El futuro de Navarra fue manoseado una y otra vez durante la negociación con ETA

Redacción 30 marzo 2011 Noticias
Imagen de El futuro de Navarra fue  manoseado una y otra vez durante la negociación con ETA

 

Sí, de nuevo se confirma que Navarra sí estuvo en venta durante la negociación con ETA. Los Pactos de Loyola en los que ETA, el PSOE y el PNV sellaron las bases para un acuerdo, han sido hechos públicos por tres fuentes distintas, una por cada uno de los implicados. Por una lado las publicó el Gara. Por otro lado todo el Grupo Noticias. Incluso Navarra Confidencial encontró una copia de los acuerdos en la web del líder socialista catalán Mikel Iceta. Negar los hechos a estas alturas, por tanto, resulta casi ridículo por parte del Partido Socialista.

Navarra, moneda de cambio en Loyola

Los citados pactos y el acuerdo de bases alcanzado incluyen las contrapartidas políticas que los socialistas ofrecieron a los terroristas en relación a Navarra, y que incluyen:

–          El reconocimiento de la “identidad nacional del pueblo vasco”, aunque configurada “en el momento actual” en “dos ámbitos administrativos, políticos e institucionales con personalidad propia, Comunidad Autónoma Vasca y Comunidad Foral Navarra, y también los territorios vascos incluidos en el departamento de los Pirineos Atlánticos”.

–          La oficialidad del euskera en toda Navarra y la “normalización lingüística” de esta lengua: “será  reconocido legalmente y utilizado como lengua oficial (al igual que el castellano) en los cuatro territorios de la Comunidad Autónoma Vasca y de la Comunidad Foral Navarra, desarrollándose una política activa y progresiva tendente al objetivo de la total normalización lingüística”.

–          La creación de un órgano común entre Navarra y la CAV similar a un gobierno común, que los socialistas se comprometieron a impulsar: “nos comprometemos a promover la creación de un órgano institucional común para los cuatro territorios comprendidos en dichos ámbitos”, el cual “tendrá las atribuciones ejecutivas y de propuesta legislativa en el marco competencial que se acuerde”.

Todo esto se puede verificar, como decíamos, a través de fuentes batasunas, fuentes nacionalistas e incluso fuentes socialistas. 

La negociación continuó incluso con muertos

Tras el atentado de Barajas, mintiendo a los españoles y permitiendo que dos asesinatos se convirtieran en un elemento más de la negociación. El diálogo continuó a lo largo del 2007 hasta casi coincidir con las elecciones de mayo. Los términos en los que se siguió negociando sobre Navarra, según reflejan las actas intervenidas al etarra “Thierry”, reflejan que Batasuna reclamaba un estatuto común para Navarra y la CAV con derecho a decidir, mientras que el PSOE insistía en el órgano común y el resto de ofrecimientos pactados en Loyola: “Se ha propuesto Estatuto de Autonomía para las cuatro provincias de Navarra y Euskadi con derecho a decidir. Rechazado por el PSOE. Ante la negativa, Batasuna propone que el PSOE se comprometa a reconocer derecho de autodeterminación y un referéndum para que se decida si se quiere Estatuto a cuatro, la reforma de la Constitución y derogar la ley de Partidos. El PSOE dice que no y pone en la mesa el acuerdo de Loyola”. Las últimas reuniones entre el gobierno y ETA tuvieron lugar entre el 18 y el 21 de mayo de 2007. Viene bien recordar hoy por tanto que, mientras descalificaba al Gobierno foral por convocar una manifestación multitudinaria en Pamplona, el PSOE seguía negociando con ETA el futuro de Navarra. 

El plan de Eguiguren

El diario La Gaceta asegura hoy que “el socialista Eguiguren ofreció a ETA unificar el País Vasco y Navarra”, que el presidente de los socialistas vascos presentó a Batasuna “un detallado plan para conseguir en el futuro que el País Vasco y Navarra se unificasen en una misma comunidad”, y que el plan aparece recogido en las actas de Batasuna. La propuesta de Eguiguren, según ya publicó El Mundo, incluía además del órgano institucional común modificar los estatutos de ambas comunidades, de modo que los dos corpus legislativos cedieran competencias acordadas previamente a la institución común de las dos autonomías. Tenía que crearse además una comisión interparlamentaria, compuesta por un número paritario de representantes cedidos por ambos parlamentos autonómicos, con el fin de administrar y gestionar los contenidos estatutarios asumidos. El órgano institucional común habría tenido capacidad ejecutiva y de propuesta legislativa. Todo ello siempre y cuando así lo hubieran decidido los ciudadanos vascos y navarros, aunque el PSOE y el PSN se comprometieron a promoverlo. 

El PSOE acorralado por los hechos

No nos encontramos en una tesitura en la que tengamos que elegir entre creer al gobierno socialista o a ETA. Las mentiras del gobierno socialista, como que rompió el proceso-trampa tras el atentado de Barajas, se encuentran acreditadas. Acreditado asimismo se encuentra el chivatazo a ETA en el bar Faisán para evitar la detención de los recaudadores de la banda. Por lo demás, los contenidos de las negociaciones no sólo los ha filtrado en entorno terrorista a través de medios como Gara, sino que también fueron publicados por los medios afines al PNV como la ETB y el Grupo Noticias. Aún hoy se puede descargar el Pacto de Loyola de la web del líder socialista catalán Mikel Iceta. Hasta el presidente del PNV, Inigo Urkullu, declaró sobre la actuación del PSOE en el proceso-trampa que “a la desesperada, en los primeros meses de gestión del alto el fuego y en los últimos meses de su idilio con Batasuna cruzó una barrera que no debía y quiso negociar con ETA directamente cuestiones políticas que afectan exclusivamente a los partidos políticos”. Ante todo esto el gobierno socialista tiene únicamente un arma para destruir el peso de las evidencias en su contra, que son las actas oficiales de las reuniones depositadas en Suiza. El auto que acaba de publicar el juez Ruz, relativo al “caso faisán”, reclama precisamente al gobierno que le entregue las actas existentes. Siendo el motivo por el cual se redacta cualquier acta poder esclarecer lo que se dijo, la negativa del gobierno socialista a exhibir esas actas y colaborar activamente con la justicia se convierte en una prueba más que actúa en su contra. Los dirigentes socialistas van a tener que dar muchas explicaciones en los próximos tiempos a nivel político, y no se puede descartar que también a nivel jurídico. Una explicación particularmente extensa se la deben los socialistas a Navarra. 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (18)
  1. jpracon says:

    Lo que está claro, es que al final la verdad acaba sabiéndose, y que se han aburrido de mentir. Menudo papelón para Roberto Jiménez.
    Un saludo

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. elena sanz-orrio says:

    Pues como dije en mi primer comentario y como dice Fraskukulin, si quiereen union, que se unan ellos.
    Así fué historicamente y es lo único que tiene sentido.
    Los requetés, al entrar en guipuzcoa el 37 escribieron; “sigue Navarra2….¡pues eso!
    Elena

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. elena sanz-orrio says:

    Pues como dije en mi primer comentario y como dice Fraskulin, si quieren unión, que se unan ellos.
    Así fue historicamente y es lo único que tiene sentido.
    Los requetés, al entrar en Guipuzcoa el 37 escribieron en la muga: “sigue Navarra”….¡pues eso!
    Elena

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de enero de 2012