Y de repente, Catalán

Redacción 25 noviembre 2014 Noticias
Imagen de Y de repente, Catalán

Alberto Catalán es un tipo singular. Cuando en 2009 el dedo de Sanz presentó a Yolanda Barcina como sucesora, apareció Alberto Catalán amagando con presentar su candidatura. ¿Cuál era el apoyo que en aquel momento podía tener Catalán frente a Barcina y frente a Sanz? Pues, más o menos veladamente, el del Diario de Noticias. Aparte de su propio voto, en UPN es improbable que casi nadie más apostara en aquel momento por Catalán antes que por Yolanda Barcina. Tampoco es que el Noticias pensara ni remotamente en que Catalán tuviera posibilidades, pero era una pequeña grieta en UPN sobre la que interesaba incidir a falta entonces de otra más grande. Precisamente para evitar cualquier atisbo de división interna y molestias innecesarias, en UPN se decidió negociar con Catalán que retirara su candidatura a la presidencia, a cambio de la vicepresidencia. Y todos unidos y contentos de momento. Pero ya entonces Catalán demostró no ser un mero peón de Barcina o de Sanz, sino que tenía sus propios intereses. Que podían coincidir con los de Sanz o los de Barcina según el momento, pero que no se identificaban permanentemente con los de ninguno de los dos.

Esta situación quedó más en evidencia en 2013, cuando Catalán le disputó la presidencia a Barcina ya en plena guerra interna en UPN. En esta ocasión Catalán se convirtió en el candidato del quesito-Sanz-Goñi y la nomenclatura del partido.

Sorprendentemente ganó Barcina, por el apoyo de la mayoría de las bases.

Pero una vez más quedó de manifiesto que Catalán es un hombre ambicioso y con sus propios intereses.

No es sorprendente por tanto que Catalán se convierta ahora en el aspirante sorpresa de última hora para ser el candidato de UPN a la presidencia del gobierno.

La pregunta es, ¿cuál es en esta ocasión el apoyo de Catalán?

En principio, la candidata preferida del quesito es Amelia Salanueva. Pero la senadora de UPN ha presentado su candidatura a medias, condicionada a que se produzcan unas primarias.

En principio también, el candidato de Barcina, o del sector que apoyaba a Barcina, sería Esparza.

Lo de Rábade resulta más complicado a la hora de encuadrarlo.

El caso es que en la medida en que no hay primarias aquí decide el aparato del partido, aunque sea el Consejo Político entre cuyos 232 miembros hay una cierta pluralidad. Lo cual a su vez ha sido una decisión de Barcina. Es decir, en principio el partido se juega en el campo de Barcina.

Es importante tener esto en cuenta porque, en este marco, es un poco absurdo presentarse frontalmente contra el sector de Barcina.

Es por ello que Amelia Salanueva sólo presenta una candidatura “condicionada” a primarias.

¿Pero qué pasa con los otros?

Si el candidato “oficial” de Barcina es Esparza, ¿qué sentido tiene el movimiento de Catalán si este supiera que no tiene opciones?

¿Es la segunda opción del “quesito” si se retira Salanueva, que a su vez era la número dos de Catalán en la candidatura de 2013 contra Barcina?

¿Acaso la mayoría del Consejo Político no está clara?

¿O significa que Esparza no es realmente el candidato oficial del sector de Barcina?

Es más, ¿significa acaso que Catalán era el “tapado” y que en el fondo es el favorito?

¿O acabaremos asistiendo a un acuerdo entre aspirantes para repartirse los puestos en función de sus fuerzas en vez de pelearse por ellos?

O, tratándose de la política navarra, ¿pasará cualquier otra cosa apasionante e imprevisible que nos rompa los esquemas y nos pille a todos con el pie cambiado?

No falta quien piensa que aquí se está cociendo algo raro. Pamplona es una ciudad pequeña y sería decir demasiado que se sabe todo lo que hablan cuando están juntos, pero se sabe quién come con quién y con qué frecuencia. Lo que pasa es que no sólo se habla en Pamplona de las cosas de Navarra. Hay quien piensa que Ferraz y Génova también forman parte de una jugada en la que Navarra es sólo una parte del tablero. Winter is coming, como se diría en Juego de Tronos.

Sin embargo, como reflexión final, resulta curioso que la portada del Noticias se haya convertido de repente otra vez en una especie de cartel electoral de Alberto Catalán, con eslogan y todo. Seguramente no le hacen ningún favor. Hoy le presentan posando como Sean Connery, pero todos sabemos lo poco que tardaría en llegar otra portada recordando los 34.340 euros en dietas y tridietas que Catalán cobró (y no devolvió) de la CAN.

catnot . . . . . . . . .

¿Cuál de los candidatos de UPN sería su preferido?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (20)
  1. beltxa says:

    Que gozada, encima peleas internas!!! Yo quiero que salga Catalán por su carisma, o mejor Salavieja. Aunque el Rabade ese que nadie sabe quien es podría sacar menos votos, no se, quiza sea bueno que gane Esparza, muñequito de la Barci que ya la lió en Agoitz. Aizpún gixajoa, ni los gusanos lo querían.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. beltxa says:

    ¿¿Chon Latienda atropelló a un Munipa??

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Chon Latienda says:

    Gracias, “¿liberal? navarro”. Su educación y valentía al dedicarme tan exquisito calificativo, hacen que suba mi autoestima.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Chon Latienda says:

    beltxa, yo atropellé hace 30 años a un gato, pero creo que no era munipa.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. senadono says:

    Alguién no se ha enterado aun que quienes parecene tener la sede en Suiza son el PP y el PSOE. Que Barcina tiene la suya en Madrid y Uxue en Bilbao es otro.Que Esparza es un testaferro de Yolanda y además miembro de el desatroso gobierno al que más de la mitad de los votantes de UPN han dado la espalda en las encuestas,es incuestionable. Yo creo que un partido debiera guiarse por las opiniones de los suyos y no por las de los ajenos.Algunos,a base de lanzar falacias,rumorologías o directamente injurias quieren imponer el candidato de UPN desde aquellos despachos donde se muñió la ruptura del PP (fue el PP quién rompió con UPN,no al revés) casualmente los mismos que meses antes registraron PPN,o cuyos chicos gritaban en la manifa contra la negociación PSOE-Na Bai “¡PP en Navarra ya!” y que gracias a aquellos gritos y algun trabajo sucio como el pucherazo Cervera ya tienen sueldo y escaño;y también los mismos despachos de donde salió la nefasta “transitoria IV” que el PP con sus mayorías absolutas mantiene.Pues bien,creo que el candidato de UPN lo debieran elegir los afiliados de UPN y no Cospedal, ni Zalba,que votan y votarán a otra opción.Y creo que ya es hora de que acabe la dictadura barcinista que está hundiendo a UPN electoralmente y que está provocando una sangría de afiliados hartos.Si el sector de la morcilla y el pil pil se perpetua en Esparza, el gobierno Bildu-Podemos que parece querer la corruptocracia del PPSOE está asegurado.Y de paso,Chon vale cien veces más que Barci,Zalba,Chivite,Uxue y toda la corruptocracia liberal junta.Y además es navarra y honrada,cosas de las que carece la presidenta Yolanda Barcenas Cospedal.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de febrero de 2018