Ni homofobia ni ETAfobia

Redacción 27 junio 2013 Noticias
Imagen de Ni homofobia ni ETAfobia

Hoy 27 de junio se celebra el Día de Recuerdo y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. Con este motivo, el Parlamento de Navarra ha instalado en su atrio los tres paneles de la exposición “40 días rojos. Asesinatos de ETA en Navarra. Tres décadas de terrorismo en imágenes”, organizada por la Fundación Tomás Caballero. La foto de la noticia corresponde a estos paneles.

Sin embargo, no todo el mundo se ha adherido al recuerdo y homenaje a las víctimas. El pasado lunes, Nabai y Bildu votaban en contra de una declaración institucional adhiriéndose a este homenaje.

Este es el texto de la declaración que las formaciones nacionalistas se negaron a respaldar:

 “1.- Se adhiere a la conmemoración del Día de Recuerdo y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo, que se celebra cada 27 de junio.

 2.- Invita a la sociedad navarra a que respete y preserve en todo momento la memoria de las víctimas del terrorismo y de sus familias. 

 3.- Conmemore el 27 de junio de 2013 con la lectura de una declaración de apoyo a las víctimas del terrorismo en el pleno de dicha jornada.

 4.- Traslade esta declaración institucional a las asociaciones de víctimas del terrorismo y al Congreso de los Diputados”.

Significativamente, ese mismo día el Parlamento aprobó por unanimidad una declaración mostrando su solidaridad con los integrantes de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Otra declaración de apoyo al pueblo saharaui.

E incluso una tercera declarando a la Comunidad Foral de Navarra territorio libre de homofobia, transfobia, lesbofobia y bifobia.

Si alguien hubiera pretendido poner una bomba lapa en el coche de un homosexual o un saharaui, pero al intentarlo le hubiera explotado su propia bomba, siendo coherente el nacionalismo no hubiera podido apoyar ninguna de las dos anteriores declaraciones. O antes habría que haber equiparado al terrorista fallido y a sus víctimas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (4)
  1. El nazionalismo siempre tiene al menos dos caras. Ahora por la que se ve usa las del Barón Ashler… Si llegaran al poder exterminarán en campos de “re-edukación” a todas estas personas porque así no se contribuye al esfuerzo natalicio de la patria eusquérica. Hay que fabricar nazionalistas, y en las Ikastolas sólo se les da una mano de pintura y retoques. Hasta prohibirán el aborto, bajo pena de perpetua, salvo que algún progenitor, A o B, sea un españolazo, causa no ya eximente sino obligatoria.
    Son tan predecibles que aburren a las ovejas. Hasta a las latxas…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. obabatarra says:

    Esto es lo que se llama “salvemos a las ballenas, pero que les den a las personas”. Ha sido muy de moda en el país vasco, para desgracia de quienes consideramos la historia del terrorismo un horror que pesa en nuestros hombros, a nivel colectivo e individual, y que condicionará nuestro futuro moral. Los que homenajean a asesinos orgullosos se serlo contribuyen a que esta sociedad esté enferma. Lo lamento mucho… pero siempre quedan justos en Sodoma. A ello nos agarraremos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Navarrensis says:

    Estos de Bildu y Naguay se olvidaron incluir que Navarra esté libre de Españafobia, uno más de los olvidos intencionados de la Columbus Alba Bardenensis.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. navarrisimo says:

    Para qué los jóvenes de hoy,sepan quienes fueron los amigos asesinos de Ña Bai y Bildu,deben pasar por los colegios públicos y concertados,el Documental película de ARTETA,1980 los años de plomo.Se que es duro,pero ya le vale al Nazionalismo de ir de cordero,que sepan los chavales que clase de gentuza esta detrás de los aros de las orejas y el flequillo tazón.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 12 de febrero de 2015