Asociación de Consumidores o bufete con igualas

Carlos Amat Larraz. 28 octubre 2011 Opinión

Estos señores de la asociación de Consumidores Irache reclaman de nuestros estamentos públicos que ayuden y faciliten el traer más
grandes superficies a Navarra –opinión vertida por un responsable de la asociación en programa de radio regional en Agosto. Para que así se hagan la competencia entre ellas y beneficien, con sus hipotéticas bajadas de precios, al consumidor final. ¡Toma Ya!
Por lo visto no se han enterado estos profesionales del consumo de que hay una cosa en España que se llama competencia desleal y otra que se llama cohecho y prevaricación. Y eso de favorecer a alguien en los negocios… Pues, ¿que quiere que le diga? Que suena un poco amoral, cuando menos, y hasta ilegal.

Al margen de esto diré que a este señor no le importa que Navarra sea la comunidad que detenta el record nacional de metros cuadrados de gran superficie comercial por habitante en España. Tampoco le importa mucho lo que pase con el comercio de aquí. O que nuestro centro urbano acabe despoblado. No le importa que los ciudadanos de a pie se queden sin los servicios comerciales, cercanos a sus viviendas, más necesarios. Tampoco le importa mucho el que estas grandes tiendas estrangulen a los productores hasta la inanición. Porque él dice que representa a sus asociados, los consumidores ¡casi nada! Esto de ungirse representante de alguien importante –el consumidor lo es- le da a uno unas alas que no veas.

Estos señores de la llamada “Asociación de consumidores” (para mi simples vendedores de igualas de seguro de abogado –con subvención-) , no se mueven tampoco de su sillón desde hace años. Da la sensación que esto, realmente, es un negocio para la familia responsable y ¿propietaria? Porque díganme, si pueden: ¿Cuando hay elecciones para los cargos directivos o ejecutivos?; ¿Existe algún tipo de vocalias entre los distintos asociados?; ¿Hay algún tipo de representación popular del asociado, en las opiniones vertidas por la familia gestora?; ¿Cuándo cambian los gestores?; ¿Cuándo son las elecciones, entre los asociados, para los cargos ejecutivos de la dicha asociación?; ¿Quién contrata los nuevos cargos?

A mi me da la sensación de que le viene muy bien a ciertos responsables políticos que existan estas “asociaciones de consumidores” con quien contar para lo gordo –que para lo menudo ya nos arreglaremos solitos -. El 18 de Febrero del año 2003 la asociación fue declarada de Utilidad Pública en Navarra y por lo tanto con derecho a subvenciones oficiales. Es bueno que el consumidor tenga
voz; sobre todo si se puede templar y dirigir fácilmente –vía subvención- cuando conviene al gran emporio del poder ¿No creen…?

A estos señores les pasa como a aquellos de la Cámara de Comercio Navarra –también de Utilidad Pública- que viviendo de los comercios de aquí, representaban a todo el mundo, menos a los comercios de Navarra –hoy en vías de extinción ¡Gracias a Dios! Pues fueron estos señores los que después de ver cerrar a todo el entramado comercial de Navarra y de Pamplona sin mover un músculo, ahora braman por ayudar a nuevos comerciantes. Buscando a otros primos –los de antes ya murieron- que les paguen los trajes; las comilonas y los viajes planetarios.

Pero volviendo al asunto del consumo: ¿Y como es posible que cuenten, esta asociación de consumidores, con tantos abonados? –ellos les llaman asociados-. Pues en virtud de la publicidad y promoción gratuita, conseguida entre los estamentos oficiales de Navarra y los medios de comunicación privados, quienes nos los presentan dentro de una presuposición de estamento serio y reconocido; inmerso en labores altruistas y poco menos que filantrópicas. Cosa que no es, para nada, real. También, ayuntamientos que contratan sus servicios permanentes –sin concurso; a dedo.

Gracias a este alo que les rodea se promocionan, continuamente y de manera gratuita, en entrevistas y artículos. Y se les da cita en
numerosos artículos de prensa como si se tratase de un instituto científico oficial o de solidaridad cívica, sin ánimo de lucro.

Así pues, con esta publicidad, acuden todos los días ciudadanos con problemas a asesorarse. Pero resulta que cuando llegan allá, pensando que están en manos del cura de su pueblo, estos señores le sueltan que o se asocia o nada; O se asocia, y pagan la iguala, o nada de nada; Ni una sola indicación. Ni siquiera bondadosa…. ¿Y aun por disimular? …¡Nada! –el negocio es el negocio. Y esto, al final, no deja de ser un gabinete de abogados especialistas en consumo y con igualas.

Esta claro que pueden verter, estos señores de la asociación, sus opiniones ¡Faltaría mas!; Pero solo y de la misma manera que lo hacen multitud de empresas todos los días; sin que por eso se les presuponga más autoridad o reconocimiento social.

Como es el caso de su opinión vertida, en un programa de radio regional, por los responsables de la llamada “Asociación De
Consumidores Irache”, y relatada en el encabezamiento de este articulo, de la cual discrepo rotundamente y que seria objeto de otro
extenso escrito donde podría dar veinticinco razones de por qué no se deben de facilitar mas instalaciones de grandes superficies en
Navarra; tan respetables como puedan ser las de estos señores. Para otro día.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 3 de junio de 2010