El sueldo medio de los funcionarios navarros es de 36.554 euros, frente a los 24.384 del resto de navarros

Diario de Navarra publicaba ayer uno de esos incómodos datos de los que a menudo suele hacerse eco Navarra Confidencial. El sueldo medio de los funcionarios del Gobierno de Navarra fue de 36.554 euros en 2013.

La media de los 1.063 policías forales es de 35.915 euros mientras que la de los 469 bomberos es de 34.106.

La plantilla de la administración de Navarra  incluye a 23.400 funcionarios y empleados públicos cuyos sueldos se llevan anualmente 855 millones de euros. Esta cantidad no incluye la Seguridad Social ni las pensiones, lo que dispararía la cifra por encima de los mil millones de euros. Prácticamente un tercio de los Presupuestos Generales de Navarra se dedica por tanto a pagar a los empleados públicos.

Los salarios de los funcionarios

6.236 empleados públicos de nivel A cobran una media de 48.452 euros. Todos ellos suman 302 millones de euros.

8.903 empleados de nivel B cobran una media de 37.013 euros. En conjunto cuestan 329 millones de euros.

Hay 3.561 empleados de nivel C, que en promedio cobran 31.092 euros y en total 110,7 millones de euros

3.492 empleados pertenecen al nivel D, cobran 24.563 euros y cuestan 85,7 millones de euros.

Por último, hay 1.212 trabajadores de nivel E que cobran 22.532 euros y cuestan 27,3 millones de euros.

 Los funcionarios cobran mucho más que los demás navarros

Como adelantábamos en el titular, llama poderosamente la atención que los empleados públicos cobren una media de de 36.554 euros, frente a los 24.384 euros de salario medios del resto de navarros.

Sólo los funcionarios de nivel E ganan un poco menos que el sueldo medio de los navarros, todos los demás cobran por encima del salario medio. Es decir, de 23.404 funcionarios, 22.192 cobran más que el salario medio del resto de los navarros, el 94,8%. El salario medio de los funcionarios es un 49,9% superior al salario medio de los demás trabajadores navarros.

¿Quién paga los sueldos de quién?

Ante todos estos datos hay aclara una serie de conceptos para poder entenderlos en su gravedad y su contexto. Para poder financiar los costes del estado, un país tiene que generar la riqueza suficiente para pagarlos. Existe una diferencia esencial entre los empleados públicos y los de los demás y es que unos pagan a la administración y otros cobran de la administración. Hasta los impuestos que los empleados públicos pagan a la administración es dinero que antes han cobrado de la administración, cosa que no pasa con los empelados del sector privado. Dicho de otra manera: los sueldos de los empleados públicos los pagan los demás. Por hacer un trabajo, por supuesto, pero los pagamos los demás.

funcionarios sector privado

La pregunta es si es justo alguien que trabaja en el sector público tenga que cobrar más que quien hace ese mismo trabajo en el sector público y que además es el que paga el sueldo del empleado público.

Ante la dificultad de explicar este desequilibrio, suele decirse que efectivamente es injusto que los empleados públicos cobren mucho más que los demás, pero que lo que hay que hacer es subir el sueldo de los demás en vez de bajar el de los funcionarios. Obviamente esto no tiene sentido porque el sueldo real es el de los demás. El sueldo de los demás depende de los cafés que se sirvan, los zapatos que se vendan o los anuncios que se publiquen. El de los funcionarios de un político con una estilográfica. Es el salario de los empleados públicos el que tiene que acomodarse a la realidad y no la realidad la que tiene que acomodarse a los salarios de los empleados públicos.

Menos recortes, más impuestos

Es fácil hacer demagogia y decir que no harían falta recortes cerrando Los Arcos o bajando el sueldo a Barcina, o a Uxue Barkos.  Pero la verdad es que un tercio del presupuesto se lo comen los sueldos de los funcionarios. Es cierto que habría que cerrar multitud de infraestructuras y empresas públicas ruinosas antes de subir sueldos o tocar los sueldos de los funcionarios. Pero eso no sería suficiente para ajustar las cuentas. No son las demás partidas las que se comen los gastos de personal del sector público, son los gastos de personal del sector público los que se comen el resto de partidas. Si los sueldos públicos son tan elevados, por otro lado, externalizar cualquier servicio tiene sentido para que al contribuyente le cueste menos.

