El espíritu de la Navidad


Estamos ya a las puertas de la Navidad. Los discursos sobre la pobreza de Belén; sobre el cariño y el afecto que provoca un recién nacido algo desvalido; serán comprendidos y hasta provocarán emociones en unos y en otros, irán acompañados por las afirmaciones netas de la Divinidad de Cristo, de que Quien nace verdaderamente es el Hijo de Dios; y nace de María Virgen, por obra y gracia del Espíritu Santo. Éste es el auténtico espíritu de la Navidad y no el de las luces, el comercio y el bebercio.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja