El sector público y la teoría del caballo muerto

Dicen que para los indios el asunto es simple: cuando descubres que estás encima de un caballo muerto, la mejor estrategia es desmontar. La cosa sin embargo resulta mucho más complicada cuando se trata de un ministerio, consejería, o instituto, un Defensor del Pueblo, una cámara legislativa, una televisión autonómica, un circuito de velocidad, un planetario, una delegación del gobierno,  un club deportivo, un museo, un grupo de empresas públicas o una caja de ahorros. Entonces se requieren estrategias más avanzadas:

1-      Comprar un látigo más fuerte

2-      Cambiar de jinete

3-      Amenazar al caballo con matarlo

4-      Nombrar un comité para estudiar el caballo

5-      Organizar visitas a otros países para ver como montan allí a los caballos muertos.

6-      Rebajar los estándares, de modo que los caballos muertos puedan ser incluidos.

7-      Reclasificar los caballos muertos como un tipo singular de caballo vivo

8-      Alquilar contratistas externos para montar el caballo muerto

9-      Unir varios caballos muertos para aumentar la velocidad

10-   Proporcionar financiación adicional y/o entrenamiento para aumentar el rendimiento del caballo muerto.

11-  Hacer un estudio de productividad para ver si jinetes más ligeros mejorarían el rendimiento del caballo muerto.

12-   Declarar que el caballo muerto no tiene que ser alimentado, es más barato, tiene pocos costes indirectos y, en resumen, contribuye mucho más a la economía que otros caballos.

13-   Re-escribir el rendimiento esperado.

14-  Ascender al caballo muerto a un puesto de supervisor para contratar otro caballo.

. . . . . . . . . . . . . . . . Fuente: Anónimo de internet

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (1)
  1. Infante de Ruesta says:

    Lo dicho: suspensión inmediata de los Parlamentos Autonómicos; derogación de las leyes autonómicas réplicas y dúplicas de las estatales; eliminación del Senado; NO OLVIDAR y a la cárcel los siguientes mendrugos: los cursis de los trajes de Valencia, por cursis y alelados; Pepiño “el gasolinero”; Rubalcaba, “el faisanero” (avisador de ETA para que pusieran a salvo el dinero de los chantajes; los despilfarradores y arruinadores de las Cajas; los quebradores de las Autonomías en la ruina; los autores y beneficiarios de los ERES fraudulentos de Andalusía (Griñán y Chaves abriendo comitiva); el Urdangarín y todos aquellos payasos que han utilizado la política para enriquecerse por la brava y arruinar España

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

   Dar de baja