El rescate bancario global ha costado 550 mil millones de euros de dinero PUBLICO

Redacción 5 julio 2013 Noticias
Imagen de El rescate bancario global ha costado 550 mil millones de euros de dinero PUBLICO

 .

Un estudio en el que han participado la UNAV, la Universidad de Alicante y el FMI analiza pormenorizadamente los rescates bancarios en todo el mundo desde el año 2008. El estudio ha sido presentado esta semana en el Parlamento Europeo.

Algunos de los datos subrayados durante la presentación fueron, por ejemplo, el de que  el rescate bancario global ha costado 550 mil millones de euros de dinero público.

El Royal Bank of Scotland, por ejemplo, precisó 76.300 millones de dólares para ser rescatado. Citigroup y Bank of America necesitaron 45.000 millones cada uno. El rescate del Commerzbank requirió 24.200 millones y, ya en casa, el de Bankia 28.900 millones.

Otro dato interesante es el de que, a fecha de hoy, los bancos de Estados Unidos han devuelto ya el 97% de lo prestado por el gobierno. Europa, no digamos España, se encuentra muy lejos de estos niveles si bien la gran recapitalización de la banca en EEUU tuvo lugar en 2008, mientras que en España no ha tenido lugar casi hasta el 2012. Como estábamos en la Champion´s…

Uno de los objetivos del informe ha sido determinar las variables que han resultado claves a la hora de explicar las probabilidades que un banco necesite o no ser  recapitalizado. Y en este sentido la diversificación internacional ha tenido un efecto neto positivo en la banca, reduciendo tanto la probabilidad de recibir recapitalización como el volumen de capital necesario para el rescate, de darse la necesidad.

El trabajo muestra también que la política monetaria de bajos tipos de interés en la eurozona durante los años previos a la crisis desencadenó un desequilibrio en los países del sur de Europa, al tener tipos mucho más bajos de lo que hubiera sido adecuado para sus economías, lo que disparó el apetito por el riesgo en ellos y descontroló el crecimiento del crédito.

Entre las recomendaciones para evitar futuras crisis como la actual, los autores del informe aconsejan “más Europa”, en forma de una unión bancaria con un organismo único de supervisión, una política monetaria que tenga en cuenta al conjunto de países de la Unión, y no sólo a los más grandes, e impulse medidas de buena gobernanza a escala europea.

Se nos ocurre, sin embargo, que el informe podía haber sido más incisivo en algunas cuestiones. Por ejemplo, en el hecho de que las entidades financieras españolas anunciaran beneficios mientras de hecho estaban en quiebra técnica. ¿Para qué sirven entonces las normas contables y la publicidad de las cuentas? Desde luego no para engañar a los mercados, pero sí a la opinión pública o a muchos pequeños inversores.

El papel de los bancos centrales y nacionales también merecería una crítica particularmente intensa. Cuentas de resultados surrealistas, entidades que concedían dividendos mientras recibían ayudas, salidas a bolsa de entidades ruinosas convertidas en una trampa para inversores, colocaciones indiscriminadas de swaps y preferentes… ¿Dónde estaban los supervisores?

La politización de las cajas también merecería capítulo aparte en cualquier informe. Gestores catastróficos nombrados por políticos que no responden, siquiera políticamente, de nada de lo sucedido, pero que cobraron dietas astronómicas por… en realidad no sabemos por qué cobraron.

