¿Por qué a la izquierda nunca le salen las cuentas?

Redacción 10 junio 2014 Noticias
Imagen de ¿Por qué a la izquierda nunca le salen las cuentas?

Aunque la izquierda no llega a defender abiertamente la idea de que el dinero llueve del cielo, el sustitutivo ideológico más parecido es el de que existen dos recursos infinitos secretos con los que pagar todo: el fraude y lo que ganan los ricos.

En NC ya hemos teorizado otras veces sobre la imposibilidad material de que, por ejemplo en Navarra esas cerca de 800 personas que ganan más de 125.000 euros al año pudieran aportar a las arcas públicas más de 170 millones de euros, que sería lo que recaudaríamos de ellas si les confiscáramos el 100% de sus ingresos. El dato proporcional resulta similar para cualquier otra autonomía o para el conjunto de España.

contribuyentes-navarra

El problema entonces es que una administración pública foral pagada por los ricos tendría que costar unos 170 millones de euros, cuando realmente antes de empezar a recortar nos costaba cada año 4.400 millones y actualmente alrededor de 3.400 millones.

Que los ricos lo van a pagar todo es por consiguiente un mito. Incluso un mito ridículo.

El siguiente mito a derribar es el del fraude fiscal como inagotable fuente de recursos si fuera combatido con decisión.

Antes de continuar, sin embargo, resulta preciso aclarar que la recaudación no cae durante la crisis por el fraude fiscal ni por bajadas de impuestos.

Es evidente que no cae por las bajadas de impuestos porque los impuestos de hecho han subido y muy notablemente.

Es evidente que no cae por un aumento del fraude fiscal, porque el defraudador no es un tipo que durante las épocas de bonanza declara sus ingresos y durante las épocas de crisis deja de hacerlo. En primer lugar porque si alguien puede defraudar a Hacienda a voluntad la defrauda siempre, no sólo en las épocas de crisis. En segundo lugar porque de hecho el fraude aumenta en las épocas de bonanza. Si lo que se defrauda es, pongamos por ejemplo, un 10% de lo que produce la economía, la defraudación crece cuando la economía produce más, porque un 10% de 110 es más que un 10% de 100, no digamos de 90.

La recaudación cae por el empobrecimiento de la sociedad

Por consiguiente, las caídas de recaudación que han experimentado las arcas públicas no están causadas por una bajada de impuestos ni por una subida del fraude. Por eso mismo tampoco se produce un aumento milagroso de la recaudación por subir los impuestos o luchar contra el fraude.

Respecto a lo primero, los ciudadanos medianamente informados ya tienen constancia de ello porque han asisitido año tras año a diversas subidas de impuestos desde el año 2010. El resultado es que la recaudación no sólo no aumentó sino que se redujo, gripando además la economía y agravando la recesión. Es sólo cuando ha empezado la recuperación que la recaudación presenta algunos leves signos de mejora. Más tarde y más leves que si no se hubiera gripado la economía.

Respecto a la lucha contra el fraude, interesa todavía esclarecer algunas cifras e ideas más porque ciertas formaciones, como Podemos o IU, prometen eludir todo sacrificio, todo ajuste y toda medida en el gasto gracias a la lucha contra el fraude.

El caso es que este mismo discurso tiene un antecedente en Bildu y su llegada al gobierno de Guipúzcoa.

Bildu llegó a la Diputación protestando airadamente contra todo tipo de recortes y prometiendo revertir la situación mediante los dos mandamientos de progreso a los que llevamos dando vueltas desde el comienzo de esta artículo: subir impuestos a los ricos y luchar contra el fraude.

Resumiendo lo sucedido en Guipúzcoa, lo que tenemos es que la Diputación recaudaba en 2007 la cifra de 4.367 millones de euros.

Pues bien, el año pasado, tras dos años de gobierno de Bildu y de aplicación de sus planes de lucha contra el fraude y de subidas de impuestos, la recaudación fue de 3.734 millones de euros.

