¿Cómo hay que hablar a los nacionalistas?

Redacción 1 julio 2014 Noticias
Imagen de ¿Cómo hay que hablar a los nacionalistas?

Según vemos publicado en Periodista Digital, una de las muchísimas plataformas más o menos teledirigidas por la Generalidad de Cataluña ha publicado un documento titulado “Breve manual de buenas prácticas del independentista”.

Se trata de un “decálogo” que incluye recomendaciones como rechazar las descalificaciones, no propagar rumores ni falsas noticias, respetar todas las lenguas, utilizar el poder de una sonrisa, escuchar los argumentos del contrario, responderle con educación…

Lo cierto es que todos los puntos del decálogo resultan bastante razonables, pero no sólo para los nacionalistas respecto a los no nacionalistas sino también para los no nacionalistas respecto a los nacionalistas.

Y para los no nacionalistas respecto a otros no nacionalistas… En fin, para todo el mundo.

Aunque el “decálogo” se presenta como una estrategia para mejor vender el mensaje nacionalista, el caso es que la estrategia parece válida y recomendable se venda o no se venda el mensaje de cada uno. ¿Qué pasa si todos somos amables y respetuosos anulando mutuamente la eficacia de la amabilidad como estrategia? Pues que a lo mejor la amabilidad y el respeto dejan de funcionar como estrategia, pero que todos viviremos mejor y será más fácil sobrellevar nuestras diferencias.

El “decálogo”

1. “Rechacemos las descalificaciones”. El manual insta a los independentistas a “convivir con el máximo de armonía, sin que los desacuerdos tácticos desvíen la atención del objetivo común” de la secesión. Considera “inevitable” que aparezcan “personas movidas únicamente por su interés personal”, lo que “no ha de preocuparnos excesivamente” puesto que “todas las causas ganadoras conocen este fenómeno” y “cada voto tendrá el mismo valor el día de la consulta o de las elecciones plebiscitarias”.

2. “No propaguemos rumores ni falsas noticias”. Instan a evitar dar publicidad a los “rumores, calumnias y falsas noticias destinadas a perjudicar al movimiento independentista”. Denuncian “operaciones de intoxicación” contra “las personalidades, las instituciones y las entidades más destacadas de este proceso”. Y piden “no creer a priori ninguna de estas pretendidas informaciones mientras no sean formalmente probadas”. “No nos convirtamos en agentes de los adversarios de la independencia”.

3. “Rehuyamos de los insultos”. “Herir a nuestro adversario con insultos no le debilita sino, al contrario, le permite sacar fuerzas del resentimiento. Además, en una sociedad civilizada, el insulto y la agresión acaban volviéndose contra sus autores”. El texto indica que las “acusaciones indignas por parte de ciertos unionistas”, “como equiparar a los independentistas con los nazis”, “muestran su falta de argumento y su bajo nivel intelectual y moral”.

4. “Evitemos la trampa del triunfalismo”. El documento advierte de que “pese a que todas las encuestas de opinión muestren que la independencia es la opción mayoritaria en Cataluña, no hay nada ganado”. Así, advierte de que esto “no nos ha de hacer bajar la guardia”. “No hemos de caer en la trampa de una supuesta superioridad intelectual o moral del independentismo, que nos podría hacer detestables a ojos de los indecisos. Hacer patente un triunfo antes de tiempo puede inducir a los unionistas a un reflejo de orgullo que les dé más fuerzas”.

5. “Respetemos todas las otras lenguas”. El manual insta a no excluir a los hablantes de lenguas distintas al catalán porque eso significaría “debilitar gravemente el movimiento independentista”. “Bienvenidos sean los castellanohablants que entiendan que la Cataluña independiente será buena para ellos también, y celebremos que algunos lo expongan públicamente en castellano”, señalan. Eso sí, dejan claro que “evidentemente, un Estado catalán tendrá la misión histórica de priorizar la consolidación del catalán en todo el país pero, ahora y siempre, todo el mundo ha de ser acogido en pie de igualdad, y cada lengua ha de ser respetada”.

6. “Utilicemos el poder de la sonrisa”. “Una causa gana partidarios también por la simpatía personal que generan los que la defienden. En la calle, en el trabajo, en el mercado o en reuniones familiares, es importante que el independentismo sea entendido como una causa justa y necesaria pero también pacífica, democrática, inclusiva y profundamente amable. Una sonrisa puede hacer tanto como muchos argumentos, unos ojos que brillan pueden convencer mejor que una ristra de cifras. Emocionar, ilusionar y seducir también son tareas importantes, que no han de ser difíciles de cumplir por aquellos que ya se sienten emocionados, ilusionados y seducidos por la idea de la libertad de Cataluña”.

