Recapitulando 2012: lo que hay que reinventar es el socialismo

Redacción 11 enero 2013 Noticias
Imagen de Recapitulando 2012: lo que hay que reinventar es el socialismo

El estado, a través de sus diversos entes y organismos centrales, locales y autonómicos, nos quita la mitad de lo que ganamos. En realidad es un poco más maquiavélico y a veces, en vez de quitarnos algo más de nuestro sueldo, lo que hace es no llegar a dárnoslo para que no seamos conscientes de que nos lo quita, como el caso de lo que la empresa tiene que pagar a la Seguridad Social en nuestro lugar y que es una parte de nuestro sueldo que nunca llegamos a ver. Si cualquier mileurista de toma la molestia de calcular los impuestos que paga, se encontrará con que entre cotizaciones, irpf, iva, etc, paga un 47,4% de su sueldo al estado. Nos quedamos con el dato.

sueldo

Un segundo elemento a tener en cuenta en este análisis es que, a lo largo de los últimos años, el número de cajas de ahorro ha pasado de 45 a 9. Es un dato que a casi todo el mundo le suena porque nuestros políticos, frecuentemente, lo esgrimen para excusarse como  diciendo que gestionar mal las cajas y llevarlas a la quiebra es lo normal. Con todo hay algo de verdad es en esa afirmación y es que la parte más podrida del sistema financiero es la que estaba bajo supervisión pública, a pesar de lo cual todavía hay quien reclama más banca pública. Tal vez sea porque en España (el progresismo impone su lenguaje) continuamente hablamos del rescate de la banca cuando aquí lo que se ha rescatado han sido básicamente las cajas.

El tercer elemento de reflexión sería el hecho de que vivimos en un estado quebrado desde el mes de mayo del año 2010. Desde aquella fecha quien nos presta el dinero para poder seguir gastando más de lo que ingresamos no es el mercado sino el Banco Central Europeo a un interés que tampoco sería el interés del mercado. No obstante, desde entonces la precariedad del estado es una losa que pesa sobre la economía, el crédito y el empleo porque dificulta la financiación, retrasa los pagos que el sector público debe al privado e implica (porque se ha apostado por ese camino) salvajes subidas de impuestos como las que estamos padeciendo.

Tenemos por tanto impuestos salvajes que se llevan la mitad de nuestros ingresos, banca pública colapsada que tenemos que rescatar, un estado quebrado tanto desde el punto de vista político (véase lo que sucede en Cataluña) como desde el punto de vista económico y tres millones de funcionarios protestando contra los ajustes a pesar de disfrutar de condiciones económicas y laborales muy superiores a las del sector privado que les paga los sueldos. Añadamos que el elemento más básico de la economía, el precio del dinero, lo marcan los bancos centrales es decir los políticos. Todo ello sin olvidar que la responsabilidad de la burbuja del ladrillo es culpa de lo anterior y de que la decisión de dónde se edifica y dónde no es una decisión en manos de los políticos que limita la oferta de suelo. ¿Seguro que con estos antecedentes estamos viviendo realmente en un modelo capitalista? A partir de todo esto la gran pregunta, porque ya no podemos pagarlo, es si lo que hay que reinventar no es el estatalismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (2)
  1. El Keynesianismo realmente murió en 1973, desde entonces lo que intentan es que no huela mucho. A finales de los 80 y en los 90 los suecos enterraron el “modelo sueco” porque ya no daba para más, y todos los países escandinavos hicieron reformas para asegurar su supevivencia económica. En Alaemania, obligados por la absorción de la RDA comunista pospusieron su reforma hasta el s XXI, entrando en crisis de la que salieron con gran dificultad, haciendo las reformas que hoy exigen a sus socios europeos.
    Y Rubalcaba, Valenciano, Bob Jiménez y el eterno representante de la familia Moscoso, siguen sin enterarse de que el Muro de Berlín ha caído y que lo que les cae no es chirimiri sino cascotes…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. licor1043 says:

    Pero ¿quién ha hecho este análisis?. Una nómina de 1000 euros netos en doce pagas son aproximadamente unos 18 000 brutos y a eso le supone según las tablas de IRPF un 10,20% de retención para una persona soltera sin hijos. Así que de 24% de IRPF nada. Aparte de descontar después el mínimo vital de 3000 euros mas la deducción de 1200 euros por rendimientos del trabajo por cuenta ajena. Con lo cual y a ojo esa persona se está llevando su sueldo bruto a mas del 90 por ciento. Otra cosa es la cuota de SS de la Empresa que tampoco la habéis calculado bien.

    En resumen que para publicar artículos primero un poquito de rigor, si no vuestras conclusiones son ridículas.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 17 de junio de 2020