El español más caro del mundo

Jerónimo Erro 2 febrero 2011 Claves

Todo el mundo tiene un precio, dicen. Pero por alto que sea el caché de un saltimbanqui no resulta elegante hablar tal como se habla de compra y de venta de seres humanos aunque sean futbolistas. Si a esto le sumamos la extensión paulatina de motes tipo “CR7” ¿qué clase de modelo humano -inhumano más bien- estamos ofreciendo a la chavalería? La dignidad de cada persona no depende ni de su tamaño, ni de su sueldo, ni de su fama. Un hombre famoso, grande y millonario tiene el mismo derecho a ser tratado con dignidad que otro anónimo, pequeño y en paro. El primero tendrá recursos, es verdad, para abstraerse y hasta para reirse del qué dirán. Podrá hasta pagar a un buen psicólogo que le ayude a arrostrar el trauma. Pero aunque él sea capaz de resistir que la prensa deportiva le mencione literalmente en los mismos términos que a un semental ganadero, hay que tener en cuenta que lo escrito, lo dicho, puede ir calando en otros estamentos sociales, en otros equipos más humildes, y al final, en esa cosa tan frágil, intangible y preciosa que se llama educación.

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 19 de abril de 2010