Reivindicando a Simón Santamaría

Hace poco más de un año, cuando la persecución político-jurídico-mediática contra Simón Santamaría alcanzó una especie de frenesí permanente, decíamos que si el jefe de la Policía Municipal de Pamplona había hecho algo ilegal que lo pagara. Pero que hasta entonces Santamaria podía ofrecer como carta de presentación dirigir la policía de una de las ciudades más seguras de España.

Para respaldar esta afirmación recurríamos a una encuesta de la OCU en la que Pamplona figuraba como la ciudad más segura de España. Y además como la ciudad española con mejor calidad de vida, la mejor para intentar buscar trabajo, la mejor en educación y en sanidad, la mejor en transporte o la más limpia. Obviamente, por lo que le toca, una parte del mérito es de Simón Santamaría.

Obviamente Simón Santamaría no gustaba nada al entorno etabatasuno. Ni a los atracadores, ni a los violadores, ni a los delincuentes en general. Pero es de cajón que el jefe de policía no puede gustar a todos estos personajes. Lo preocupante sería que les gustara.

Quedaba por tanto por determinar si, al margen de todas las cosas que Santamaría hacía bien, había otras que hacía mal y que los tribunales le pudieran reprochar.

Pues bien, ayer la Audiencia de Navarra resolvió las dudas desde el punto de vista judicial y archivó de un plumazo todas las denuncias del sindicato APM, el famoso sindicato de policías escracheadores. A propósito, por el aparente entusiasmo con el que alguno de los miembros más visibles de este sindicato ha acogido en Twitter la llegada de Bildu a la dirección de la alcaldía, cabe pensar que se terminaron para rato los escraches de APM, por lo menos al alcalde de Pamplona.

El archivo de todas las causas contra Santamaría, sumado a todo lo demás, permite también contemplar ahora con otra luz, retrospectivamente, todas aquellas reprobaciones contra él del Pleno del Ayuntamiento. ¿A quién le hicieron el juego algunos partidos con todas aquellas reprobaciones?

Decíamos ya el año pasado que en las democracias los cambios políticos, ceses y nombramientos son consecuencia de los resultados que se producen en las urnas, no en los juzgados. Y que otra cosa puede suceder excepcionalmente, pero tiene que estar justificado. Muy justificado. Ahora vemos que toda la gigantesca campaña mediática (prejudicial) contra Simón Santamaría no es que fuera desproporcionada, sino que no había NADA real sobre la que basarla.

También argumentábamos que si Paz Benito mostraba una especie de insistencia en imputar a cargos de UPN y las instancias judiciales superiores la respaldaban sistemáticamente, pues habría que pensar una cosa. Pero que si Paz Benito se empeñaba en imputar a cargos o personas de UPN particularmente señaladas por algunas fuerzas de la oposición, y las instancias judiciales superiores sistemáticamente no respaldaban luego a la juez, entonces a la larga, pongamos que a la de diez, a lo mejor se iba dando pie a que se pudiera pensar algo raro, o de los tribunales superiores o de la juez.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (2)
  1. Mucho me temo que todos esos posibles, suponibles, y condicionales que usa NC habrá que pensar que son afirmativos sin duda. Ya se ha conseguido lo que se buscaba, ni la Verdad, ni la Justicia, sólo el poder. Y si hacen eso para llegar a poder, calculen lo que harán para no dejarlo. Por mucho que ahora miles de personas estén arrepentidas, y muchas más acojonadas, con lo votado, yo les aseguro que aún son pocas, y poco, que si realmente supieran lo que se ha votado, estarían aterradas.
    Ayer, en una pasable película sobre una epidemis, el personaje principal avisaba a un familia para abandonar Chicago antes que se hiciera público cierta información, y poder escapar con relativo margen. Yo personalmente me voy poniendo ya de canto, y aviso de cosas a determinadas personas, pero nada, ustedes no se preocupen, yo sólo soy un muñeco, tranquilos…no pongan a la venta sus casas,…no sea que nos baje el precio antes que podamos vender la nuestra.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. el liberal navarro says:

    Me consta, por haberla conocido hace muchos años, la preparación y aptitud de la Juez Maria Paz Benito. Me consta además su vocación para el cargo que ocupa, cosa que es digna de admiración

    Desde ese sentimiento, y en concordancia con lo dicho por el artículo, me parece que a la jurista y Juez Maria Paz Benito se la esta comiendo el personaje “Maripaz”, como a Jhonny Wenismuller se lo comió el personaje Tarzán, haciéndole morir loco en un psiquiátrico aullando como en sus películas y asiendo lianas imaginarias…

    La juez Benito aparece donde hay ruido, hace que haya mas y después, si te he visto, no me acuerdo, donde dije digo digo que fuese y no hubo nada.

    ¿Cómo va la denuncia que admitió contra los gestores de no recuerdo que fondo que compraron inasa o koxka?

    Pues como todas las mas mediáticas de la guapa magistrada: Se han quedado en nada.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

   Dar de baja