Algunas reflexiones políticamente incorrectas sobre el matrimonio homosexual

Redacción 7 noviembre 2012 Noticias
Imagen de Algunas reflexiones políticamente incorrectas sobre el matrimonio homosexual

Según el Diccionario de la RAE, la palabra matrimonio proviene del latín  matrimonium y es la “unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales”. Aunque la última revisión del Diccionario también contempla bajo la misma definición “en determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo”, Arturo Pérez-Reverte, en su calidad de académico, explicaba en su día que el gobierno de Zapatero consultó a la Real Academia de la Lengua sobre el término “matrimonio” para denominar como tal al llamado matrimonio homosexual. La RAE en aquel momento respondió con un dictamen determinando que “matrimonio exige etimológicamente una madre”, por lo que el término no resultaba apropiado. Según las propias palabras de Pérez-Reverte, como el resultado “no coincidía con las necesidades tácticas del Gobierno, éste se pasó el dictamen por el forro. Y lo llamó también matrimonio”. Al final la dictadura de lo políticamente correcto se ha impuesto en la ley, en los tribunales y hasta en la propia RAE, lo que sin embargo no cambia básicamente los hechos.

– Que etimológicamente la palabra matrimonio sólo tiene sentido en relación a una madre

– Que la especie humana se divide en machos y hembras que se atraen mutuamente y se reproducen sexualmente, lo que constituye el funcionamiento normal de la especie, cosa que por más que evidente no viene mal recordarlo de vez en cuando

– Que las cosas son lo que son, aunque una ley pueda decir otra cosa

– Que la homosexualidad es una expresión sexual normal en el mismo sentido en que tendría que serlo entonces también la esterilidad y por parecidos motivos

– Que la definición de lo que es normal o lo que es enfermedad responde a veces a límites muy subjetivos y sometidos a todo tipo de influencias y presiones de lo que en cada momento constituye lo políticamente correcto, como lo demuestra el hecho de que la homosexualidad no sea considerada enfermedad últimamente pero en cambio sí lo siga siendo la transexualidad.

– Que si cualquier cosa puede ser matrimonio, nada es matrimonio

– Que si el matrimonio no es la unión de un hombre y una mujer ya tampoco hay motivos para cerrar la puerta a la poligamia, por poner un ejemplo

– Que si usamos la misma palabra para denominar cosas distintas la consecuencia será lo que está pasando: que ahora distinguimos entre “matrimonio gay” y matrimonio

– Que los problemas de orden práctico se podían haber resuelto en derecho sin necesidad alguna de alterar conceptualmente el significado de matrimonio

– Que los magistrados españoles, especialmente los progresistas, no pierden ocasión de hacer alarde de fidelidad a las mayorías parlamentarias que los han nombrado

– Que si mañana el TC determina que la Luna es verde o cuadrada puede no ser muy dañino, pero no es cierto

– Que por lo demás los homosexuales son personas perfectamente respetables como las personas estériles, las miopes o las que no tienen ninguna de estas dos enfermedades, lo que no quiere decir no obstante que la miopía o la esterilidad sean normales

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (19 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (20)
  1. khurutz says:

    Nagusiak, claro que pueden educarse juntos, no hay inconveniente. El problema es cuando se decide que un niño y una niña NO deben educarse juntos y eso se llama segregación planificada.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Sicc says:

    Todos los que percibis un “salario” lo hacéis en sal? Las palabras pueden sufrir variaciones con el paso de los años, sin que eso sea malo para la lengua.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. elena sanz-orrio says:

    Querria puntualizar algunas cosas que se dan por hechas últimamente y que nos estan confundiendo. Creo que se debe de salir al paso pronto.
    1º) La cultura del Antiguo Testamente era judia, no judeo-cristiana.
    1º) La cultura del Nuevo Testamente es cristiana, no judeo-cristiana.
    El cristianismo EN SI contine cultura judia del Antiguo Testamento, sin lo cual no seria cristianismo. De existir aguna cultura judeo-cristiana, seria una mezcla de judaismo y cristianismo. Pero ha habido últimamente interes en que se vulgarice esa redundancia para quitar personalidad y originalidad al cristianismo.
    3º) Sí es necesaria una cierta coerencia entre el significado de los conceptos y la realidad que expresan. Matrimonio (tarea de la madre),exige que en el “exista” una madre o una que puede llegar a serlo, lo mismo que el término Pinacoteca exige que en la sala se exiban pinturas y no puede aplicarse a un local donde no se exiban. Una peluqueria por ejemplo, o una granja avícola.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Paco says:

    Enhorabuena Sicc. Das en el clavo. Hacía tiempo que no visitaba estas páginas y me alegro de que hay varios comentarios muy bien razonados. El vecino de Uxue se ha retratado perfectamente. Ante la falta de argumentos, el esperpento.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. el vecino de Uxue says:

    Paco
    No regrese hombre!
    Vivirá más feliz.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 24 de junio de 2019