La Laureada que nadie recuerda en el golpe de estado que nunca existió

Redacción 8 octubre 2013 Noticias
Imagen de La Laureada que nadie recuerda en el golpe de estado que nunca existió

Aunque todo el mundo sabe que en 1936 hubo un golpe de estado y se produjo una guerra civil, son muchos menos los que saben que ese golpe de estado vino precedido por otro en octubre de 1934, hace ahora 79 años.

Del mismo modo que cuando la izquierda obtuvo el poder en 1936 hubo un golpe de estado de la derecha, cuando en 1933 la derecha obtuvo el poder fue la izquierda quien dio un golpe de estado contra el gobierno de la derecha.

La única diferencia entre ambos fue que el de la izquierda no tuvo éxito, aunque dejó un rastro de más de mil muertos. Uno de ellos el tío-abuelo del eurodiputado del PP Jaime Mayor Oreja.

El golpe se desencadenó el 5 de octubre de 1934 prendiendo inmediatamente en Asturias. Al día siguiente, el presidente de la Generalidad Lluís Companys se suma al golpe, declara Cataluña como estado rebelde al gobierno democrático y ofrece a los golpistas que establezcan en Cataluña un gobierno provisional:

“¡Catalanes! Las fuerzas monárquicas y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar a la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder. Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, y los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones. (…)

 Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalitat, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán de la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica”.

El presidente del gobierno, Alejandro Lerroux, ordenó entonces al capitán general del ejército en Cataluña, Domingo Batet (catalán, nacido en Tarragona) que declarara el estado de guerra y pusiera fin a la intentona golpista.

Batet intentó conseguir una resolución pacífica solicitando la rendición de los Mossos d’Esquadra, cuyo jefe persistió en prestar apoyo armado a Companys y los golpistas. El ejército tuvo por tanto que movilizar una compañía de infantería y una batería de artillería para reducir a los golpistas en el Palacio de las Generalidad. Tras un intercambio de disparos Companys se rendía a las pocas horas.

La actuación comedida de Batet evitó un mayor número de muertos, no obstante lo cual murieron en Barcelona más de cuarenta personas.

Como nota curiosa, cabe mencionar que el general Batet recibió ese mismo año de 1934 la cruz laureada (la misma que después se le concedería a Navarra) por su defensa de la legalidad republicana contra los golpistas de la izquierda. No obstante, en 1936 Batet también se opuso a los alzados, esta vez los del otro lado. Tras ser tiroteado en las calles de Barcelona en 1934 por los que ahora se proclaman defensores de la república, los otros lo fusilaron en 1937 al parecer por decisión personal de Franco y en contra del criterio de sus propios generales.

Ojalá pudiéramos contarles una historia más bonita en este oscuro aniversario.

Hoy podríamos reflexionar junto a Salvador de Madariaga que “Con la rebelión de 1934, la izquierda española perdió hasta la sombra de autoridad moral para condenar la rebelión de 1936”.

Si cuando gobernaba la derecha la izquierda organizaba golpes de estado contra ella y cuando gobernaba la izquierda era la derecha quien los organizaba contra la izquierda, es lógico que la Segunda República resultara inviable. Tanto la izquierda como la derecha se sublevaron contra la república cuando no estuvieron en el gobierno, pillando a los Batet en el fuego cruzado. No tiene sentido contarlo de otro modo e idealizar bucólicamente aquel pasado republicano que, a más maquillaje, más incomprensible el conflicto que hubo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (6)
  1. delahucha53 says:

