Es difícil negar que actualmente, con este gobierno, atravesamos un debate acerca de cómo aproximarnos a los homenajes a las víctimas de ETA, paralelos a los actos que reivindican el fin de la dispersión de los presos de ETA, o que reclaman la puesta en libertad de todos los presos etarras enfermos, que por lo visto son todos los que no están ya en libertad.

Todos los apoyos a estos actos, de un signo o de otro, con razón o sin ella, se hacen en nombre de la paz, el amor, la justicia y el respeto a los derechos de los afectados…

En principio, si uno apoyara lo uno y lo otro, sería el perfecto humanista. Sin embargo, si alguien hace eso recibe el reproche de los unos y de los otros.

Decantarse implica enfrentarse a alguien. No decantarse implica decepcionar a todos, por no decir enfrentarse a todos. Incluso a la verdad, por aquello de que algo no puede ser a la vez una cosa y la contraria.

Por otro lado, el mero hecho de que estemos discutiendo esto ya es una victoria del mundo de ETA. ¿A estas alturas no ha quedado claro que ellos eran los asesinos? ¿Qué clase de mayoría social ha puesto al frente de las instituciones a un conglomerado que incluye a quienes están con los presos en vez de con las víctimas de sus actos?

Pero por eso mismo, lejos de evitar el debate, tal vez haya que lanzarse hacia él a fondo. Mezclar todo sí es posible, se está haciendo. Formaciones que apoyan que los presos de ETA vayan saliendo de las cárceles van a homenajes de sus víctimas. Formaciones que quieren quitar la Cruz Laureada en un escudo de piedra en una fachada en la que nadie se fija publicitan brindis por los presos o tienen calles dedicadas a etarras. De lo que se trata ahora es de intentar reflexionar sobre este caos, siquiera caóticamente.

1-La Guerra Civil

¿Había en la Guerra Civil un bando bueno y otro malo? O por enfocarlo de otro modo, desde los postulados de lo actualmente tolerable y políticamente correcto, ¿había algún bando cuya victoria no implicara el establecimiento de un régimen dictatorial? Los propios partidos de izquierdas, en cuanto perdieron las primeras elecciones, intentaron el golpe de estado de 1934. Es decir, golpistas contra la legalidad republicana fueron todos, en cuanto ganaron las elecciones los otros, empezando cronológicamente por la izquierda. Sólo que el golpe de la izquierda fracasó, lo que no convierte en menos golpistas a sus promotores. Por otra parte, España fue el laboratorio de ensayos del gran enfrentamiento que tendría lugar más tarde en el teatro europeo, entre el comunismo y el fascismo. Sólo que en la Guerra Civil, a diferencia de la Segunda Guerra Mundial, las democracias occidentales se abstuvieron ostensiblemente, tanto porque no terminaban de identificarse con ninguno de los dos bandos como porque pudieron permitírselo. Ganara quien ganara hubiera habido dictadura. Ambos bandos mataron a decenas de miles de personas en sus respectivas retaguardias. Por lo demás, a nadie se le puede reprochar que, siendo de derechas y pudiendo elegir sólo entre una dictadura de izquierdas y una de derechas, eligiera la dictadura de derechas. Y a la inversa. Lo que está claro es que aquí sí que hubo cruce de violencias. Curiosamente, quienes hablan de cruce de violencias y reconocimiento de todas las víctimas en esto no parecen verlas, y se decantan claramente por un bando.

2-El GAL

Los muertos del GAL son del GAL y de nadie más. El GAL es algo horrible e impresentable. No obstante, supongamos que un grupo terrorista atenta contra un país desde unas bases situadas en otro país vecino. Supongamos que ese país vecino no colabora en la lucha contra ese grupo terrorista. Supongamos incluso que les ofrece a los terroristas asilo político. Si los cauces legales no funcionan,  ¿no está legitimado el país agredido a defenderse atacando esas bases? No estamos seguros de si fue exactamente eso o sólo eso lo que pasó con el GAL o con el terrorismo de estado. Pero si hubiera sido exactamente así, o en la parte que acaso fue así, ¿cuál sería la diferencia con invadir Afganistán o matar a Bin Laden? ¿Que España no podía invadir Francia o enviar abiertamente helicópteros a Biarritz?

