Que haya ganado Syriza quizá no es tan mala noticia

Redacción 26 enero 2015 Noticias
Imagen de Que haya ganado Syriza quizá no es tan mala noticia

Gran victoria de Syriza, el “primo griego” de Podemos. La formación de izquierda radical (se autodenomina así) queda al borde de la mayoría absoluta pero podrá controlar la política griega con  apoyo de los comunistas del KKE o cualquier otro partido minoritario . Aunque se confirma que no estamos frente a un fenómeno que aparece en las encuestas y desaparece en las elecciones, hay que destacar sin embargo que Syriza sólo ha obtenido un 36% de votos con una participación del 67%. Es decir, que el “Podemos griego” sólo ha obtenido el respaldo del 24,12% del censo lo cual supone alrededor del 20% de la población. A esto hay que añadir que el sistema electoral griego premia con 50 diputados al partido más votado. Es decir: Syriza, pero no tanto.

El fin de la austeridad para Grecia

Con este estribillo ha reclamado Syriza el voto griego, pero para hablar del fin de la austeridad conviene quizá antes hablar del principio de la austeridad, para disipar muchos equívocos griegos pero también nuestros. Es frecuente confundir los efectos con las causas y creer que los recortes son la causa de la crisis, cuando son su consecuencia. O pensar que los recortes desmantelan el estado de bienestar, cuando más bien tratan de apuntalarlo. Cuando se tira lo que va en la barquilla de un globo no es para desmantelarlo, sino para evitar que se estrelle. Claro que también hay muchas personas que creen que cuando un globo pierde aire de ningún modo hay que tapar el agujero, sino meter más aire. Hay que recordar que la austeridad comienza después de que países como Grecia o España llegan al borde de la quiebra y necesitan ayuda externa para evitarla. Una quiebra a la que se llega cuando se abre una brecha insostenible entre los gastos y los ingresos del estado. La quiebra no es por tanto una consecuencia de la austeridad sino su causa, nadie se arruina por ser austero. A su vez, la causa de la quiebra es gastar más de lo que se ingresa. Conviene recordar la cronología de los hechos antes de llegar a la conclusión de que dejar de beber es la causa de la cirrosis o empezar a hablar de un “abstemicidio”.

Pero hay más errores de bulto tras el ascenso de Syriza o Podemos

Por ejemplo, dar por hecho que lo normal es que salga agua por el grifo, que todo el mundo tenga empleo y que haya médicos y colegios gratuitos, que todo eso viene dado por la naturaleza y que para que eso deje de existir hay que empeñarse en ello por pura maldad. La verdad, por el contrario, es que lo normal es que el plato esté vacío a la hora de la comida si no se ha salido a cazar dinosaurios por la mañana. El bienestar actual es algo que solo se consigue con mucho esfuerzo y para que deje de haber colegios, hospitales, policías, luz y agua corriente basta con tumbarse. O poner a unos iluminados al frente del gobierno.

Otro error de bulto consiste en no darse cuenta de que los que pagan las facturas no son los gobernantes sino los contribuyentes. Ni Syriza ni Podemos van a pagar las facturas con su dinero, sino con el nuestro. Y gobierne quien gobierne el dinero disponible para hacer cosas es el mismo porque la riqueza del país y de los gobernados es la misma. De hecho, al día siguiente de cambiar de gobierno puede empezar a ser menos. El gobierno no paga ninguna factura. El estado no paga nada. El gobierno paga las cosas con los recursos de los gobernados. Es la gente la que paga a los estados y los gobiernos y no a la inversa.

Que haya ganado Syriza es sólo medio malo

Gracias a la victoria de Syriza, no obstante, Grecia se va a convertir en algo así como un laboratorio de pruebas de las ideas de Podemos. Gracias a Syriza vamos a tener la oportunidad de ver en cabeza ajena lo que sucedería si llegara al poder Pablo Iglesias.

En este sentido a la UE seguramente no le interesa alimentar a Syriza. Si la UE es débil con Syriza enviará la señal a países como España, Italia o Portugal de que el mensaje de Syriza funciona y que hay que imitar el ejemplo de Grecia y votar en masa al populismo neocomunista. En tal caso Alemania se tendría que enfrentar no ya al impago de Grecia, sino al de Italia, Portugal y España.

PABLO IGLESIAS URSS

Es improbable que Alemania no sea consciente de este peligro y en este sentido hay algunos datos interesantes y complementarios. El segundo de ellos es el mensaje de Angela Merkel asegurando que, a diferencia de lo que sucedía hace tres años, la UE sí se podría permitir ahora la salida de Grecia del euro. El primer dato es que la exposición conjunta de Alemania a la deuda española, italiana y portuguesa es de más de 250.000 millones de dólares, pero que la exposición a Grecia es de sólo 30.000 millones de dólares, una cifra elevada pero seguramente asumible. Tampoco tiene por qué suceder esto si a lo mejor es Syriza quien descubre de repente su dependencia y su necesidad desesperada de negociar con esa “troika” a la que tanto detesta, pero que a fecha de hoy paga sus facturas.

Sea lo que sea la victoria de Syriza es lo menos malo dentro de unas expectativas realistas que le podía haber pasado a España.

No es bueno, porque Syriza nos puede generar una apreciable conmoción económica. Esto lo veremos en las próximas fechas, no en un sólo día.

Pero políticamente resulta clarificador.

Si ahora Syriza no cumple, que se vea que las propuestas de los populistas eran mentira.

Si cumple, que se vea que la aplicación de sus ideas es un desastre.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (19 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (17)
  1. ¿Que no se puede ir a peor?
    Que se lo pregunten a los venezolanos, seguro que se “parten” de risa..

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de enero de 2014