Desahucios o casas gratis para todos

Redacción 13 febrero 2013 Noticias
Imagen de Desahucios o casas gratis para todos

El Congreso decidió ayer tramitar la iniciativa legislativa popular que, respaldada por casi un millón y medio de firmas, pretende aprobar la dación en pago retroactiva, la paralización de todos los desahucios y la creación de un parque de vivienda en alquiler social con los pisos vacíos que han quedado en manos de los bancos. La pregunta es si esto significa casas gratis para todos o si el que pague su casa básicamente es tonto. Antes de entrar en el tema de los suicidios tal vez habría que reflexionar fríamente sobre algunos conceptos.

No existe el derecho a que el estado le regale a todo el mundo una vivienda

El artículo 47 de la Constitución consagra el derecho a una vivienda digna. El artículo 32, por su parte, consagra el derecho de los españoles a contraer matrimonio. Evidentemente nadie supone que esto significa que el estado tenga que conseguir una novia (o novio) para todo aquel que quiera casarse. Sin embargo, hay quien interpreta que el estado debe regalar una casa a todo el mundo.

Tiene que haber un equilibrio entre el acreedor y el deudor

Podemos aprobar una ley en virtud de la cual nadie tenga que pagar el dinero prestado que pide para comprar una casa. De esta manera eliminaremos todos los desahucios. Pero también pasará una cosa y es que cuando vayamos a pedir un crédito nadie nos lo dará o nadie aceptará la casa como garantía. Paradójicamente puede que entonces fuera mucho más difícil que ahora conseguir una casa.

El alquiler

Por la misma razón tiene que haber un equilibrio entre el arrendador y el arrendatario. No tiene sentido abogar por el alquiler como alternativa a la compra si quien alquila a otro una vivienda no puede recuperarla en caso de impago.  Porque entonces nadie alquilará una vivienda o sólo lo hará corriendo un grave riesgo y por tanto a precios estratosféricos.

El dinero de los bancos no es de los bancos

Si alguien pide un préstamo para comprar una casa y no lo devuelve, pero se queda la casa, alguien puede pensar que es un problema de los bancos y que se fastidien los bancos. Pero el dinero que el banco presta a la gente para comprar una casa no es del banco, es de los ahorradores que tienen el dinero en el banco. Es decir, que sería un tanto contradictorio que a usted le pareciera bien que la gente pueda no devolver los préstamos sin más, pero luego le pareciera mal que el dinero de su cuenta corriente hubiera desaparecido cuando fuera a sacar dinero al banco.

El rescate de los bancos

Otro argumento frecuente es el de que con el dinero del rescate a los bancos podría haberse rescatado a todos los desahuciados y que cómo se atreven los bancos a pedir cuentas a los demás cuando ellos han tenido que recibir tantas ayudas. Por un lado es un argumento que queda contestado en el punto anterior, pero por otro hay que considerar que lo que se ha rescatado no es a los bancos, sino al dinero que usted tiene en el banco. El rescate a la banca ha servido para que no usted se quede sin el dinero que tiene en el banco cuando vaya a buscarlo.

No hay 400.000 familias en la calle por los desahucios

Las plataformas contra los desahucios utilizan la cifra, extraída de los datos del Consejo General del Poder Judicial, de que en los últimos años se han producido 400.000 desahucios. La cifra sin embargo no es cierta. No al menos en términos de personas que se quedan en la calle. Las cifras matizadas revelan que esos 400.000 desahucios incluyen locales, bajeras, establecimientos comerciales, apartamentos, segundas y terceras viviendas, naves industriales, negocios y hasta trasteros y garajes. Al final, la cifra anual de desahucios cae hasta unos 5.000 de los que el 95% se renegocian o con los afectados. Cabe señalar demás que los desahucios no siempre los ejecuta una caja o un banco sino frecuentemente es un propietario particular contra un arrendatario.

Existen casos dramáticos

Hay que reconocer que efectivamente existen casos dramáticos. Así y todo, dentro de estos casos entre los que habría que incluir los suicidios también habría que separar los que propiamente se deben al desahucio de los que tienen causas más complejas y obedecen a situaciones personales conflictivas al margen del desahucio. Es decir, que existen casos dramáticos pero no son tantos como podrían parecernos. Estos casos dramáticos, sin embargo, por pocos que sean sí es cierto que hay que atenderlos. El límite racional es que a quien no paga no le puede ir mejor que a quien paga.

Hay que ayudar; si no, para que sirve el estado

Una vez expuesto todo lo anterior, queda muy acotada la intervención humanitaria del estado para casos extremos. No obstante, en este intervención para casos extremos seguramente exista un cierto consenso. La dación en pago puede ser un instrumento válido entre otros. Pero atención, las ayudas que pueda ofrecer el estado son paliativas, no curativas. Para abordar el problema de fondo hay que abordar otras reflexiones.

Hipocresía

¿Por qué quienes se oponen a los desahucios, o incluso proponen que las casas sean gratis y que las deudas se puedan pagar a voluntad, en cambio se oponen a liberalizar el suelo, por ejemplo? La administración pública es la mayor especuladora de suelo. Si tanto preocupa que haya personas que no pueden pagar una vivienda, ¿por qué se oponen a que la gente pueda comprar y vender suelo libremente y construirse una casa de madera a bajo precio? Si tanto nos preocupa que haya personas que no puedan pagar la hipoteca, ¿por qué tanta oposición a que se implanten en España los mismos minijobs que en Alemania para trabajar a media jornada? ¿Queremos que el estado lo pague todo pero al mismo tiempo no trabajar para pagar al estado? Por si alguien no lo ha notado el dinero no cae del cielo, ni el público ni el privado. Y luego a lo mejor también tenemos que empezar a elegir entre ayudar a los desahuciados y tener un defensor del pueblo autonómico, un consejo asesor autonómico, un instituto de la juventud, una estación pública de esquí, un circuito de velocidad, un senado lleno de traductores, un canal público de televisión, una energía de progreso súper-cara.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (16)
  1. paulo says:

    Esta sra. pretendeparecerse a Juana de Arco. jajajajaja, no la queda ni nada. Es loable lo que hace, pero ni con ese vocabulario y de esas maneras. Ella lo tiene todo salvado… y de que manera, asi yo tambien me pongo chulito.
    Me parece que hasta paraesto, no tiene que perder ni las FORMAS NI LA EDUCACION…. Y MUCHO MENOS EL ASEO PERSONAL. TENDREMOS A OTRA WILLY TOLEDO COMIENDO EL PAN DE LOS DEMAS?
    REFLEXIONEN

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que es una buena idea que el Parlamento de Navarra tenga que aprobar las declaraciones por unanimidad?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de diciembre de 2007