El arte de vender arte

Jerónimo Erro 13 febrero 2012 Claves

Ha tenido que llegar la bendita vaca flaca para que el ayuntamiento de Pamplona renuncie a comprar eso que llaman arte. Me apuesto lo que sea a que esa prudente decisión no provoca ninguna manifestación pública de indignación. Aún queda algo de sentido común.

El arte contemporáneo se ha convertido en un  pantano de arenas movedizas a medio camino entre el marketing y la estupidez. Descubrir arte verdadero en medio de ese bazar enloquecido se había puesto muy complicado. Así que la retirada de esa gente que iba a Arco a comprar “con dinero de nadie” no puede traer mas que beneficios a los artistas de verdad. A esos que no tienen tal vez arte para vender el arte que tienen. El cierre del grifo municipal no acabará con toda la morralla pero ayudará a ese loable objetivo.

El ayuntamiento de Pamplona ya no va a comprar. Ahora el colmo de la felicidad sería que se pusiera a vender su pequeña colección de zarrios contemporáneos. Eso si que sería divertido.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que es posible el sorpasso de VOX?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 29 de mayo de 2015