Los sueldos de los funcionarios son constantes, pero quienes los pagan decrecen

Si cuando el sector privado va mal las empresas cierran y los trabajadores se van a la calle, pero en el sector público los empleos son vitalicios, en tiempos de crisis se abre una brecha que puede ser impagable. Antes de la crisis había 290.000 ocupados en Navarra, incluyendo los empleados públicos. Después de todos estos años de crisis quedan 247.000. Si el número de empleados públicos es casi constante, resulta que ahora hay 40.000 navarros menos en el sector privado para pagar el coste de los sueldos de los empleados públicos. El hecho se agrava si los que tienen que pagar los sueldos de los funcionarios no sólo se ven numéricamente reducidos, sino que encima tienen que mantener con sus salarios unos sueldos que son un 50% más elevados que los suyos.

¿Por qué en este país no se puede pagar el coste del estado del bienestar y mantener los servicios públicos? Pues en buena medida, a la vista de los datos, a causa de los elevadísimos sueldos que cobran los funcionarios.

Ni es agradable insistir en ello, ni lógicamente les resulta agradable a los empleados públicos. Pero es lo que ponen de manifiesto los números.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (26 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (36)
  1. Feinmann says:

    Me planteo ahora posibles soluciones para igualar la media de sueldos públicos y privados:
    1.- Que todos los trabajos se paguen igual: ¿Quién iba entonces a estudiar arduas y difíciles carreras para cobrar lo mismo que quien no lo hace?
    2.- Aumentar la contratación de empleados de baja cualificación en la administración ¿no seria una locura? ¿para que iba a querer la administración miles y miles de jardineros, basureros, y similares? Justamente ha hecho el viaje contrario, muchos de esos empleos de baja cualificación han sido externalizados a empresas, lo que ha tenido como consecuencia una subida del salario medio en la administración y bajada en la empresa privada.
    3.- Reducir la plantilla de los niveles altos del funcionariado, externalizándolo: se hace en muchos casos, las consecuencias es que el costo de la mano de obra externalizada llega hasta sextuplicar la de la mano de obra contratada directamente. Y eso no es lo peor, crea dependencias: cuando se externalizan los informes de legalidad de actividades públicas, curiosamente, disminuye la tasa de no conformidades con la legalidad. Y es que quienes hacen esos informes saben que el mantenimiento de esos contratos depende de tener contentos a los políticos, así que no se les ponen trabas a cuanto pretendan hacer, algo que si pueden hacer, y hacen, los funcionarios. Muchos políticos se están viendo frente a los tribunales porque se saltaron informes de legalidad negativos realizados por funcionarios.
    Vease: http://cort.as/86gX

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 1

  2. Feinmann says:

    En la página del Gobierno Foral aparecen los sueldos de los funcionarios y de los cargos de libre designación. Aquí está el enlace de funcionarios: http://cort.as/8F8U
    Y aquí el de cargos de libre designación: http://cort.as/8F8X

    Quien se moleste en comparar podrá ver que en los cargos de libre designación (o sea, de dedazo), el que menos cobra, que es auxiliar de gabinete cobra de base, 27.260,24 € anuales ó 1.947,16 €/mes (brutos), mientras que entre el personal funcionario (o sea, de oposición), el que más cobra de base, un nivel A1 (médico) son 25.281,76 anuales ó 1.805,84 mensuales. O sea, un poco menos que el que menos cobra de los cargos de libre designación.

