No te puedo vender mi hígado

Redacción 13 marzo 2014 Noticias
Imagen de No te puedo vender mi hígado

La Policía Nacional ha detenido a cinco acusados de ofrecer a nueve personas sin recursos, ocho de ellas inmigrantes, 40.000 euros a cambio de vender un trozo de hígado. El objetivo era transplantar el órgano a uno de los arrestados, un acaudalado ciudadano libanés de 61 años, alcalde de una ciudad en su país de origen, aquejado de una grave enfermedad hepática.

¿Pero está o no está bien eso de vender libremente tu propio cuerpo?

Que no le hablen a medios como el Diario de Noticias de libre mercado, salvo que sea para poner anuncios de contactos. ¿Pero dónde está el límite? ¿En la ley? La ley dice lo que queremos que diga. ¿Qué queremos que diga? ¿Por qué se puede vender l a propia sexualidad pero no se puede vender un trozo de hígado? ¿Puede alguien cobrar por dejarse pegar si así lo decide libremente?

En Alemania, si se rechaza una oferta de trabajo se puede perder el subsidio de desempleo, algo que por otra parte no suena demasiado descabellado. Pues bien, hace unos años saltaba la noticia de una mujer a la que se le había negado el subsidio de desempleo por rechazar un trabajo en un burdel.

Si aceptamos que ser prostituta es un trabajo como otro cualquiera, parece bastante lógico.

Si ser prostituta es normal, pedir sexo por trabajo también debería ser normal. Que una mujer rechazara un trabajo y prefiriera un subsidio por no tener que realizar prácticas sexuales debería ser anormal e incluso reprobable.

Hace no mucho se publicaba la noticia de que un político italiano había sido arrestado por exigir a su secretaria sexo como parte de su trabajo.

Pero si la compraventa de sexo es algo perfectamente normal, ¿qué problema había de haber en que un directivo pusiera un anuncio ofreciendo trabajo como secretaria a una mujer que, además del Office, dominara el Kamasutra?

¿Es normal o no es normal?

¿La frontera está en el hígado, más abajo, o más arriba en el corazón?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (9)
  1. mac says:

    También se “dona” -previa gratificación- el semen o los ovocitos, con ADN incluido y es guay.

    La tira de personas hijas de padres desconocidos. Pero muy progre.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Hemengo says:

    En el tema de los transplantes existe un protocolo a nivel nacional por el cual, todos los enfermos por igual y segun una lista por riguroso orden de entrada, son incluidos ( sin importar su clase social o estatus economico ).

    En el momento que aparece un donante, se tira de lista por orden y compatibilidades.

    Vosotros que abogais por el derecho a la vida, siempre sacais el dinero a relucir, al igual que para pagar los viajes a Londres para abortar, pero es que hay gente que tras una vida entera cotizando, tiene el mismo derecho a ser transplantado que otro que tiene mucho dinero y no quiere estar esperando su turno.

    Segun vuestro criterio, cuando a una familia se le muera un miembro joven, podria hacer una subasta para vender sus miembros al mejor postor, en vez de donarlos para salvar vidas.

    Estais justificando el trafico de organos y defendiendo el derecho a la vida a la vez.
    En este tipo de comentarios se puede ver vuestra moral cristiana. Como en vigilia, el que paga, come carne.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Hemengo says:

    Una pregunta:
    Si la iglesia publicase un canon a pagar por aborto ¿ podria abortar ?.

    O, rezando 3000 avemarias y 34000 padrenuestros, estaria ya limpio de pecado???.

    Seguro que rezando no, pero si pago creo que hasta el obispo me perdonaba.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. peztondo says:

    Quizá navaraconfidencial debiera rematar la noticia especificando que la redacción entera de la misma obedece a un recurso literario llamado “Ironía” y, a su vez, aclararía el significado de la palabra para que no se dieran casos de confusión como el que vemos que se da en algunos foreros. Hemengo, es una clara referencia a la hipocresía descarnada que padece la sociedad occidental. Toda persona de bien y con un mínimo de sentido común debiera apoyar tu argumentación respecto a los transplantes. Por eso la legislación, ampara en ese terreno la justicia social. Pero hay terrenos en los que patina estrepitosamente y que dan pié a casos de lo más rocambolescos como el que se señala de Alemania. Te agradecería, no obstante, que no aprovecharas la ocasión para verter mofas e infamias sobre la Iglesia y sobre los que stamos en contra del aborto. Puedes argumentar demoledoramente defendiendo tu postura sin necesidad de difamar tan injustamente juzgando sin si quiera conocer a quienes difamas. Hoy un voto a favor y otro en contra.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. obabatarra says:

    Si aceptamos que se comercialicen los órganos estaremos cargándonos el sistema altruista de donación, que ha convertido a España en país puntero en el tema. El dinero no está por encima de todo.

    Por la misma razón no soy partidario de legalizar la prostitución.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. librestador says:

    Al final los meapilas de todos los partidos terminarán prohibiendo el suicido. Cada uno es libre de hacer con su vida, ergo con su cuerpo, lo que le dé la gana.

    ¿Puedo vender mi maravillosa melena rubia? ¿Sí? Pues el hígado también.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Hemengo says:

    Tambien te puedo coaccionar para que te lo quites y me lo des o matarte y quitartelo.

    Viendolo asi, te parece lo mismo librestador???.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Estricuel says:

    Estamos en una democracia orgánica y feminazi.
    Y el órgano rey es el coño. Mi coño es mío y hago lo que quiero con él. La soberanía reside en el coño.
    ¿Cuando rechazaremos que el estado influya en nuestros cerebros con sus leyes educativas? Mi cerebro es mío y exijo que se le trate como a un coño.
    ¡Qué coñazo de país!

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  9. librestador says:

    Hemengo:

    Yo estoy hablando desde la libertad y donde hay amenaza, robo y asesinato no hay libertad.

    Hay una perniciosa tendencia a confundir la realización de un acto lícito con la posibilidad de que ese acto pueda ser hecho bajo amenaza y por lo tanto sea necesario prohibirlo. Es la típica falacia de los que se creen seres superiores y quieren organizar la vida a los demás a los que consideran seres inferiores.

    Lectura recomendada para esta primavera, que a alguno parece estar sentándole especialmente mal: La Fatal Arrogancia (los errores del socialismo) de F. A. Hayek

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de mayo de 2016