¿Elegimos de manera totalmente irracional la educación que queremos?

Redacción 9 febrero 2011 Noticias
Imagen de ¿Elegimos de manera totalmente irracional la educación que queremos?

 

Vamos a suponer que usted tiene que elegir un colegio para sus hijos. Puede usted elegir entre un colegio de uno de estos dos modelos: el modelo amarillo y el modelo azul. A continuación le presentamos las principales características de cada modelo en cuanto a coste y resultados académicos.

Resultados académicos

Estos son los resultados del modelo rojo y del modelo azul en el último informe PISA:

 

Lectura

Matemáticas

Ciencias

Amarillo

480

490

493

Azul

525

534

536

 ¿Elegiría usted un colegio del grupo amarillo o del grupo azul?

Coste

A pesar de que los resultados de los colegios azules son superiores a los de los colegios amarillos, el coste por alumno de los colegios azules es sólo el 54% del coste por alumno de los colegios amarillos.

 

Gasto por alumno 2009

Amarillo

6.531 euros

Azul

3.567 euros

Es decir, que usted podría matricular a su hijo en colegio de color azul, su hijo recibiría una educación superior, y además se ahorraría 2.964 euros. 

¿Elegiría usted un colegio del grupo amarillo o del grupo azul?

El hijo del vecino sin recursos

Sería terrible que alguien tuviera que dejar sin educación a sus hijos por falta de recursos. Hay un vecino suyo al que la crisis ha dejado sin trabajo y no puede pagar el colegio de sus hijos. El resto de vecinos, con usted a la cabeza, ha decidido crear un bote para pagarles el colegio. ¿Pero dónde cree que sería más lógico matricular a los chicos? ¿En un colegio azul o en uno amarillo?

De hecho, a estas alturas del supuesto, ¿aún no se pregunta usted por qué alguien querría llevar a sus hijos a los colegios amarillos y por qué todos los colegios amarillos no han quebrado y cerrado sus puertas?

La irracionalidad aparece en escena

Aunque los datos que acabamos de mostrar son exactamente los que se pueden encontrar en el citado Informe del Consejo Escolar del curso pasado, nosotros hemos dividido a los centros escolares en azules y amarillos. El informe del Consejo Escolar, por el contrario, los divide en concertados (azules) y públicos (amarillos). Nos da la impresión de que si llamamos a los colegios de un modelo “azules” o “amarillos”, todo el mundo tendría claro cuál es el modelo mejor y más barato. Si alguien cambia de opinión al enterarse de que los colegios amarillos son los públicos, a lo mejor se confirma el titular de que elegimos irracionalmente la educación que nos conviene.

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. soccjo says:

    Me parece que no queda claro un asunto que convendría aclarar:
    1. ¿Se trata de la diferencia del gasto PÚBLICO en ambos tipos de centros educativos o se incluye también la aportación voluntaria de las familias en los centros azules para cubrir otros gastos…?
    2. También conviene saber que la implicación familiar en el aprendizaje de los hijos es uno de los facotres que más repercute en los resultados académicos. Y en los centros amarillos esta impliación se ve impedida en muchos casos por las circunstancias sociales, culturales, económicas o laborales. Se podría argumentar que el margen de libertad para las familias parece, de entrada, que sea mayor en los azules que en los amarillos, pudiendo esto quedar reflejado positivamente en dicha implicación, pero en general la cuestión de la libertad familiar deja bastante que desear en todos los casos, porque el sistema escolar actual es tan rígido que la posibilidad de introducir modificaciones de manera flexible según las necesidades familiares es prácticamente nula.
    En fin, sería interesante tener en cuenta otros factores en juego para entender las diferencias…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de mayo de 2008