La conciliación y la igualdad

Jerónimo Erro 28 marzo 2011 Claves

¡Pero qué tendrá que ver la conciliación con la igualdad! Ambos son términos de moda, palabras talismán que ocultan toda una serie de caldos de cultivo mentales. La conciliación es el sentido común de toda la vida cuando sugiere poner un poco de orden en las prioridades de cada uno pero incluye en su reformulación burocrática actual un componente de ingeniería social muy rechazable. En cuanto al concepto de igualdad ya sabemos que la ideología de género lo entiende y propaga como la eliminación artificial de las diferencias naturales entre sexos.
Despojadas de toda su parafernalia ideológica la conciliación y la igualdad no tienen absolutamente nada que ver. La conciliación de la vida familiar y laboral es una búsqueda milenaria que ha recibido respuestas más o menos acertadas desde los tiempos de las primeras tribus humanas. La obsesión politizadora actual que imagina soluciones legislativas para los graves problemas familiares es un intento desesperado de poner parches a la chapuza sociológica que ha creado en nuestra sociedad el “modo de vida americano”. Es demasiado descarada la explotación a la que se ven sometidos los abuelos y más cuando se entiende perfectamente que esa es una solución que se agotará en la próxima generación. Por su parte la igualdad tal como la entiende la ideología de género no deja de ser una obsesión voluntarista. Aprovechar los desórdenes familiares y sociales que ha generado el derrumbe de la familia normal para introducir como una falsa solución las recetas igualitaristas es un fraude como una casa. Una bomba de relojería que pagaremos cara en su momento, tal vez cuando ya no estén en el candelero los políticos obsesos o blandos que ahora nos toca soportar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (3)
  1. pilar says:

    Parece que la conciliación no cuaja
    véase:http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_mitad_las_empresas_navarras_preve_implantar_politicas_conciliacion.html,

    Pero la conciliación sí divide.
    1 Divide a las mujeres al dejar fuera de la negociación a las que siguen trabajando en casa, siendo éstas consideradas unas “mujeres no trabajadoras e inactivas”… aunque tengan a su cargo las 24h del dia a bebés, ancianos, enfermos… y todo el peso material de la casa.

    2 Divide a hombres y mujeres porque, para algunos, lo ideal es que el Estado se meta en el hogar y haga el reparto de horas de fregona, de biberones etc… como al Estado le parezca mejor.

    3 Divide a las empresas que ya no saben si es o no bueno que el trabajo se “feminice”… que los horarios de presencia en la empresa sean o no necesarios etc etc… ¿Y no es más sencillo reconocer que las familias son libres para organizarse como crean mejor… si les damos prestaciones directas por hijos o ancianos, que son personalmente cuidados en su casa de manera exquisita por ALGUIEN sea femenino o masculino? Y, aunque no es lo más importante, seguro que ahorrariamos mucho dinero y mujeres y hombres unidos podrían responsablemente atender a sus familias, que es lo que estamos todos demandando.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Voto 5, aunque tengo mis dudas acerca de si son achacables a la american way of life los graves problemas familiares que padece nuestra sociedad, cada vez más desarbolada. Más bien creo que no, que para eso nos bastamos solitos, por ideología, esnobismo e inconfesable nesciencia.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. spurgus says:

    Pero Sr Erro: para Ud es ingeniería todo aquello que va contra el estado de las cosas. Bueno o malo. “ingeniería Social”. ¡¡También podrán cambiar algunas cosas!!

    Por otra parte Ud. no quiere ver algo evidente. Quien concilia, comparte tareas que, de otro modo, siempre recaen en una parte: la mujer, quien debe verse librada de una atadura total a los hijos, y poder a su vez llevar a cabo otras actividades que la desarrollen como persona, que no solo es ser-la-madre-de-sus-hijos, aunque los quiera con locura.

    Otra cosa más, y es un guiño entre hombres, no se lo tome a mal: es lo que seguro que me estaría diciendo mi mujer, si leyera esto por encima de mi hombro (como suele, pero no hoy, no se preocupe). …¡Otro como tú… como se ve que es hombre!

    Pues eso… que las mujeres también quieren (siempre quieren) que estemos con ellas, y que nos quedemos con los niños, y que ellas puedan “ser” también ellas, en plena libertad.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que es una buena idea que el Parlamento de Navarra tenga que aprobar las declaraciones por unanimidad?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 3 de noviembre de 2010