3-La ETA

ETA no es una organización que matara a la gente por ninguna causa legítima que pueda concebirse. Alguien podría pensar que ETA empezó a matar para que en España se pudiera discutir sobre el derecho de autodeterminación de los pueblos, pero es mentira. En realidad, es todo lo contrario. A lo que se dedicó ETA es precisamente a matar a todo el que osara discutir el concepto de autodeterminación que la ETA tenía, incluyendo si era aplicable a España o quién era su sujeto político. Era con ETA con quien no se podía discutir sobre autodeterminación porque te pegaba un tiro en la nuca. Pero es que ETA mató a quien le llevó la contraria sobre cualquier asunto, ya fuera la energía nuclear o por dónde debía pasar un tren o una autovía. La única razón por la que ETA acabó matando es por llevar la contraria a ETA en el asunto que fuera. Y el brazo político de ETA, bueno es también recordarlo, no rechazó la violencia hasta que ETA dio orden de detener la violencia. Tampoco se puede pensar que ETA empezó a matar por defender la libertad frente al franquismo por la misma razón que no puede deducirse de los nazis que defendían la libertad por luchar contra los comunistas, o que los comunistas defendían la libertad por luchar contra los nazis.

4- Los presos de ETA

Un etarra al que le explotó la bomba que iba a colocar no es una víctima del terrorismo a la que debamos rendir honores ni homenajes. Por el contrario, un policía que se dedicó a detener a etarras que ponían bombas o pegaban tiros en la nuca a quienes les llevaban la contraria sí merece un homenaje. Todos lamentamos que alguien inocente recibiera un disparo de la policía en un cruce de disparos con etarras o en un control de policía. ¿Pero acaso la policía, con carácter general, se dedicaba a matar gente inocente de manera deliberada? De hecho, ¿quién si no la ETA creó la situación de riesgo en que murieron algunas personas inocentes? Es casi seguro que algunos etarras fueron torturados, pero eso no los hace menos etarras, ni más dignos de homenaje. Se puede detener a un policía torturador por hacer mal, pero no se puede homenajear a un etarra torturado como si hubiera hecho un bien. Quedan por fin los presos dispersos por no querer reinsertarse y sus familias que sufren. Pero en este caso es por culpa del terrorista que sufren sus familias. Y eso asumiendo que las propias familias no hubieran animado al etarra a serlo o a no arrepentirse y reinsertarse. Por no mencionar el hecho de que las dificultades de una familia por tener que desplazarse a Madrid a visitar a un preso no puede ser mayor que cuando ese etarra vivía libre en la capital de España como un miembro del Comando Madrid. Ningún colectivo de familiares de presos se ha quejado públicamente de las dificultades para ver a sus familiares cuando esos familiares estaban igual de lejos, pero matando gente. Finalmente, resulta absurdo computar como una víctima al que muere en una carretera por ir a Madrid a visitar a un preso. Porque a lo mejor viajando a Madrid se está librando de morir atropellado por un autobús en Rentería o ahogado en la playa de Zaráuz. Es imposible computar todo eso. Y naturalmente en tal caso habría que computar a toda persona que se fue del País Vasco o Navarra por estar amenazada y se cayó de una moto en Málaga, porque a lo mejor nunca hubiera estado tomando una curva en una carretera de Málaga de no haber estado amenazado él o su padre, o su mujer o su abuela.