Por último, la idea de que la globalización de los bancos los hará mejores resulta un tanto pintoresca. Lo que hará mejores a los bancos es hacer las cosas bien. Si las mismas cosas que se hacen mal localmente se hacen mal globalmente, lo que es un desastre local se convertirá en un desastre global.  Y eso sí, de cara al futuro es muy importante que un banco pueda quebrar sin arrastrar a los depositantes, pero dejando en cambio que todas las pérdidas recaigan implacablemente sobre los accionistas del banco y sus acreedores. Pero eso no es más Europa, eso es más capitalismo. La misma idea de que si lo hacen mal los rescatamos los demás y encima a ellos les dan un puesto en una bodega, envía un mensaje totalmente negativo a los futuros gestores de los bancos y a los políticos que los supervisan, sentando las bases de la próxima crisis bancaria.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (4)
  1. ¿Dónde estaba el supervisor MAFO mientras atracaban con SWAPS y cláusulas suelo diseñadas al gusto de la entidad financiera? ¿ Y dónde está ahora?…porque en la cárcel sigue sin estar. Como tampoco está Narcís Serra, alias “El Pianista”, famoso e inútil exministro de defensa, expresidente de CaixaBanc con un agujero en doble en proporción que Bankia, y recordado por haber espiado del Rey abajo a todo pichichi…quizá por esa cintateca maravillosa se explica el hecho de que esté silbando por las Ramblas y no enchironado…
    ¿Dónde está Solbes que mintió a los españoles en marzo de 2008 cuando desde septiembre de 2007 por los indicadores económicos avanzados sabían que nos dábamos el gran lechón? Ah, que tampoco está en la cárcel, que disfruta del sueldo de una empresa favorecida por su acción de gobierno…los Romanos no pagaban traidores pero los italianos de ahora sí y mucho….
    Y ¿dónde está Elena Salgado cuando vió los brotes verdes de la marihuana zapaterina? …en la Costa Azul francesa con la jet-set.
    ¿Y Zetaparo el jefe de toda la banda? Pues ha salido de sus reuniones masónicas leonesas y se atreve a volver a hablar en público…
    Si me los pillo a todos en un paso de cebra seguro que me fallan los frenos…
    – ¿Las 20 veces?…
    – Las 20, señor Juez, tal como se lo cuento, señoría, se lo juro por el amor de mi familia…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Teranleto says:

    La connivencia entre el poder político y los gestores de sectores estratégicos de la economía se nos revela como un auténtico desastre con el paso del tiempo, y lo que es peor, al final, su saneamiento lo tenemos que pagar de nuestro bolsillo. Una muestra evidente de la galopante corrupción política. Basten muy pocos ejemplos: 1. Más de la mitad del sistema financiero recibiendo ingentes inyecciones monetarias para no quebrar, y la otra mitad comprando liquidez a espuertas del BCE para poder hacer frente a sus obligaciones y para financiar el gasto público. Y quién se sentaba en sus consejos de administración… ¿Y los responsables?. 2. La buenista política urbanística de la protección oficial y no oficial, todo por el bien del ciudadano, que ha concluido con un sector destrozado, desempleado y sin futuro y, cómo no, los ciudadanos saneando las deudas de promotores y constructores con el sistema financiero mediante el aclamado “banco malo”. Otra cueva de corrupción al por mayor. ¿Y los responsables?. 3. Una política energética muy verde, muy poco eficiente, pero que tenemos que pagar a precio de oro con cargo a un déficit de tarifa que aumenta y aumenta, y que ya es un agujero sin fondo. Y, mientras tanto, unos se han puesto las botad a cargo de los demás. ¿Y los responsables?. 4. Unas concesiones en autopistas que se han manifestado ruinosas, y ahora se apela de nuevo a un banco malo de autopistas con cargo, cómo no, al bolsillo del ciudadano. 5. Unas inversiones en obra pública cuantiosa y completamente inútil: aeropuertos fantasma, etc. ¿Y los responsables?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. spurgus says:

    .. y la gente votando partidos que han cocinado este engendro durante unos decenios… tenemos que asumir que es hora de arremangarse, echar al piloto y comenzar a achicar agua y sacar el barco por nuestros propios medios…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. zumalacarregui says:

    “El trabajo muestra también que la política monetaria de bajos tipos de interés en la eurozona durante los años previos a la crisis desencadenó un desequilibrio en los países del sur de Europa, al tener tipos mucho más bajos de lo que hubiera sido adecuado para sus economías, lo que disparó el apetito por el riesgo en ellos y descontroló el crecimiento del crédito.”

