Izquierda, derecha, feminismo y guillotina

Redacción 13 marzo 2015 Noticias
Imagen de Izquierda, derecha, feminismo y guillotina

De lo que van a leer a continuación ya les adelantamos que van a poder sacar al menos tres conclusiones políticamente incorrectas respecto a la Revolución Francesa:

1-Que casi todo lo que supuso la Revolución Francesa de conquista de derechos lo hizo la derecha, no la izquierda.

2-Que la primera revolucionaria que pidió igualdad de derechos para la mujer fue guillotinada.

3-Que esta mujer no era de izquierdas, sino de derechas. Tendremos que recordar el origen de la división entre izquierda y derecha.

La curiosa historia de Marie Gouze, alias Olympe de Gouges

Marie Gouze fue algo así la primera feminista de la Revolución Francesa. Escritora, dramaturga, abolicionista y panfletista, utilizaba el pseudónimo de Olympe de Gouges y fue la autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana (1791), un remedo de la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, en la cual reclamaba la igualdad de la mujer y el derecho al voto. El escrito de Marie comenzaba con la siguiente pregunta: “Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta”.

Efectivamente, la Revolución no reconoció a la mujer el derecho al voto.

Todo lo contrario.

Los clubes de mujeres fueron cerrados por los jacobinos en 1793 y en 1794 se prohibió explícitamente la presencia de mujeres en cualquier tipo de actividad política.

Marie Gouze fue guillotinada.

Curiosamente, Marie Gouze había dejado antes escrita la siguiente sentencia: “La mujer tiene el derecho de subir al cadalso; debe tener también el de subir a la Tribuna”. Sólo se le reconoció lo primero.

El origen de la división entre “izquierda” y “derecha”

Pues sí, el origen de esta división ideológica tan habitual en nuestros tiempos viene de la época de la Revolución Francesa. Además de por conocer este origen, la historia interesa para aclarar algunos conceptos.

Cuando la Asamblea Nacional Constituyente debatía las funciones que iba a tener el rey en el Nuevo Régimen, los representantes del Antiguo Régimen partidarios de reconocerle el derecho de veto se sentaron a la derecha, mientras que quienes se oponían a reconocérselo se sentaron a la izquierda.

Sin embargo, una vez eliminado el régimen monárquico, cuando se formaron la Asamblea Legislativa y la Convención Nacional, a la derecha de la presidencia se sentaron los Girondinos y a la izquierda los Montañeses y Jacobinos.

Aunque se sentaran a la derecha, los Girondinos no sólo eran revolucionarios, defensores de los derechos del ciudadano y partidarios del Nuevo Régimen, sino que representaban la facción más moderna de la Revolución e ideológicamente más avanzada. Casi todos sus componentes provenían de la región de La Gironda (donde se enclava la ciudad de Burdeos, en la que hay un famoso monumento a los girondinos). Se trataba de una zona portuaria, fronteriza, comercial, dinámica, floreciente y moderna. Marie Gouze era girondina.

En realidad, lo que llevó a la muerte a Marie Gouze fue más el ser girondina que el ser feminista, como a tantos otros girondinos. Incluyendo a Condorcet, otro girondino partidario de la igualdad de la mujer.

Puede decirse por tanto que hubo un momento en que la derecha, entendida como el Antiguo Régimen, desapareció, y que tanto los girondinos como los montañeses y jacobinos eran “la izquierda”, pero al nacer la República los girondinos se convirtieron en la derecha de la izquierda. Pues bien, somos los descendientes de aquellos que eran la derecha de la izquierda o la izquierda de la derecha.

La izquierda de la izquierda pasaron a ser entonces los montañeses y jacobinos, como Saint Just y Robespierre, que instauraron el Comité de Salud Pública, el Terror y la guillotina, por la que primero pasaron a los monarcas y después a todo el que les llevó la contraria.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (4)
  1. Se entiende ahora por qué la izquierda no quiere que se aprenda Historia, y que lo de la Guerra Civil se aprenda no en los libros sino en peliculitas subvencionadas del Clan de la Ceja.
    Y es que si la gente estuviera formada e informada de verdad, ciudadanos listos para el combate intelectual…tenían perdida la Batalla de las Ideas, esa misma Batalla que es la que Esperanza Aguirre no se cansa de repetir que es la que hay que dar, la de las Ideas y los Principios, donde los dirigentes son finalmente prescindibles, pero las Ideas y Principios son IMPRESCINDIBLES.
    Yo tampoco me resigno.
    Viva por los Girondinos y a la “merde” los Robespierres que por el mundo siguen pululando.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. ¿Para qué repetir lo dicho por el Caña? Las cosas fueron así y quien diga lo contrario miente o es un ignorante. Por cierto, culpable de su propia ignorancia, que podría solucionarla por poco que leyera algún libro fundado en la verdad, no en la ideologįa.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Ispan says:

    A quien a guillotina mata , a guillotina muere. Robespierre , Saint Just y otros fueron creadores del Terror por excelencia hasta la llegada de los bolcheviques, es decir los comunistas seguidores del Lenin, Stalin ,Pol Pot y demás colegas que los superaron . Por cierto , los jacobinos dichos acabaron probando la cuchilla de Madame la Guillotine . Al parecer estos dictadores no pudieron acabar con todos sus enemigos, como si hizo el español general Narváez y de Campos, el espadón de Loja, quien ante la petición de su confesor en el lecho de muerte “ perdona a tus enemigos” , contestó no tengo enemigos, los he fusilado todos.
    Lo que me escama es que al parecer hay gente que reivindica a esos “benefactores de la humanidad y de la salvación pública “, mientras se queden ahí y no les dé por hacer una versión de la guillotina o por seguir la frase del tal Robespierre “El terror no es más que la justicia rápida, severa, inflexible”, vamos un angelito y como se ve un partidario del humanismo aplicado al Derecho Penal.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. clarete 2011 says:

    Yo también estoy de acuerdo con nuestro ínclito Ciudadano. Concretando más algunas ideas y principios imprescindibles para salir adelante, yo digo que necesitamos más libertad y menos Estado, más responsabilidad individual y menos falsa seguridad social, más imperio de la ley y menos inseguridad jurídica, más verdad y menos mentira… Pero claro, ya sabemos que es mucho más fácil engañar a una persona, que convencerla de que ha sido engañada. Y lo triste es que, en España, alguien se ha encargado de engañar a muchas personas durante muchos años. ¿Dónde está el “desengañador” que las desengañe?.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 18 de abril de 2013