    Apasionante la vida del General Batet, que, por defender la legalidad vigente, vio como era objeto de odio tanto por la izquierda (primero) como por la derecha, después (hasta el punto de que, en contra del criterio mayoritario de la Junta de Generales, presidida por Cabanellas, no por Franco, que todavía no era Jefe del Gobierno del Estado) se le ordenó el fusilamiento en un juicio sumarísimo. Interesantes las reflexiones del militar del cuerpo jurídico que le defendió en el proceso. En la biografía del General Batet pueden encontrar la historia completa y cómo el General Franco se saltó el acuerdo de la Junta de Generales.
    Por cierto, la La Gran Cruz Laureada de San Fernando, en esa época, sólo estaba prevista para personas físicas, no para entidades, por eso resulta curioso que se condecorase a Navarra y posteriormente a Valladolid, porque era saltarse las Ordenanzas militares vigentes. Posteriormente se reformaron los Estatutos tras la democracia y la última concesión (si la memoria no me falla, y si no habrá algún tertuliano que me refute amablemente)fue al Regimiento Alcántara en 2011, cerca de 90 años después del denominado desastre de El Annual.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Interesantes reseñas históricas tanto de NC como de delahucha53, muy de agradecer.
    Yo sólo incidiría en un detalle, cuando habla de que la izquierda perdió el crédito moral con el golpe del 34. Lamentablemente este crédito se perdía un día si y otro también, cuando miembros del PSOE a sueldo del gobierno, secuestran y matan de un tiro en la nuca al jefe de la oposición, tirándolo en una cuneta y se refugian luego en casa de un alto cargo del PSOE. O cuando repartieron armas y soltaron a delincuentes para formar las chekas y bandas que tomaron control de calles y carreteras. O cuando….y no sigo porque es largo de contar. Y triste. Muy triste.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. gunter778 says:

    Creo que en este tema por mucho que querais justificaros tenéis las de perder. En esa época crispada pasó de todo y nada bueno. Las razones se defendieron en algunos casos con violencia. Pero no siempre. Lo cierto es que en Navarra los sublevados antidemocraticamente (expresión que tanto gusta poner en el debe de otros), dejarón en tonterías todo aquello a lo que hacéis referencia. Se paso por las armas a todo aquel que pensaba distinto. Se les arruino la vida a familias enteras por no comulgar on la causa. Etc…Que Os voy a contar que no sepáis…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. clarete 2011 says:

    ¿Saben Vds. a quien puso el Gobierno de la II República al frente de las tropas que sofocaron el golpe de estado en Asturias?. Tomen nota: al Gral. Franco.

    ¿Saben Vds. qué capitan tenía Franco a sus órdenes en dicha operación militar?. Tomen nota otra vez: al capitán Lozano.

    ¿Y quien era el capitán Lozano?. Sigan tomando notas: el famoso abuelo de Zapatero.

    Ya lo ven, el abuelo de Zapatero, junto a Franco, reprimiendo a los socialistas y a la UGT que se constituyeron en golpistas en Asturias contra la II República.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. navarrisimo says:

    Les recomiendo un libro que en los primeros capítulos trata sobre ese periodo convulso entre 1931 y 1936,es “Navarra fue la primera” de Antonio Lizarza Iribarren,Javier Nagore Yarnoz,Ramón Salas Larrazabal,Rafael García Serrano,Álvaro d’ors.Editorial Sahats.Apasionante pura historia del Alzamiento Navarro.Memoria de nuestros mayores que se fueron ya.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. el liberal navarro says:

    Uniéndome a Navarrisimo les recomiendo también La gran Esperanza de Rafael Garcia Serrano. Gran texto con algunas menciones muy destacadas a bravos militares sublevados como Urmeneta , el padre del camisetero, o Moscoso, el abuelo del progriiiisiiiimo diputado socialista, que no hacen mas que demostrar que ciertas gentes no conocen mas siglas que sus apellidos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Libros amigos por Javier Horno

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark1 Acometo con ganas esta recomendación literaria volviendo a la Historia, que siempre nos aporta, además de conocimiento objetivo, un disfrute literario, en cuanto la personalidad del historiador, su distancia o su pasión, comportan una creación estética. En este caso,…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Debería subirse Esparza al balancín de Chivite?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de octubre de 2009