    Consejo para quien pretenda entrar en el empleo público: no pierdan el tiempo preparando una oposición, mejor frecuenten la sede de algún partido con posibilidades, les saldrá mas rentable.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 1

  3. ciudadano perplejo says:

    Hombre, Feinmann, usted mismo mezcla lo que yo pretendo equiparar: a mi me atiende el sector público que costeo -a pesar de su elefantiasis y falta de rentabilidad- y no el funcionario del palestino. A este le importo un bledo. Si es por el, que no entren pacientes al centro de salud y así le molestamos menos. Total, mencionar la rentabilidad en el sector público es jodidamente capitalista.
    Otros funcionarios no se amparan en su oposición para servir al ciudadano/cliente. De todo hay. Lo que le aseguro es que en una empresa privada el funcionario-borde no pasa ni la entrevista de trabajo.
    Y la creación de riqueza suele ocurrir cuando el resultado de un servicio es mayor que el coste que supone. Por eso la izquierda pro sector público se pone de los nervios cuando escucha la palabra “privatizar”. Hasta el más tonto es capaz de crear riqueza a base de enchufarle euros. Una riqueza muy poco rentable que explica la situación en la que nos encontramos.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 2

  4. ciudadano perplejo says:

    A su consejo para quien quiera entrar en el empleo público le añadiría un renglón de letra pequeña: los cargos de libre designación duran lo que dura el político que lo designo. Un funcionario de oposición dura más que las pilas Duracell.
    Y, por cierto, hablando de la la sacrosanta oposición que avala a los funcionarios, me tiene intrigado: ¿cuántos opositores mueren anualmente en tamaña heroicidad? ¿Cuántas depresiones y suicidios provoca la temeridad de opositar a Osasunbidea o al Departamento de Educación? Algunos, desde luego, han debido quedar tocados de tamaña hazaña porque aparentan un cierto autismo. Qué dura es la vida.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 3

  5. Feinmann says:

    ciudadano perplejo el funcionario del palestino hará la parte que le toque. Si es estar dando números en una mesa los dará, si es llevando recetas a un medico, lo hará, si es trayendo cajas con material medico lo hará. Y ese trabajo igualmente le estará sirviendo a usted, aunque no lo vea, como igual trabaja para usted el que hace la nomina del medico o el que recauda para pagar al medico, la electricidad del hospital o su mantenimiento.

    Lo que el piense o no piense el del palestino es irrelevante.

    Respecto de la rentabilidad, por poner ejemplo del que hay cifras, la sanidad de EEUU cuesta un 18% del PIB, la española un 9%. Nos sale muy rentable, pero veo que para usted prima la cuenta de resultados.

    Empleados bordes en la empresa privada me los he encontrado a patadas, ¡y ahí siguen! En las asociaciones de consumidores y en las OMIC se apilan reclamaciones contra empresas privadas por millares.

    No es raro que se pongan de los nervios cuando oyen privatizar, es regalarle lo publico a los amigos de los políticos, es cercenar los derechos de los trabajadores y de los usuarios, que ¡de algún sitio tienen que salir los beneficios!

    No, la situación que nos encontramos es debida al enorme endeudamiento empresarial (2 billones de euros) que deja por buenos a los políticos ante la calidad de nuestros empresarios. Claro, que luego comienzan nacionalizarse deudas y es cuando la fastidiamos.

    Sin contar lo que supone de inmovilizar el coste de 5M de viviendas vacias, que no producen nada mas que costes, tanto financieros como de mantenimiento, y eso no lo han hecho los funcionarios.

    Respecto de la elefantiasis del sector publico, a poco que busque por internet verá que tenemos uno de los elefantes mas chicos de Europa, ya sea por presupuesto o por personal.

    Sería estupendo que se informase antes de opinar. Se limita a repetir tópicos.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 1

  6. Feinmann says:

    ciudadano perplejo, pero el político suele tener luego un nuevo cargo, y se lleva con el a su gente “de confianza”.
    Un funcionario de oposición debe durar, precisamente están para que la administración sea estable. Antes de que existiese el funcionariado actual cada partido tenia sus funcionarios (todos eran “de confianza”) de forma que cuando un partido salía del poder salían también todos los funcionarios, y entraban los funcionarios del partido que accedia al poder. Lógicamente, era un caos hasta que se estabilizaba la situación.
    Ademas, se debía el cargo al político, con lo que debían ser sumamente complacientes con el político, si querían durar.

    No se tiene registro de la tontería que pide, pero seguro que supone más depresiones que los que se dedican mientras tanto a estar de botellón y esperar que alguien les enchufe en alguna empresa pública o privada.

    ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 1

   Dar de baja