Llegados a este punto, si ha sido usted capaz de leer todo el escrito, cabe concluir que la solución a este asunto es comprometida. Que la cosa no es tan sencilla como dar la razón a todos al mismo tiempo. Que es posible igualar cosas en unos conflictos y no en otros. Que a lo mejor lo incoherente es tratar como si fuera todo igual a lo que es distinto. Que como no todas las respuestas son correctas, alguna postura tendrá que estar equivocada. Y una cosa más. Ya sabemos que hablar de ETA no da votos. Ni quizá lectores. Pero es que nunca hablamos de ETA porque fuera popular, sino porque era lo único decente que se podía hacer. Y eso sigue siendo así se ganen lectores y votos o se pierdan.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (25)
  1. espora says:

    Pues yo no es que esté de acuerdo en principio con el GAL, pero me parece interesante lo que propone el artículo.

    Un país que sufre atentados cuyos autores se refugian en un país vecino, el cual les da asilo político, ¿por qué no tiene derecho a defenderse?

    ¿Qué hay que hacer entonces? ¿Ver cómo matan a tu gente sin hacer nada?

    ¿Cuándo empezó a colaborar Francia con España en serio si no a partir de los GAL?

    También me hace gracia que alguien diga que Melitón Manzanas o Carrero Blanco no pueden ser víctimas del terrorismo.

    Tiene razón.

    Pero por la misma regla de 3, tampoco son víctimas del terrorismo todos los etarras que mató el GAL.

    Ni todos los terroristas KIA (killed in action).

    Ni mucho menos todos los que están detenidos.

    Y las víctimas de la Guerra Civil que defendían el comunismo o una dictadura de izquierdas, ¿se les puede considerar víctimas?

    Saludos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. espora says:

    Otra cosa más.

    Me parece un argumento absurdo pretender que Navarra era una isla dentro de la Guerra Civil.

    Los dos bandos cometieron crímenes en su retaguardia.

    Ni los represaliados republicanos en Navarra eran mejores que los represaliados nacionales en Madrid, ni los ejecutores nacionales de aquí peores que los ejecutores republicanos en Madrid.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Amén Espora, amén.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Libertad sin ira says:

    Me gustaría decir dos cosas en respuesta a los últimos comentarios:
    – En cuanto a los “crímenes de retaguardia” yo no digo (ni pienso)como me achaca Ciudadano Caña que nos los hubiera habido si el territorio Navarro hubiera estado bajo mando republicano. Tampoco digo como sugiere Espiga que unos fueran mejor que otros.
    Lo único que pido es simplemente que se reconozca la verdad: que lo que sucedió en Navarra es que se fusiló a unas 3.500 personas, que en relación a la población de Navarra fue una represión brutal, de las zonas de España donde fue mayor (en particular en la Ribera hay algunos números en relación a la población adulta masculina que son escalofriantes, compitiendo con las purgas de Stalin).
    Lo que me parece injusto es que por decir esta verdad (sin negar para nada otras verdades de lo que sucedió en otras zonas de España, incluso a navarros que estaban allá), se me acuse de sectario.

    – En cuanto a los comentarios de “el liberal navarro”, una matización y una consideración final: en cuanto a su valoración de ‘ciencia penal’ no puede estar más equivocado: La amnistía benefició a los etarras con crímenes hasta 1977. Tras ello se siguió aplicando el código penal de 1944 y las posteriores modificaciones franquistas, que ya en Democracia no tuvo reformas serias hasta 1995. Por lo tanto, no se ablandó para nada el régimen penal (con la importante salvedad de la eliminación de la pena de muerte) y es mi opinión personal que un régimen penal más severo tampoco hubiera evitado la orgía etarra de los años 80 (mire si no qué ocurre en USA con una criminalidad en máximos de los países desarrollados y un sistema penal-penitenciario durísimo).
    Por último, siento constatar que sigue haciendo alabanzas e incluso bromas respecto al terrorismo de estado. Sin entrar en la consideración jurídica de sus manifestaciones, a mi me parece repugnante y además muy triste porque no sirve sino para dar argumentos a los asesinos de cualquier color.
    Yo estoy convencido de que la Tercera España existió, y era mayoritaria (aunque por supervivencia tuviera que estar callada allá donde le tocara vivir la barbarie de las otras dos españas). También en Navarra hubo civiles y varios religiosos (en especial curas de pueblo) que merecerían todos los honores. Quizás recordarlos también a ellos (junto a las víctimas) ayudaría a restañar heridas en esta Navarra nuestra.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. el liberal navarro says:

