Los problemas de Navarra

Jerónimo Erro 8 marzo 2011 Claves

Un martes cualquiera es perfecto para ordenar prioridades en este arranque de milenio. ¿Cuáles son los principales retos a que nos enfrentamos desde el punto de vista político-social en Navarra? ¿La disgregación de UPN? ¿La deslocalización de la Volkswagen? ¿El descenso de Osasuna?

En mi opinión los cinco más gordos son los siguientes:

1º. El problema de los límites de la política: caminamos hacia un estado totalitario, ejecutor de diversas ingenierías sociales, en el que los únicos límites legislativos están en la voluntad del más votado, o sea, del más fuerte, el más rico, el más guapo y el más listo. Algunos pensamos que existen ciertos límites no-negociables: la vida, la familia, la libertad, el bien común… así que al final ¿con la Iglesia hemos topado?… Sí, con la conciencia.

2. El problema cancerígeno nacionalista: esta ideología, enquistada en una parte de la sociedad y del poder, añade a los problemas cotidianos de esta época un plus de conflictividad y anormalidad en la convivencia. Algunos indicios anuncian que en los próximos años sufrirá un declive importante pero mientras tanto dar vueltas y vueltas a las cuestiones identitarias sobre lo vasco, lo navarro, lo español, crea problemas en donde no existen.

3. El problema de las libertades: concretando algo más el problema número uno, la libertad que actualmente está siendo más amenazada es la libertad de los padres para educar a sus hijos según sus convicciones. El totalitarismo suave va a seguir explorando, de forma simultanea, estas dos vías para anular la conciencia personal: reprimir las convicciones y “crear” padres sin convicciones.

4. El problema de la partitocracia: todo el entramado aparentemente democrático oculta los privilegios de una verdadera casta, cada vez más cerrada, cada vez más corrupta, cada vez más dirigista. Atentos a los retoques más o menos cosméticos que se verán obligados a hacer.

5. Y por último, los problemas del futuro: algunos los resumen en la palabra sostenibilidad. O mejor, insostenibilidad, en sus vertientes demográfica, energética, ecológica y ética.  ¡Uf!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. Cascarrabias says:

    Sr. Erro
    No se olvida pero el problema demográfico no es un problema del futuro sino del presente. Todos amontonados en Pamplona, una gran ciudad cada vez más anodina, y el resto desierto, así poco futuro queda a Navarra.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que es una buena idea que el Parlamento de Navarra tenga que aprobar las declaraciones por unanimidad?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 28 de junio de 2013