    Cuando los austríacos tienen razón, la tienen, sin que estar de acuerdo en algo, por importante que eso sea, te obligue no se sabe muy bien por qué a comprar toda el sistema ideológico cerrado, empaquetado y con lacito. Parece que no viene a cuento, lo sé, pero lo digo por carlohayekianos y tradiciomisesianos. Lo que en Biología y Genética se llama “quimeras”.

    Lo mejor de que se llame la atención sobre ello es que a diferencia de las chorradas del famoso señor Jürgen Donges, esto no es un montón de moralina barata, llena de soberbia y arrogancia, que no explica en realidad absolutamente nada.

    Jürgenito es de esos que le dicen a alguien que por edad, casamiento o deseos de tener familia *tenía* que comprar una casa entre 2000 y 2008 y que, fiándose de las falsas señales enviadas por la economía sometida a la expansión monetaria, se atrevió con los precios especulativos de la época que le tocó vivir, que “¡estaba viviendo por encima de sus posibilidades, hombre!”.

    Economía luterano-puritana, vamos a llamarla. La que no explica nada. Moralina vacía, seca, a-científica. Como que alguien que tuviera, pongamos, treinta y dos años en 2007, tenía muchas más opciones. Quizás para vivir “dentro de sus posibilidades” debería haber cogido a la parienta y llevársela a una chabola, sólo por si acaso. (Nota: no es en absoluto mi caso, gracias a Dios no es biográfico).

    Las burbujas monetarias lanzan falsas señales a la sociedad entera. Y consumidores, compradores, ahorradores, empresas, etcétera, toman malas decisiones engañados por la situación.

    Sin duda a Herr Jürgen aquella política monetaria decretada por el engrendro eurócrata no le parecía mal. Qué raro: una política monetaria al servicio de Alemania en un Imperio Eurócrata dominado por Alemania.

    Lo que nos lleva a otra “rareza” (ironía): un informe que, presentado ante el Politburó Antieuropeo, reclama más unificación antieuropea. Menos libertad de maniobra. Más sujeción a la UERRS. Más sometimiento a Berlín. Más tiranía. Más de lo mismo que nos ha traído aquí. Más eurocracia. Más Imperio. Más servidumbre. Menos Europa y menos europeos, y más apparatchiks, más “neoeuropeos” y más eurócratas. Qué raro, ¿verdad?

    Quién lo hubiera imaginado.

    “Y eso sí, de cara al futuro es muy importante que un banco pueda quebrar sin arrastrar a los depositantes, pero dejando en cambio que todas las pérdidas recaigan implacablemente sobre los accionistas del banco y sus acreedores. Pero eso no es más Europa, eso es más capitalismo.”

    Completamente de acuerdo pero… NO, eso no es “capitalismo”. El capitalismo real, el único, son sus variantes históricas. Jamás, nunca, en ningún momento, han dejado de avanzar EN PARALELO el ascenso del Levitán moderno y el capitalismo real. Uno y otro se alimentan mutuamente, como demuestra indudablemente el registro histórico.

    En Suiza en algún momento, parcialmente en EEUU antes de la Guerra de Secesión y la consolidación, y en un par de sitios más, ha habido ejemplos muy imperfectos que insinuaban lo que el articulista desearía que fuese “el capitalismo”. Pero en realidad, en todas partes y lugares, los capitalismos reales se han caracterizado, siempre, por una colusión obscena, de ésta o aquella manera, entre el poder estatal que define las reglas, y los plutócratas empotrados en las redes del poder. Muy especialmente el monstruo bancario.

    Los capitalismos históricos, de carne y hueso, han sido “Leviatán Plus Mammon” siempre. Como un matrimonio con peleas, pero matrimonio al fin y al cabo. Desde el siglo XVI hasta hoy. Lo demás son fantasías de izquierdistas decimonónicos y sus herederos extremistas, esto es: libegggales y “libertarians”.

    Y por eso se los salva. Y por eso paga el resto. Esto es el capitalismo. Lo demás son deseos y proyectos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 18 de diciembre de 2007