    Hombre, LSI , es de sentido común que una amnistía lo sea para sanciones a delitos cometidos con anterioridad. A lo que me refiero es al hecho de que mas de un amnistiado volvió a las andadas, y al hecho de que muchos delincuentes, por cometer sus fechorías en tiempos de Franco , se vieron alzados a los altares civiles de una manera irresponsable. Allá queda el ejemplo de “el Lute”, por no citar a los terroristas de la ETA.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. mariaurtubi says:

    Puesto que a Ciudadano Caña y otros foreros les parece lógico, normal y quizás hasta deseable que el GAL matara gente en Francia para corregir la actitud francesa, imagino que entenderán y “no condenarán” que Stalin (y Hitler y Mussolini) hubieran participado activamente en la guerra civil para proteger sus intereses, o que la España de Franco hubiera ayudado a los terroristas de la OAS que se dedicaban a poner bombazos en Argelia o a intentar matar a De Gaulle, o que los tanques rusos invadieran Praga. O que los rojos mataran curas.

    Porque para los rusos los checos eran unos insurrectos, para la OAS de Gaulle era un traidor, Stalin se quería proteger de la amenaza capitalista, y para cierta gente la religion católica es el opio del pueblo y por tanto algo a exterminar. Todo ello loable en sus escasas entendederas.

    Os recuerdo que Gesto por la Paz se manifestaba SIEMPRE:
    http://www.gesto.org/archivos/201312/7.-contra-la-muerte-imanol-zubero-bh.pdf?1

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  7. espora says:

    Libertad, yo te reconozco que la represión en Navarra fue brutal. Todo lo que he dicho no quita eso.

    Y tampoco estoy diciendo que el GAL estuviera bien. Ni creo que NC lo diga así sin más.

    Lo que yo digo es que en la hipótesis de un grupo terrorista que atenta contra un país desde unas bases situadas en otro país vecino, el cual no colabora en la lucha contra ese grupo terrorista e incluso les ofrece a los terroristas asilo político. Si los cauces legales no funcionan, ¿es legítimo recurrir a la fuerza?

    Pues en esa hipótesis yo digo que no tengo claro que no sea legítimo.Y creo que hay resoluciones de la ONU en este sentido.

    Ahora bien, ¿es exactamente ese el caso del GAL?

    Pues no estoy seguro.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  8. txiki80 says:

    La represión en Navarra fue fuerte por quien tenía el control tras el 18 de julio de 1936. Para mi un absoluto error, porque Navarra no era republicana ni separatista y no era necesario. Mis condolencias a sus familiares

    Pero también lo eran los chequistas en el Madrid rojo, fusilando a miles de personas,como en la cárcel La Modelo al navarro Ruiz de Alda, y a otros inocentes como Muñoz Seca.
    Y recordemos que en Navarra hay calles para el poeta torturador Rafael Alberti y nadie dice ni mú.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Veo que Mariaurtubi no sabe ni quiere difenciar entre una democracia y una dictadura; ni entre el legítimo uso de la violencia principalmente como defensa, y la violencia gratuita de un terrorista o de un dictador.
    Eso que nadaban entrambasaguas….

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  10. ….nadaban y guardaban la ropa a la vez, sobre todo la cartera, cuyo grosor nunca dejaba de aumentar y aumentar.
    Vamos, la definición del PNV, con sus dos almas, la rica, y la cresa.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0