Los gastos de personal de la administración foral cuestan casi 5.000 euros anuales a cada navarro ocupado

Redacción 24 agosto 2015 Noticias
Imagen de Los gastos de personal de la administración foral cuestan casi 5.000 euros anuales a cada navarro ocupado

Debatir sobre el estado, sus costes, tamaño, necesidades y exigencias, carece de sentido si no partimos de la base de que nos estamos moviendo en un terreno de juego finito.

Cualquier defensor del estatalismo comenzaría este debate diciendo que el estado es absolutamente necesario porque la administración es quien garantiza nuestra sanidad, nuestra educación, nuestras pensiones, nuestra policía y nuestro alumbrado.

De entrada esto sería discutible, al menos en parte, pero incluso asumiendo que esto sea más o menos cierto así no se puede zanjar el debate sobre el estado, su tamaño y su coste correspondiente. Es decir, como la educación es muy importante no podemos decir: gastémonos 100.000 trillones de euros en educación. Porque no tenemos 100.000 trillones de euros. Ni tampoco podemos decir: pues gastémonos el 100% de lo que tenemos en educación. Porque al día siguiente tendríamos que comernos los libros de texto o hacernos vendas con el chándal de gimnasia.

Entender que los recursos son finitos, por evidente que parezca, resulta imprescindible para acabar con cierto tipo de demagogias. Es decir, salvo que nos gastemos el 100% de lo que tenemos en sanidad alguien podría decir que se estaban perdiendo vidas por dedicar, imaginemos, sólo un 99% a sanidad y un 1% a carreteras. Pero si no dedicamos un 1% a carreteras, eso costará vidas humanas en cada curva. Es más, no dedicar el 100% del presupuesto a carreteras también costará vidas.

En consecuencia habría que considerar el hecho de que, si dedicamos todos los recursos de la economía nacional a la educación, la sanidad pública y las carreteras, viviríamos en una sociedad comunista. En esta sociedad nadie podría reprocharnos que no dedicáramos todos los recursos a la sanidad, la educación y las carreteras, ero por otro lado la teoría económica y la reiterada experiencia en cabeza ajena nos muestran que las sociedades comunistas tienden a la ruina. Que si quienes se esfuerzan y no se esfuerzan, o quienes tienen talentos y quienes no los tienen, como todos al final obtienen el mismo beneficio porque el gobierno se queda y reparte todo, entonces nadie se esfuerza y la sociedad se estanca. Y si la economía se estanca, de nada sirve dedicar el 100% de la tarta a sanidad y educación si la tarta es diminuta, o decreciente, o nos quedamos sin nata. Más vale no dedicar tanto a repartir la tarta y más a que crezca la tarta, porque al final a todos nos toca más tarta.

Si usted va siguiendo el razonamiento, a estas alturas verá que:

-Todos los gobernantes son unos asesinos, en el sentido en que continuamente toman decisiones que implican que todos los recursos no van a ir a un sitio, lo que hará que en ese sitio, habiendo menos medios, eso cueste vidas. -Como no se puede gastar todo el dinero en policía, o todo el dinero en enfermeras, o todo el dinero en carreteras, quien utiliza este tipo de razonamientos básicamente suele ser un manipulador y un demagogo. -Las mejores personas o los mejores gobernantes, en este sentido, no serían los que se califican a sí mismos como mejores personas, o los que dicen preocuparse más por los demás, o los que califican a los de enfrente como peores, sino los que efectivamente obtienen mejores resultados. -En realidad tampoco es que esto los convierta en mejores personas, o a los demás en peores, sino sencillamente mostraría que sus ideas eran más operativas y más eficaces.

Volviendo al titular, la administración foral dedica 1.143 millones de euros a pagar los empleados públicos.

No a pagar medicamentos, o asfalto, o edificios (que eso viene después), sino sólo a pagar salarios. Es decir, siguiendo la lógica de este artículo, si el 100% de los recursos públicos fueran a salarios no quedaría dinero para medicamentos, lo que costaría tantas vidas como que no hubiera médicos.

Explicado ya que los recursos no son infinitos y que gobernar bien consiste en un juego de equilibrios, ¿esos 1.143 millones son mucho o son poco?

Pues bien, en Navarra hay 267.300 navarros ocupados.

De los cuales, además, 33.174 son empleados públicos. Es decir, que sus salarios (o los impuestos que pagan), no sirven para alimentar los Presupuestos de Navarra sino que proceden de esos Presupuestos.

En definitiva, el número de navarros cuyos ingresos sirven para financiar los Presupuestos se reduce a 234.126.

Si dividimos los 1.143 millones de los gastos de personal de la administración entre los 234.126 navarros que financian los Presupuestos, el resultado es que cada uno paga 4.881 euros.

Es decir que usted mismo, si es un ocupado del sector privado, está pagando 4.881 euros al año para pagar el sueldo de los empleados públicos. Juzgue si es mucho o poco. O a cuántos empleados públicos más podría contratar y mantener, o subirles el sueldo.

Porque efectivamente, el dinero que cuestan los empleados públicos no cae del cielo.

O lo que es lo mismo, igual que no nos podemos gastar el 100% del dinero de una sociedad en hacer análisis de sangre (aunque eso a lo mejor salvaría vidas por un lado), tampoco nos podemos gastar el 100% en el sueldo de los empleados públicos. El famoso juego de equilibrios del que antes hablábamos.

Atención por tanto a esto de “dignificar” los salarios de los empleados públicos, porque para que crezca el montón de unos hay que quitar del montón salarial del resto. Al menos que sean concientes de esto los políticos, los empleados públicos y, sobre todo, los dueños del resto del montón.

¿Cree usted que quitar 4.881 euros al año de su sueldo para pagar el de los empleados públicos es poco o es mucho?

¿Cree usted que los empleados públicos deben cobrar más que los demás por hacer lo mismo si sus salarios se pagan con los salarios de los demás? ¿Cree usted que los servicios públicos mejoran por el mero hecho de que suban los salarios o aumente el gasto público?

Imagine un dirigente político que, pudiendo contratar a alguien para hacer un trabajo por 1.000 euros, decidiera sin embargo pagarle 5.000 euros. ¿Sería eso gestionar bien los fondos públicos? Es decir, ¿sería eso gestionar bien SU dinero?

A lo mejor no es el caso. Puede que tengamos sólo los empleados públicos que necesitamos. Puede que lo que cobran sea lo adecuado. Puede que no nos cuesten más de lo que podemos pagar. Pero convengamos al menos en que lo que cobran los empleados públicos también es asunto nuestro. En que es un error pensar que mejor para ellos cuanto más cobren y que a nosotros no nos afecta. Conviene meditar bien estas cosas cuando un gobierno habla de aumentar la paga de los empleados públicos o incrementar su número y subir los impuestos. ¿O de verdad se cree que todo eso realmente lo van a pagar o lo pueden pagar sólo los ricos?

¿Cree que a usted el estado le cuesta poco o mucho?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (17)
  1. fertxu says:

    Y se lo descuenten de sus activos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Eso, eso, …que el nazionalismo devuelva lo robado estos 35 últimos años.
    Pero las vidas arrebatadas nunca podrá devolverlas, ni compensar el dolor causado. Ni el tiempo perdido en ensoñaciones racistas y alucinatorias. Ni el tiempo hecho perder a los demás.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que aunque Chivite sea la presidenta se encuentra sometida a la tutela de Uxue Barcos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 25 de junio de 2012