Es decir, 633 millones menos (o un 15% menos) que antes de la crisis.

Consiguientemente, el presupuesto específico de Guipúzcoa (lo que le queda a la Diputación tras pagar al gobierno de la CAV por todos los servicios que este le presta) pasa de 839 millones en 2011 a 736 en 2013.

Lo dicho: a la izquierda nunca le salen las cuentas y Bildu no sólo no ha recuperado el gasto que recortó el PNV sino que ha profundizado los recortes.

Naturalmente alguien podría aportar algunos datos parciales y alegar que la recaudación por la lucha contra el fraude en Guipúzcoa subió un 28% en 2012, sólo que ese año también la recaudación contra el fraude subió un 25% a escala nacional. El resultado objetivo es que la recaudación sigue a niveles mucho más bajos que los anteriores a la crisis, con el mismo fraude o menos y con impuestos más altos.

dp2

..

La cuestión, por otro lado, es si ustedes creen que Bildu es menos radical que Podemos o IU o si las teorías de los tres son tan equiparables como falsas y arrojarían más o menos el mismo resultado.

El análisis puede concluir con un último mito que también merece ser comentado: el de que las grandes empresas del IBEX, en virtud de diversas deducciones y ventajas de toda índole, sólo acaban pagando el 5%.

Pues bien, esto es falso por más que lo repita continuamente el Follonero.

Para comprobarlo no es preciso pensar si NC tiene más o menos credibilidad que el Follonero, sino que basta con repasar lo que las grandes empresas del IBEX ganan antes y después de impuestos.

Una muestra con los resultados de Telefónica, Santander, Inditex e Iberdrola revela que todas estas empresas pagan alrededor de un 25% de impuestos.

Sumen todo lo leído anteriormente y olvídense por completo de que Pablo Iglesias, Uxue Barkos o Arnaldo Otegui les vayan a adelantar la jubilación a los 60 años, les vayan a poner un sueldo fijo por el mero hecho de ser ciudadanos o siquiera vayan a recuperar el conjunto de los servicios recortados.

..

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (7)
  1. No es que a la izquierda no les salgan las cuentas fiscales, es que no les salen ninguna de las cuentas. Debe ser porque en ese día que las explicaron, el profe progre de la Logse, les debió llevar a una charleta del lobby gay, o indepe, para hacerlos nuevos hombres soviéticos, y se perdieron la lección, un día si y otro también.
    Pues ni hay un millón largo de gentes que han votado por un programa matemáticamente irrealizable, el de dar 650 euros a todo pichichi entre 18 y 65, no hay dinero el los presupuestos para tanto despilfarro. Y luego llega lo mejor, que cualquier emigrante llegado a nuestras fronteras recibirá nacionalidad, sanidad, y los 650 euros. Si no llega con los que estamos, imagínense con 10 millones de emigrantes hacinados en casas de acogida…
    De locos. Y suspenso en matemáticas, Pablo, esa exageración de Zapatero en sus peores días, nos llevará a la cartilla de racionamiento en menos tiempo que sus cuates venezolanos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. navarrisimo says:

    Se resume en la realidad histórica reciente,la izquierda extrema arruina porque como Fidel en Cuba y Chaves y Maduro en Venezuela,y estos con petróleo,la casta dirigente tiene más brazos que pagar y subvencionar,que estrellas en el universo,y acaban arrasando el mejor de los escenarios.Tiene que llegar la gestión del centroderecha para arreglar el peor de los escenarios,aún tenemos fresco a González y ZParo,malditos sean sus huesos…..

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. clarete 2011 says:

    Levantar una nación a base de impuestos, es como un hombre con los pies dentro de un cubo tratando de levantarse tirando del asa. (Winston Churchill)

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Hemengo says:

    Pues decirselo a Barcina y Rajoy porque no les cuadra, pero han aprendido a poner cara de haba y contentaros. Pero claro esos no son de izquierdas, ni Miguel Sanz, ni Cervera, ni Catalan, ni Goñi, ni Goikoetxea, ni Maya.