7. “Escuchemos los argumentos contrarios”. Tras asegurar que “los unionistas no nos convencerán”, animan a escucharles “por respeto democrático” y porque así “se sentirán respetados y algunos tendrán más ganas de escucharnos”.

8. “Repliquemos con respeto y determinación”. El texto insta a “replicar siempre” a “los unionistas convencidos” con “paciencia y determinación” porque así “desarmaremos la agresividad de algunos, o al menos la haremos bajar de tono” y “mostraremos lo que es evidente: que el independentismo es, hoy, la opción más sólida de todas”.

9. “Convenzamos a los indecisos”. El manual destaca que “una gran cantidad de la población todavía tiene dudas” y que “es decisiva”, por lo que “hay que considerarlos como una prioridad, hay que seducirlos y atraerlos”. “Lo hemos de hacer respetando el hecho de que tienen el derecho absoluto a continuar siendo indecisos hasta el día del voto: eso significa que hasta el día del voto no nos hemos de parar en el intento de convencerlos”.

10. “Atraigamos la simpatía internacional”. El documento pone como ejemplo a Escocia porque se presenta al mundo como “abierta y generosa”. “En cambio, la Padania continúa pareciendo un invento de laboratorio de unos regionalistas egoístas y xenófobos. Por eso es importante que Cataluña sea equiparada a Escocia y en eso todos podemos tener un papel. Al contrario de lo que se dice con frecuencia en España, los catalanes no somos nada avaros ni egoístas. Tenemos una cultura rica, una lengua y una historia que nos hace singulares, pero también tenemos una visión de futuro común que nos hace originales y nos ha de hacer atractivos. A los ojos del mundo, esta particularidad tiene mucho más valor que los expolios fiscales, por reales y cruentas que sean. Por eso, nos hemos de explicar mostrando lo bueno y mejor del país y de su proyecto”.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (3)
  1. navarrisimo says:

    Me voy a centrar en el Nazionalismo Vascongado y separatista asesino.Lo conocemos muy bien y da igual que les hables de la Historia documentada,que les enseñes las citas históricas,que les lleves al museo a enseñarles tal o cual documento original del siglo….,El Nazionalista no atiende a razones,no quiere atender,se ha creído la pura trola desde el colegio por culpa de aquel profesor de la causa a su vez inoculado por aquellos primeros profesoresBatasunos de los 70,y desde el colegio al instituto de itukarma donde le han pulido en la estrategia Kalegira,y de ahí hasta donde quiera llegar como el patillas de Tafalla,o gerente del basurero del ADOLF ito.¿Respetar? Cuantas veces han visto ustedes que nos han respetado a Navarra estos,¿ qué paso el año pasado en el cohete de San Fermín,y el anterior en el Riau Riau? Y todo lo hacen para provocarnos y tener su víctima soñada,al estilo Germán.Ni más ni menos.Provocar provocar y provocar,eh patillas,eh perales,eh Eulate.Sois ton tos de la baba,porque si os metéis con San Fermín,os podéis llevar una sorpresa muy fea en Mayo del 15,burrutus de la baba….

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Entonces a partir de ahora…se va a dejar escolarizar a los niños y mayores en español, las instituciones van a rotular en español y no sólo en catalán, las emergencias lo mismo, no te multarán por rotular tu comercio o bar en español, las convocatorias de empleo también serán en español y para puestos que no exijan el catalán para barrer hojas de los jardines…y así hasta el infinito. No parece.
    De devolver la pasta del Palau o de las ITV no han dicho nada, ni del Imperio Pujol allende los mares.
    Me lo temía.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. ultzama says:

    y yo me pregunto una cosa,estos de el norte del Reyno de Castilla….que tipo de nacionalismo les toca,lo digo porque como ellos que nunca han sido un pais,ni tienen historia ni lengua propia,me gustaría saber si deberían de agarrarse a el nacionalismo Castellano que es al que casi siempre han pertenecido…..o quizas a el nacionalismo de nuestro Viejo Reyno….o quizas a el nacionalismo Vardulo….a el nacionalismo Caristio….a el nacionalismo Austrigón….o al nacionalismo del Cannabis,asi que si alguien me podría explicar si pueden tener ellos un nacionalismo,que por favor alguien me lo explique,por cierto,que yo podría entender que los del Reyno de León,el Reyno de Castilla,el Reyno de Navarra,el Reyno de Aragón pudieramos querer nacionalismos propios,pero esos del norte del Reyno de Castilla,a que tipo de nacionalismo se tienen que agarrar,o quizás sea que han jugado el nacionalismo a las cartas,y les ha tocado que se quedan con el nacionalismo de nuestro Viejo Reyno,es la unica lógica que le encuentro .

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 4 de abril de 2019