Las responsabilidades del IVA de la Volkswagen

Redacción 18 septiembre 2014 Noticias
Imagen de Las responsabilidades del IVA de la Volkswagen

Aunque una olla a presión explota en un instante, hace falta que se encuentre previamente mucho tiempo al fuego. Algo así ha pasado con el IVA de la Volkswagen.

Si queremos entender lo que ha sucedido, incluso buscar todas las responsabilidades, tenemos que remontarnos al año 1994.

Aquel año la planta de SEAT en Landaben había pasado a ser titularidad de Volkswagen y desde aquel momento se ideó un sistema muy peculiar para la fiscalidad de todos los automóviles que se producían. Los coches que se fabricaban en Pamplona se vendían a VAESA, una filial de Volkswagen con sede en Barcelona. Vokswagen pagaba a la Hacienda Foral de Navarra el IVA de aquellas ventas, lógicamente una cantidad inmensa. Puesto que cerca del 90% de aquellos automóviles se dedicaban a la exportación, la Volkswagen reclamaba después la devolución del IVA que había soportado. Lo genial del caso es que la Volkswagen no le reclamaba la devolución del IVA a Navarra, sino a la Agencia Tributaria.

Es decir, Navarra cobraba el IVA a la Volkswagen pero era luego el estado el que se lo devolvía.

Lógicamente, el mecanismo dejaba a las arcas forales unos ingresos multimillonarios. Hablamos de cantidades anuales que llegaron a rondar los 400 millones de euros, alrededor del 10% de los Presupuestos Generales de Navarra.

No entraremos de momento en el debate de si este mecanismo era legal o una trampilla ideada por Navarra. Lo que está claro es que Navarra salía muy beneficiada y el estado muy perjudicado.

También está claro que si el mecanismo era tramposo lo era desde 1994, no desde 2012 o desde que Yolanda Barcina accedió a la presidencia. Lo que en todo caso le ha tocado a Barcina, una vez más, es ser la presidenta a la que, como la CAN, le revienta un desastre heredado en la cara.

De hecho, quien gobernaba en 1994-1995  era Juan Cruz Alli, como presidente primero y luego como vicepresidente de aquel gobierno tripartito de CDN, PSN y Eusko Alkartasuna.

Interesa recordar este dato porque a lo mejor ahora vemos cómo se escandalizan por las consecuencias de haber aplicado este mecanismo a aquellos que precisamente lo habían creado.

Cierto es que después se sucedieron los gobiernos y todos ellos mantuvieron el mecanismo. Y no sólo se sucedieron los gobiernos en Navarra, sino también en España, y por una razón o por otra nadie cambió el mecanismo, aunque todos lo conocían y año tras año ambas partes lo bendecían.

Obviamente todos los partidos políticos navarros, estuvieran en el gobierno o en la oposición, conocían el mecanismo y nunca lo denunciaron. ¿Qué político navarro denunciaría un sistema que dejaba a Navarra 400 millones de euros al año? No hubo ninguno, nacionalista o no nacionalista, de izquierdas o de derechas.

También interesa retener este dato, porque resultaría un tanto hipócrita que cualquier partido de Navarra pasara de la “omertá” foral en torno a este asunto a empezar a reclamar las responsabilidades que nunca pidió en 20 años, mientras el estado no cuestionó el mecanismo.

¿Navarra nos roba?

Tampoco es esto, necesariamente, aunque lógicamente podría haber quien pensara que el resto del estado podía sentirse agraviado. El asunto es complejo y quizá serán finalmente los tribunales quienes determinen quién tiene que pagar y cuánto, si llega el caso. En el supuesto de que Navarra no tuviera que pagar los 1.500 millones de euros que la Agencia Tributaria le reclama, tendremos que pensar que quienes idearon el mecanismo fueron muy listos. Si alguien en el resto de España no lo entiende, debería pedir cuentas a los gobiernos centrales pasados. En el supuesto de que Navarra tenga que pagar 1.500 millones al estado, lo que habrá que pensar es que quienes pusieron el mecanismo en marcha fueron unos insensatos incapaces de prever la magnitud de la onda expansiva cuando la olla explotara.

En cualquiera de los dos supuestos, como ahora el grifo se ha cerrado, lo que va a suceder a partir de este momento es que vamos a dejar de disfrutar de esa lluvia de millones que nos permitía vivir por encima de nuestras posibilidades. Sí, por encima de nuestras posibilidades.

Si Navarra tiene que devolver los 1.500 millones que la Agencia Tributaria reclama, además tendremos que enfrentar un problema de magnitudes catastróficas.

1.500 millones de euros representa alrededor del 40% de los Presupuestos Generales de Navarra.

1.500 millones de euros suponen más de 2.300 euros a pagar por cada ciudadano navarro, niño, adulto o anciano.

1.500 millones de euros suponen 5.700 euros por cada navarro ocupado.

Si ahora mismo Navarra tuviera que pedir un crédito para pagar 1.500 millones de euros, es posible que nunca pudiera pagarlo.

Dedicando un 1% de los Presupuestos todos los años a pagar 1.500 millones, tardaríamos 43 años en devolver el dinero, al menos tomando como base los presupuestos actuales. Necesitaríamos además el IVA de la Volkswagen para pagar el IVA de la Volkswagen.

Es decir, estamos hablando de una cifra astronómica, por lo que resulta bastante cómico que Montoro se extrañe de que la reclamación de 1.500 millones haya formado “revuelo”.

Hay en todo esto sin embargo quien ya se frota las manos, recordando la vieja premisa de que Navarra es una comunidad inviable si no se encuentra unida a la CAV.

