Fondos buitre e izquierda radical: dos caras de la misma moneda

 

.

.

.

.

.

Da la impresión a primera vista de que la extrema izquierda y los fondos buitre son como dos realidades incompatibles, en el extremo más alejado de la escala la una de los otros.

Pues bien, más bien sucede todo lo contrario.

La izquierda radical es quien en general alimenta los fondos buitre.

¿Qué es un fondo buitre?

Un fondo buitre es un fondo de inversión que se dedica a comprar activos de alto riesgo. Es decir, activos que pueden ofrecer una alta rentabilidad pero a cambio de asumir un elevadísimo riesgo. Lo uno por lo otro. Un inversor convencional, conservador, en general evita invertir prestando dinero a un estado como Venezuela, Argentina o Bolivia, ante el elevado riesgo político o de impago y aunque este tipo de deuda pública ofreciera el pago de unos elevados intereses.

El problema es que para que Venezuela, Bolivia o Argentina pudieran pedir prestado a inversores convencionales tendrían que ser estados con unas cuentas equilibradas, una deuda manejable, una inflación controlada y una política y una justicia fiables y previsibles. Como no se dan estas circunstancias, estos países y sus gobiernos de extrema izquierda sólo pueden obtener buena parte de su financiación de inversores de riesgo, entre ellos los fondos buitre.

Estados como Venezuela , Argentina o Bolivia, a su vez, se creen en el derecho de dejar de pagar sus deudas de cuando en cuando argumentando que su deuda se encuentra infravalorada o en manos de especuladores que reclaman intereses usurarios. El bucle se repite porque estos impagos les hacen ser deudores todavía menos fiables a quienes sólo prestarán fondos buitre, en el mejor de los casos.

Como hemos señalado en otras ocasiones, la mejor manera de no depender de los mercados es no endeudarse. Lo que la izquierda no puede hacer es predicar endeudamiento en vez de austeridad y luego quejarse de los mercados. Salvo en un esquema mental muy infantil, no puede ser que los préstamos sean progresistas a la hora de pedirlos y reaccionarios a la de devolverlos. De la misma forma, la mejor manera de no alimentar a los fondos buitre es ser un estado con las cuentas ajustadas y equilibradas, justo lo contrario de lo que pregona la izquierda.

Por consiguiente, aunque los fondos buitre operan en muchos ámbitos, en definitiva suele haber una conexión con las políticas y planteamientos de la extrema izquierda, de cuyos desequilibrios también se alimentan.

Lo mejor que se puede decir de la extrema izquierda es que no es consciente de esta cercanía, aunque no es una excusa muy buena.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (2)
  1. Pero lo mejor de todo es saber quienes son esos inversores finales, y lo pueden ustedes saber sin despeinarse…o mejor, peinándose. Vayan ustedes al aseo, cojan el peine, mírense en el espejo para hacerse la raya…y efectivamente, ese del espejo, ese es el inversor “buitre” que tanto despotrican algunos.
    Todos los que tengan un fondo, acaban teniendo participación en un fondo de estos, porque todos queremos que el dinero ganado e invertido nos de mejores rendimientos, y los mismo los fondos de pensiones. No creo que merezca llamarles buitres. Si acaso a los políticos que hunden países y economías, llámense Kirchner, Zapatero o Maduro, llamémsles políticos-hienas, porque viven de la carroña. Los buitres llegan despues a dejarlo todo limpio..

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. navarrisimo says:

    ¿Porqué no les presto a la Kirchner ni a Maduro ni a Morales,la Laboral Caja Vascongada,ni la BBVa,o si?? O Caixa Galizia,joeeeeer si son allí tantos Gallegos,todos….y llevan al Che en la camiseta como en Vascongadas los cachorros de Martín….y los empleados de la Kucha…..

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

   Dar de baja