiento del electorado hacia la izquierda e incluso la extrema izquierda, por lo que se hace imprescindible –mas que nunca- mantener una lucha de las ideas, que el PP no sabe o no quiere dar.

Si ganasen los socialistas apoyados por C´s y si el Ministro de Economía fuese Jordi Sevilla, no estaríamos tan mal; mucho peor estaríamos si ganasen los socialistas con el apoyo de Podemos, que es lo que están esperando todos los independentistas y populistas. La alternativa más probable es la que pasa por un PP que aún disminuido sea apoyado por C´s y que juntos sumasen más diputados que PSOE + Podemos, sería la fórmula menos mala para conseguir salir de la crisis y afrontar los desafíos independentistas. Sería un grave obstáculo para recuperar -en un plan tramposo- competencias para Navarra, como quieren Uxue y demás nacionalistas. La tontuna de que “hablando se entiende la gente” funciona con gente con fundamento, pero no con talibanes que sólo si te sometes a sus tesis están por el diálogo. No es nada fácil resolver las disfunciones españolas que faciliten el encaje a nacionalistas catalanes y vascos, pero desde luego la solución no pasa por seguir con la milonga de dar les más competencias, como apuestan periodistas y empresarios. Un gobierno PP + C´s será el que mejor pueda lidiar, con nuestras dificultades.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de agosto de 2012