    Porque, ¿ Navarra ha presentado las cuentas al Estado, no?.
    ¿ Como ha ido ? ¿ Superavit ?.

    Como os gusta mirar para otro lado cuando van mal las cosas aqui.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Jose_Miguel_78 says:

    Desgraciadamente los puestos en la Consejería de Economía lo ocupan los matemáticos y no la gente con lógica, que es la que debería ocupar la mayoría de las sillas que componen la Consejería.

    Y es que, aparte del populismo rancio y barato que venden (principalmente el “subiremos los impuestos a los ricos”) no tienen una lógica para aumentar los ingresos o recortar los gastos. El ejemplo más obvio: el I.V.A.

    – ¿Cómo potenciamos el consumo? Lógica: bajar el I.V.A. Matemático: si subimos el I.V.A. ingresaremos más. Error: la progresión del ingreso sería real si el consumo se mantuviera. Pero al subir el I.V.A. el consumo desciende, por lo que descienden ingresos derivados de los impuestos.

    – ¿Qué conlleva? Al reducir las ventas se producen dos situaciones: despido de población activa y cierre de empresa. El despido conlleva un gasto para la administración: el paro. Y quien está en paro economiza en todo lo posible porque no sabe cuando encontrará trabajo.

    Así pues no sólo hemos recaudado menos en impuesto, sino que además el Estado ha de pagar el paro a aquellas personas que pierden su puesto de trabajo.

    Y como ésto, todo. Pero no se preocupen, que todos los asesores que tienen los políticos son matemáticos o amiguetes. Y así nos va.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Don Pimpon says:

    Hablar de ricos e identificarlos con los que tributan mucho en el IRPF es un error de partida. La declaración de IRPF de Amancio Ortega es para echarse a reír, igual que la del resto que le siguen en fortuna.
    Pero esa no es realmente la cuestión.
    La clase media mengua desde la decada de los ochenta porque ya no es necesaria. Al no ser necesaria, tampoco lo es el mantenimiento de su poder adquisitivo. Con ella se consolidaron los estados y se construyeron infinitud de infraestructuras que fueron la base del desarrollo económico.
    Las grandes comporaciones son las que dirigen las economías de occidente y los políticos con carisma no tienen un hueco en una clase política arrodillada a los intereses de los poderes fácticos de la economía.
    Estos poderes, para seguir creciendo ya no necesitan más Estado, sino al revés. La guerra constante hacia un Estado menguante es la antesala que acabará sustituyendo todo por un escenario en el que las grandes corporaciones ocuparán todos los ámbitos y extremos que antes eran propios del Estado. Ese Estado que un día las aupó para que fueran campeones nacionales.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  7. agramontex says:

    Admito que me resulta difícil de creer cómo Economía y Hacienda parece hacer lo contrario de lo que dicta el sentido común. Es el no admitir haberla pifiado con algunas decisiones en materia fiscal? Lo que también creo es que por muy bajos que fueran los impuestos, simplemente hemos vivido diez años con el dinero de treinta anticipado en cómodos intereses y ahora ilíquido o incluso peor, lejos del país y de su actividad productiva. Hacer líquido todo el stock inmobiliario no sería tan complicado si hubiera narices de verdad. Creo que el futuro pasa por la desmonetización de ciertos intercambios a mucha mayor escala de lo que ya sucede hoy, para ajustar todo, pero es un cambio de paradigma tan grande que nadie se atreve. Por otro lado, en nuestro archifamoso IVA y su bajada en Navarra durante 2.013, ojo a las estructuras de costes de las Empresas navarras y a su valor añadido. Creo que es revelador de una crisis de funcionamiento más profunda de lo que pensamos, donde se sustituye una mano de obra local cara por producción y servicio exterior. Y éso es muy complicado de revertir. Evolución de PIB y recaudación de IVA no guardan aparente correlación y creo que sigue sin ser explicado este fenómeno. Miedo.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 13 de septiembre de 2017