La realidad de la política

Andrés Valencia Ciordia 13 diciembre 2012 Cartas al director / Agenda

.

.

A comienzos de esta semana recibíamos la noticia de la dimisión de todos sus cargos políticos del  que fue miembro relevante del gobierno de Navarra, como consejero de Sanidad, hace unos pocos años,  y presidente del PP de Navarra hace bastante menos tiempo.

Para los que somos ciudadanos de a pie, lo que cuentan los medios de comunicación, nos resulta bochornoso y lamentable y nos muestra, una vez más, la talla de la mayoría de nuestra clase política. Se sacarán todas las excusas posibles, habidas y por haber; incluso, para nuestro asombro se llegara a quitar la denuncia interpuesta, pero espero que nos engañaran una vez más y nos harán creer  lo increible, porque la realidad solo es una, que la clase política que tenemos es capaz de utilizar todos los medios, legales o no,  para justificar unos fines.

En este caso parece que se pretendía obtener información sobre un estamento el bancario, Caja Navarra, perdón  ahora CaixaBank, con el único fin de hacer daño, eso es lo que entre líneas leemos en los medios de comunicación. La actitud de la persona afectada, como ejemplo de toda la clase política, el ahora ya ex diputado señor Cervera, despedido por cierto muy fríamente, por el que hasta ahora era su partido, el Partido popular, no debe sorprendernos a nadie. En el Congreso refundacional del Partido Popular de Navarra, se emplearon todo tipo de artimañas, mentiras y tácticas barriobajeras, para que fuese nombrado presidente del Partido Popular de Navarra. No convenía que otra persona, que había manifestado su intención de presentarse a la elección, la preferida de las bases, como era el caso de Dñª Nieves Ciprés Aznar, que “no comulgaba con las ruedas de molino” que quería imponer el señor Rajoy, como así, el mismo, había conseguido en el famoso congreso de Valencia, llegara a ocupar cargos de responsabilidad. Como dijo en su momento, un alto cargo de este partido venido aquí a Navarra a “tutelar él proceso”, delante de afiliados del PP que le mostraban ya sus dudas sobre lo que estaba sucediendo en Navarra, “el que se mueve no sale en la foto”. A los meses, aquellos que siguieron “protestando” fueron expulsados del partido popular.

Es muy largo de contar todo lo sucedido entonces. Sirvan estas líneas para manifestar mi más profundo descredito ante la mayor parte de la clase política, y termino  diciendo que EL TIEMPO PONE A CADA UNO EN SU SITIO.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 15 de enero de 2007