Lo cierto es que, a la vista del abismo al que podemos llegar a enfrentarnos, antes de saber siquiera el resultado de los tribunales, cabe preguntarse si no dormiríamos todos mejor siendo un poco más pobres y habiendo tenido unos políticos más cumplidores, aunque acaso menos audaces. Puesto que el sistema ha funcionado durante 15 años y Hacienda no puede reclamar más que los 4 últimos, es posible que Navarra, en un cómputo global, haya percibido más de lo que eventualmente tuviera que devolver. Pero sería tan traumático devolver esos esos 4 años que difícilmente quedaría compensado el esfuerzo.

El inmenso poder negociador de Montoro

Cuando arbitramos un mecanismo para quedarnos el IVA de la Volkawagen este artificio tenía dos filos, como suele pasar en este tipo de asuntos. Por una parte contábamos con una montaña de dinero, la cual nos permitía mantener artificialmente un elevado gasto público. Pero por otro lado pasábamos a ser rehenes de que en un momento dado nos cortaran el grifo. Este es seguramente el punto en el que estamos. Navarra tiene un enorme problema presupuestario, tanto si tiene que pagar 1.500 millones como si de golpe deja de recibir el IVA de la Volkswagen. Es por ello que Montoro puede esgrimir este asunto como si fuera un arma nuclear a la hora de encarar cualquier conflicto económico, judicial o competencial con el gobierno navarro. Y parece que es lo que está haciendo. En el lado positivo, tampoco a Montoro le interesa sumirnos en una quiebra total de la que luego tendría que rescatarnos. Como además decíamos antes, el mecanismo del IVA de la Volkswagen lo han conocido y tolerado tanto el Gobierno de Navarra como el del estado.

Políticamente, alimentando un conflicto de Navarra con el estado en este momento, Montoro destroza al PPN, abofetea a UPN y da alas al nacionalismo.

El cuestionamiento del IVA de la Volkswagen, sin embargo, curiosamente se remonta al año 2011 gobernando todavía el PSOE en tiempos de Zapatero. Es entonces cuando se revisa el sistema y Hacienda empieza a moverse. Hay quien piensa que fue la venganza de ZP por la oposición de UPN a su “proceso de paz” con la ETA. Otra posibilidad es que simplemente necesitara de manera desesperada el dinero.

Como moraleja final, al margen de los acuerdos que se puedan alcanzar o lo que los tribunales puedan determinar, quizá podamos concluir que defender el Fuero, el autogobierno y la identidad de Navarra es también, puede que sobre todo, administrar prudentemente los recursos y ajustar los gastos y los ingresos a la realidad. Para ser una comunidad diferenciada viable hay que ser antes una comunidad económicamente viable, para lo que tenemos que ser al menos tan responsables como audaces.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (33)
  1. Suagar says:

    Oso ona Ultzama,jada demostraru didazu zuk Baskonum-tik ez dezula ezta lehengo hizkia? Demostratu? Zer? Zure Erkidegoko (tamalez bakarrik erkidego) paper historikotan jarrita dafoena? Jada demostratua dago.
    Beti bezala arreta desbideratzen zure ezjakintasuna eztaltzeko.
    Ta ez nahiz haserretzen motel,dibertitzen ari naiz.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Javier3 says:

    A mi hay varias cosas que me parecen “curiosas” sobre este tema:
    – Se comenta que viene de 1994 de un acuerdo del convenio Navarra-Estado en época Alli. Me extraña que nadie saque documentación al respecto.
    – Momento. Casualidades las justas, este tema sale en el momento en que el PP pide a gritos una alianza electoral con UPN y parece que UPN no está interesada. ¿Será la la sanción una forma de presionar a UPN por parte del PP para la alianza electoral?
    – Trapicheo electoral. Este tema sale meses antes de las próximas elecciones municipales y al Parlamento de Navarra. Quizás sacar este tema y “solucionarlo” antes de las elecciones sea una triquiñuela para ayudar a UPN en las mismas.
    – Chantaje. Otra posibilidad es que dicha sanción que pone en juego la viabilidad económica de Navarra sea un chantaje para evitar que Navarra cambie su status actual. Una forma de decirle a quien quiera cambiar el status actual que tendrá que hacerse cargo de la sanción si no se hace lo que Madrid quiere.
    Yo siempre he pensando que el estado y UPN han querido que Navarra sea débil y no fuerte para que tenga que depender del estado y “no se les vaya”. Esta jugada de Madrid busca eso, que Navarra sea débil.
    Por cierto, por orden de Lourdes Goicoechea las devoluciones de IVA se retrasaban, incluidas las de la VW para tapar los excesos de déficit siendo esto lo que provocó la dimisión de Nieves.
    Para terminar, recordar que en la Araba del PP, PSE y Unidad Alavesa pasó lo mismo con el caso Rover y fue el estado el que cobró el IVA.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Hemengo says:

    Por supuesto que es una artimaña de nuestra presidenta, que dilatara el tema y antes de las elecciones, conseguirá un acuerdo ( que ya esta pactado, porque para la mayoría de las cosas 5 años suelen ser suficientes para prescribir los delitos y las estafas ) que explicara beneficioso para Navarra.
    No os olvidéis, que Barcina, no tiene límites y su anhelo principal es pasar al PP en Madrid, ministerio y si se puede más alto.

    Están jugando a propaganda a sabiendas de que no les vamos a poder pagar nada, este quien este en el gobierno.

    Pero bueno, podéis seguir especulando, que todo llegara.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Libros amigos por Javier Horno

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark1 Acometo con ganas esta recomendación literaria volviendo a la Historia, que siempre nos aporta, además de conocimiento objetivo, un disfrute literario, en cuanto la personalidad del historiador, su distancia o su pasión, comportan una creación estética. En este caso,…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Debería subirse Esparza al balancín de Chivite?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de noviembre de 2009