El positivismo de la consejera Kutz

Luis González 14 junio 2011 Opinión
.
El diario El País del pasado 18 de marzo informaba del inicio de los trámites administrativos de la clínica abortista privada -promovida por Cannaregio S.L.- para implantarse en Navarra, en la localidad de Ansoáin. El periódico de Madrid afirmaba que la consejera de Salud, María Kutz, había explicado que su departamento tenía tres meses para estudiar la solicitud y, en caso de cumplir con los requisitos, “sin ninguna duda se autorizará”.

Asimismo, se decía que, según el departamento de Salud, es la primera vez que una clínica inicia trámites formales en Navarra. Por eso, el departamento defendía que “no es que el Gobierno no hubiera dado antes la autorización correspondiente, sino que nadie había presentado la documentación necesaria”.
.
Por su parte, José Gurrea, ginecólogo de la clínica Euskalduna de Bilbao y propietario de la empresa Cannaregio SL, decía que desde que había presentado la documentación solo había recibido “apoyo, facilidades y buena educación por parte del departamento de Kutz”. Según Gurrea “pertenece a un Gobierno serio”, que “como no puede ser de otra forma, cumplirá la ley, le guste más o menos”.
.

De estas declaraciones se desprende que la consejera Kutz no tiene otro principio moral que no sea el cumplimiento de la ley. En la línea del más puro positivismo jurídico, no existe para ella ningún valor en sí mismo más allá de la ley promulgada por el poder político. Por el mismo razonamiento, los dirigentes nazis no deberían haber sido juzgados porque lo que ellos perpetraron era legal cuando lo hicieron. ¿Si los asesinatos de ETA fueran legales, habría que admitirlos? Es obvio que lo moral no se reduce a lo legal. Pero tener principios sale muy caro a quien tiene por único fin seguir en el poder. Es lo que tiene el centro derecha en el que algunos han puesto su esperanza. A nadie debería extrañarle.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. Lucia says:

    El razonamiento del articulista es impecable. Lo legal político no siempre coincide con lo legal moral. El asesinato nunca será moral por muy legal que sea. La obligación de cualquier persona de bien es resistir ante la ley injusta. Aunque muchas personas no quieran verlo, UPN ha puesto todas las facilidades al abortorio de Ansoáin, demostrando una vez más su catadura moral. Además, el Gobierno de Navarra ya venía subvencionando a las mujeres que iban a abortar fuera de Navarra. La ideología economicista de UPN ha sido letal para Navarra. Ha socavado la reserva moral de Navarra.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 17 de marzo de 2017