El Follonero con Ekaizer y San Pedro

Redacción 25 septiembre 2012 Noticias
Imagen de El Follonero con Ekaizer y San Pedro

Según Ernesto Ekaizer, la burbuja inmobiliaria fue causada “sin duda” por la ley de liberalización del suelo de 1998. Este planteamiento presenta dos objeciones que lo rebaten totalmente, una de carácter teórico y otra de carácter práctico:

– Según Ekaizer, si uno puede edificar en cualquier sitio, salvo prohibición expresa, se produce una especulación salvaje. La lógica y la experiencia, sin embargo, indican todo lo contrario. Los precios suben cuando un bien es escaso. Menos suelo, precio más caro. Liberalizar el suelo por tanto, hubiera abaratado el precio.

– Decimos “hubiera abaratado” porque Ekaizer omite un pequeño detalle que sin duda no desconoce, y es que la Ley del Suelo de 1998 es recurrida por el PSOE ante el Tribunal Constitucional que la paraliza y la declara inconstitucional porque determina que liberalizar el suelo no es una competencia del estado central. No hubo ninguna norma posterior que generalizara la liberalización del suelo. Es decir, que la liberalización del suelo (como bien sabe cualquiera que haya intentado construir una vivienda o comprar o vender un terreno) nunca llegó a aplicarse en España ni a poder ser, por tanto, la causa de la burbuja.

Otra variable importante de la no liberalización del suelo, sobre la que no entró tampoco el programa, es la corrupción. Si para poder construir hace falta un permiso político, el suelo es más escaso y más caro, pero además abre la puerta a que para poder construir haya que pagar una contrapartida al poder político. Estas contrapartidas han tenido muchas variantes. Hablando sólo de las contrapartidas dentro de la ley, han servido por ejemplo para financiar infinitamente a los ayuntamientos.

Las cajas de ahorros, los tipos de interés y el Banco de España

A veces el programa Salvados ofrece datos que permiten llegar a conclusiones exactamente contrarias a las que el programa pretende. Las cajas de ahorros, los tipos de interés o la actuación del Banco de España son algunos ejemplos. Así, el programa nos ofrece datos como que el crédito promotor lo alimentaban fundamentalmente las cajas de ahorros y que los créditos inmobiliarios suponían hasta el 60% del crédito de las cajas. El propio programa reconoce además que el elemento diferencial entre las cajas y bancos, los cuales actuaron más prudentemente, es el control político a que estaban sometidas las cajas de ahorros. Otro tanto se decía en el programa del Banco de España, al preguntarse por qué no actuó contra los excesos de las cajas de ahorros: el Banco de España, cuyo gobernador nombra el gobierno, también está controlado por los políticos. Como decían los clásicos: Quis custodiet ipsos custodes? Y lo mismo podría decirse de los tipos de interés, que determinan la Reserva Federal o el Banco Central Europeo… cuyos gobernadores designan los políticos. Si en la base del fallo del sistema (tipos de interés, cajas de ahorros, bancos centrales) está el control político, ¿cómo se puede pretender que salgamos de la crisis con más interferencia estatal y más poder para los políticos? No se puede pedir menos políticos y a la vez más estado. Los hechos apuntan en una dirección, la editorial del programa parece que por otro.

El Follonero con Ramón Sampedro

Cuando empezaron a desplomarse los ingresos fiscales, allá en el año 2008, necesariamente se planteó la cuestión: ¿recortamos o seguimos manteniendo el nivel de gasto pidiendo prestado? Gobernaba entonces el partido socialista y la respuesta, siguiendo la ortodoxia del manual económico progresista, fue que no sólo había que mantener el gasto sino incluso aumentarlo según el  paradigma keynesiano (recuérdese el Plan E) para estimular el crecimiento. El resultado apenas dos años después fue que no hubo crecimiento y el desajuste de las cuentas públicas había dejado al borde de la quiebra al estado. Tras Salvados, Follonero insistía en su discurso y su periplo de entrevistas le llevaba hasta el domicilio de José Luis Sampedro. Sampedro es uno de los intelectuales de referencia de la izquierda autor del prólogo a la edición española de ¡Indignaos!, el famoso manifiesto de Stéphane Hessel que ha dado nombre al movimiento de los indignados. La cámara se detiene un momento en el portal del entrevistado para dejar constancia de que vive en la Avenida de La República, olvidando acaso que Sampedro desertaba en su juventud del ejército republicano para pasarse al bando nacional, cosa por la que no tenía sentido preguntarle en esta entrevista aunque otros entrevistados, cuando interesa, sí que tienen pasado.En cualquier caso, Sampedro se convertía en uno más de los entrevistados mediante los que, a lo largo de las últimas dos semanas, Follonero intenta convencer a 2,7 millones de españoles de lo malo que son los recortes y, cosa paradójica, de lo mala que es la deuda, al punto de plantearse si no habría que dejar de pagarla. No obstante, en el programa de Follonero parecen sistemáticamente excluidas estos dos interrogantes, por lo demás bastante evidentes:

1 -Si dejas de pagar, te dejan de prestar. La pregunta por tanto es: si te dejan de prestar, ¿cómo tendrías que empezar a vivir al día siguiente?

2- Segunda pregunta: si tan malo es tener que pagar las deudas, ¿por qué la izquierda es tan partidaria de endeudarse? Es más, ¿por qué en 2008 eligió endeudarse? ¿O cómo mantendría ahora el gasto sin endeudarse?

Follonero dedicaba su último programa a tratar de resolver el interrogante de si podía haberse previsto que existía una burbuja inmobiliaria en España. Será porque respecto a si podía haberse previsto que habría que acometer una montaña de recortes para pagar una montaña de deudas no existe ninguna duda. Ahora que la izquierda (incluida buena parte del PP) empieza a ser consciente de las consecuencias que acarrea el endeudamiento, ¿se podrá contar en el futuro con la izquierda para limitar severamente la capacidad de endeudarse del estado?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (3)
  1. Creo que a esas 2 tardes de clases sobre economía de Sevilla a ZParo acudieron unos cuantos izquierdoperiodistas….
    Así nos va.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. el vecino de Uxue says:

    Ernesto Ekaizer es ese chico que escribía en un periódico que mentía hasta en las esquelas ¿Verdad?

    Ese chico que decía que El Mundo había pagado a Suarez Trashorras para que mintiera en su declaración. Ese chico que luego dijo que no, que El Mundo no había pagado a nadie.

    Ese chico que aquel 7J a la vez que se celebraba una cumbre del G8 y estallaban unas bombas en Londres preguntó a Tony Blair: “Soy Ernesto Ekaizer del diario El País. Mi pregunta es si se podría aceptar que algo se hizo mal para que los terroristas cometieran el atentado”.

    Ese chico al que Tony Blair respondió: “Esta gente que mató inocentes son los responsables, los autores de los ataques son los únicos responsables”.

    ¿Y decís que este chico sigue siendo periodista y saliendo en la tele?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. clarete 2011 says:

    Y ese chico argentino, Ekaizer, ¿no aplaudió hasta con las orejas cuando Cristina, la presidenta de Argentina, expropió YPF a Repsol?. Si estoy equivocado, ruego que alguien me lo haga saber.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que es una buena idea que el Parlamento de Navarra tenga que aprobar las declaraciones por unanimidad?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 13 de junio de 2008